Es noticia
Menú
El 'tour' europeo de Brookfield y los dos años de tregua en Merlin
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

El 'tour' europeo de Brookfield y los dos años de tregua en Merlin

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. 'Ibex Insider' ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: Foto: EC.
Foto: EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Si damos por bueno que "todo lo que sucede conviene", cabe pensar que lo mejor en la socimi Merlin aún está por llegar. La grave crisis de gobernanza vivida a finales del año pasado evidenció la división del consejo respecto al pulso entre el equipo fundador, liderado por su consejero delegado, Ismael Clemente, y el representante del primer accionista, Javier García Carranza, a la sazón presidente y hombre fuerte de Banco Santander (22%). El mercado reaccionó atónito cuando las puñaladas trascendieron. El precio de la acción se fue por debajo de nueve euros, pero desde entonces acumula una revalorización de casi el 20%, aunque lejos de los 13 euros prepandemia.

Por el camino, en solo tres meses, Merlin ha anunciado la venta de dos lotes de activos de su perímetro: 30 supermercados Caprabo a la socimi estadounidense Realty Income y más de 600 sucursales de BBVA al propio banco, del que es socio en la Operación Chamartín. Por ambas transacciones se embolsará más de 2.100 millones de euros. Todo lo vendido era de la cosecha de Clemente en su vida anterior a Merlin, por lo que acumula plusvalías muy destacadas que irán contra el variable del actual equipo gestor, algo imposible en caso de no haber continuado y que se habría atribuido el presidente, que no dispone de funciones ejecutivas, y su nuevo equipo.

Foto: Consejo de administración de Merlin Properties.

Estos extraordinarios satisfarán el apetito de dividendos que tiene Banco Santander, sin retribución en 2020 por el impacto de la pandemia en el negocio de la socimi. Sin estos activos, Merlin todavía seguirá siendo una 'rara avis' dentro del universo de grandes propietarios de inmuebles. Consolidada en los 5.000 millones de capitalización, el grueso de grandes socimis europeas tienen un perfil mucho más especializado: oficinas, centros comerciales, residencial, logística o centros de datos…, pero no una mezcla de toda esta tipología, que tiene diferentes rentabilidades y costes de capital, fruto del 'mix' de fusiones que dieron lugar a la cotizada en un tiempo récord.

La paz se rubricó un mes después, a finales de enero. Clemente salvó los muebles, pero a costa de sacar los colores al mandado de Ana Botín. Ganó ese pulsó, pero la guerra soterrada todavía existe. De hecho, el acuerdo consiste en una tregua de dos años, periodo durante el cual presidente y consejero delegado se han comprometido a respetar los espacios de cada uno y someterse a las reglas de gobernanza por las que se rige el consejo de administración, revisado en algunos aspectos. El ejecutivo extremeño (Valencia de Mombuey, 1970) superó un órdago tras meses de tensión y heridas de guerra por el camino (salida de David Brush), pero nada es ya como antes.

El bando de Clemente todavía sigue descolocado. Por un lado, hay quienes consideran que se ha repuesto para llevar las riendas con fuerzas renovadas, mientras que otros ven cambiado al arrollador 'enfant terrible' del Ibex 35. En las últimas semanas, el caso Merlin ha seguido siendo la comidilla de varios eventos de referencia en el sector inmobiliario (MIPIM), justo ahora que su protagonista principal ha cumplido ya sus dos décadas desde que irrumpió en el mercado de las grandes operaciones con el Hotel Arts de Barcelona, comprado para Deutsche Bank en 2001 y revendido cinco años después en la mayor transacción hasta entonces por un solo inmueble.

El gigante canadiense (700 billones en activos bajo gestión) está de gira por Europa para colocar parte de sus excedentes de tesorería

También forma parte del ruido existente en estas fechas el nombre de Brookfield. El gigante canadiense (700 billones en activos bajo gestión) está de gira por Europa para colocar parte de sus excedentes de tesorería. En solo unas semanas, ha comprado socimis en Irlanda (Hibernia), Bélgica (Befimmo) y Alemania (Alstria) por varios miles de millones sin despeinarse. La compañía dirigida por Bruce Flatt lleva años sonando como candidato para comprar Merlin. Lo hizo en el verano pospandemia, cuando todo era ruina, y vuelve a hacerlo ahora, cuando busca oportunidades por el Viejo Continente, del que España es uno de los principales mercados.

Pocos dudan de que durante la actual tregua Clemente intentará desquitarse. Sabe que hay pretendientes de sobra para tomar la participación del Banco Santander, aunque igual no al precio que vendería Botín (a partir de 13 euros). Sin embargo, para salir por la puerta grande necesita cazar una oferta por todo Merlin y demostrar al mercado, incluido su principal accionista, el valor que él y su equipo han sido capaces de generar para todos los propietarios de la socimi. No sería la primera vez que lo hace, como bien saben los muchos amigos que multiplicaron varias veces su dinero con el Hotel Arts, pero sí la primera en hacerlo siendo un capo del Ibex.

Si damos por bueno que "todo lo que sucede conviene", cabe pensar que lo mejor en la socimi Merlin aún está por llegar. La grave crisis de gobernanza vivida a finales del año pasado evidenció la división del consejo respecto al pulso entre el equipo fundador, liderado por su consejero delegado, Ismael Clemente, y el representante del primer accionista, Javier García Carranza, a la sazón presidente y hombre fuerte de Banco Santander (22%). El mercado reaccionó atónito cuando las puñaladas trascendieron. El precio de la acción se fue por debajo de nueve euros, pero desde entonces acumula una revalorización de casi el 20%, aunque lejos de los 13 euros prepandemia.

Socimi Ismael Clemente Pandemia Caprabo Ana Patricia Botín Ibex 35
El redactor recomienda