Es noticia
Menú
Los independientes cesados de Indra apuntan a una acción concertada entre SEPI y Amber
  1. Empresas
Cartas explicativas

Los independientes cesados de Indra apuntan a una acción concertada entre SEPI y Amber

Los exconsejeros del grupo denuncian en sus cartas al consejo que su salida estuvo motivada por la intención del Gobierno de asegurarse una mayoría que apoyara sus planes

Foto: Logo de Indra en su sede de Alcobendas (Madrid). (Reuters/Sergio Pérez)
Logo de Indra en su sede de Alcobendas (Madrid). (Reuters/Sergio Pérez)

Los consejeros independientes que fueron destituidos en la junta de accionistas de Indra el pasado jueves consideran que su salida estuvo motivada por un acuerdo entre la SEPI y Amber. Así se desprende de las cartas que han remitido al consejo de la compañía y que han sido comunicadas a la CNMV. En las mismas, los cuatro consejeros destituidos, así como Silvia Iranzo, que presentó su dimisión días después, exponen las razones que, creen, motivaron su caída y dan a entender que esta solo se explica por el deseo de la SEPI de garantizarse "una nueva mayoría en el consejo, al que se incorporen consejeros que no se opongan a sus pretensiones", tal y como ha expresado Alberto Terol, exvicepresidente y ex consejero coordinador del grupo.

"Parece que tres accionistas representantes de aproximadamente el 38% del capital han tomado conjuntamente una serie de decisiones para expulsar del consejo de Indra a cinco consejeros independientes que ejercían su independencia en un momento estratégico para Indra en que se van a plantear decisiones críticas para su futuro", expresa en su misiva Carmen Aquerreta, otra de las consejeras destituidas en la junta.

En las distintas cartas de los consejeros, se insiste en subrayar lo sorprendente de que la petición de dimisión partiera de Amber, un grupo que había adquirido las acciones de Indra pocos días antes de la junta. "Mi cese en la junta fue propuesto por un fondo de Amber Capital, empresa con la cual no he tenido nunca ningún tipo de relación ni contacto, ni con ella ni con sus ejecutivos o dueños, por lo que llama la atención que se atrevan a opinar sobre mi 'idoneidad' como consejero de Indra, a menos que alguien que me haya observado directamente en el consejo se lo haya sugerido", señala Enrique de Leyva Pérez, quien insta a investigar una posible concertación entre el máximo accionista de Prisa y la SEPI.

Foto: Imagen: EC.

También incide en este punto Ana de Pro, quien subraya que desde Amber se dio a entender en la junta que había puesto en conocimiento de otros accionistas sus intenciones. "Si la SEPI sabía con anterioridad las intenciones de Amber, según parece desprenderse de lo declarado por el representante de Amber durante la JGA, a mi parecer, debería haberlo comunicado a sus representantes para que estos a su vez lo hicieran al consejo", apunta, dejando entrever que la ocultación de esa información puede haber supuesto "un potencial abuso de mercado".

Una visión con la que parece coincidir Terol, quien se pregunta, "¿cómo y de quién ha obtenido [Amber] los mensajes que le conducen a una conclusión dirigida a proponer un acuerdo tan drástico como es el cese inmediato de cuatro consejeros concretos y la no renovación del quinto, todos ellos consejeros independientes?", recordando que de los accionistas que respaldaron la petición solo la SEPI estaba presente entonces en el consejo de la compañía. Asumiendo que tanto el ente público como SAPA estaban informados de las intenciones de Amber, añade que "se ha hurtado información importante a dicha junta y al resto de los accionistas para la toma de sus decisiones".

Los cuatro consejeros destituidos defienden en sus misivas su gestión como consejeros independientes de Indra y cuestionan las razones aducidas para expulsarles. En su defensa, alegan que sus actuaciones fueron calificadas de forma muy positiva en la evaluación del consejo realizada el pasado febrero con el asesoramiento de KPMG.

Foto: El presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura. (EFE/J.J. Guillén)

El propio Terol afirma con rotundidad que no existen "motivos justificados para los ceses y no reelección que se han producido" y se muestra sorprendido de que sus actuaciones se calificaran por parte de Amber como propiciadoras de falta de "cohesión y estabilidad". Frente a estos argumentos, el exvicepresidente de Indra defiende que la expulsión de los consejeros independientes "solo puede deberse a la pretensión de SEPI de conformar una nueva mayoría en el consejo, al que se incorporen consejeros que no se opongan a sus pretensiones, contando para ello con el acuerdo del bloque accionarial que ha aprobado dichas propuestas de cese y no renovación".

En la misma línea se expresa Enrique de Leyva, al observar que "es por supuesto posible que los consejeros o accionistas que hayan aconsejado a Amber plantear mi cese lo hayan hecho porque prevean que, ante ciertos cambios que quieran plantear (tal vez las funciones ejecutivas para el presidente) o ciertas decisiones que quieran tomar en el futuro, mi voto no vaya a ser de su agrado y no se vean capaces de doblegarlo. Quizás esta es la única razón de fondo".

Foto: Imagen de la sede de Indra en Madrid. (Indra)

Por su parte, Aquerreta señala que durante su presencia en el consejo de Indra se ha tendido a resolver los debates mediante consensos, incluso, a pesar de que, reconoce, "estos debates relacionados con el gobierno corporativo de Indra han sido difíciles en el último año, precisamente por la dificultad que en mi opinión hemos tenido defendiendo los intereses de la compañía y todos sus accionistas". Por esa razón, cree que su salida está relacionada con dos factores: su defensa de que en Indra hubiera siempre una mayoría de consejeros independientes "realmente independientes con la capacidad crítica y experiencia necesaria para hacer su trabajo" y "mi exigencia de que Indra sea gestionada, en su más alto nivel, por ejecutivos con la capacidad y experiencia suficientes para dicha gestión".

Investigación de la CNMV

Estos comentarios vienen en refuerzo de la teoría de que la salida de estos consejeros, promovida en la junta por Amber Capital, partió de un acuerdo previo entre el máximo accionista de Prisa, SAPA y el organismo público, lo que, de confirmarse, obligaría a la SEPI a lanzar una opa por el 100% del capital de Indra. En este sentido, el presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, insistió este martes en que el regulador de los mercados analizará si pudo haber concertación entre los distintos accionistas que promovieron la destitución y no renovación de los cinco consejeros independientes. "Recibiremos la información adicional que necesitemos y cuando tengamos esa información, podremos formarnos un criterio sobre la situación", señaló tras su participación en unas jornadas en Bilbao, en las que subrayó que no hay plazos establecidos para adoptar un veredicto sobre este asunto.

Foto: El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Juanjo Martín)

En paralelo, un grupo de accionistas minoritarios de Indra ha comunicado su intención de iniciar acciones judiciales en defensa de sus "legítimos intereses" tras la destitución de estos consejeros. Para ello, han acudido al despacho de abogados Cremades & Calvo-Sotelo, que, por su parte, está analizando "las diferentes alternativas judiciales para reclamar daños y perjuicios" ocasionados por estos hechos contra los accionistas minoritarios, según ha informado en un comunicado este martes.

Un grupo de minoritarios planea lanzar acciones judiciales para defender sus intereses

Este despacho de abogados se ha puesto en contacto con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para solicitar una reunión con su presidente, Rodrigo Buenaventura, con el fin de trasladarle su preocupación por cómo han sucedido estos hechos y por el daño patrimonial que, a su juicio, han causado a los accionistas minoritarios.

En la nota consideran "inadmisible" que se produzca en una empresa privada "una injerencia del Gobierno, sin respetar las normas que deben regir el funcionamiento de las compañías cotizadas y de los mercados", lo que está afectando de manera directa a la cotización de la acción.

Los consejeros independientes que fueron destituidos en la junta de accionistas de Indra el pasado jueves consideran que su salida estuvo motivada por un acuerdo entre la SEPI y Amber. Así se desprende de las cartas que han remitido al consejo de la compañía y que han sido comunicadas a la CNMV. En las mismas, los cuatro consejeros destituidos, así como Silvia Iranzo, que presentó su dimisión días después, exponen las razones que, creen, motivaron su caída y dan a entender que esta solo se explica por el deseo de la SEPI de garantizarse "una nueva mayoría en el consejo, al que se incorporen consejeros que no se opongan a sus pretensiones", tal y como ha expresado Alberto Terol, exvicepresidente y ex consejero coordinador del grupo.

SEPI Noticias de Indra Amber Capital
El redactor recomienda