La guerra de la banca privada con las sicavs se acelera: 40 cambios de gestora en 2021
  1. Mercados
ANTES DEL CAMBIO EL AÑO QUE VIENE

La guerra de la banca privada con las sicavs se acelera: 40 cambios de gestora en 2021

Las entidades han aumentado la competencia por quitar clientes antes del ‘boom’ en banca privada que se espera con el cambio de régimen de estas sociedades

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La competencia en banca privada para quitar sicavs a los rivales se está acelerando este año, a las puertas del histórico cambio de régimen para estos vehículos, usados mayoritariamente por altos patrimonios. Cerca de medio centenar de estas sociedades ha cambiado de banco en lo que va de año.

El Congreso ya aprobó esta semana la Ley de Lucha contra el Fraude que, además de incluir medidas al respecto, es un cajón de sastre con medidas fiscales. Entre ellas, está el nuevo requisito para las sociedades de inversión de capital variable (sicavs) a través de una enmienda del Grupo Parlamentario Socialista, con la que quiere acabar con los ‘mariachis’.

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (EFE)

Las sicavs son vehículos de inversión que en España se han usado para hacer trajes a medida en banca privada, con carteras en las que se tributa por el beneficio al 1% sin retenciones por dividendos o plusvalías. Para ello, el requisito es tener 100 accionistas. Algo común es que un accionista tenga el 99% del patrimonio y, sin embargo, haya otro centenar aportado por el banco, los famosos ‘mariachis’. Con la nueva norma, se exigirá una inversión mínima de 2.500 euros para contabilizar cada accionista de cara a este requisito, que estará vigilado por Hacienda.

Con ello, se pone fin al régimen histórico de las sicavs, ya que la mayoría no cumplirá esta exigencia. Pero el texto redactado por el Grupo Socialista permite un régimen transitorio en 2022 por el que cerrar una sicav con diferimiento fiscal (sin tributar por los beneficios obtenidos) en caso de que se reinvierta el patrimonio en otras instituciones de inversión colectiva (IIC), como fondos de inversión.

Este punto ha aliviado la presión del sector financiero y, además, apunta a un ‘boom’ de competencia por llevarse clientes de banca privada. Tradicionalmente, a los clientes con sicav se les considera ‘clientes cautivos’, porque cerrar o mover una sicav es un proceso complejo con vertientes jurídicas y fiscales. Por ello, en 2022 el sector espera un incremento de la competencia que, en todo caso, ya ha empezado.

Este año, en 2021, ya está habiendo una aceleración de ‘robos’ de sicavs, pese a que en 2022 será aún más sencillo el proceso para llevarse un cliente, una vez que esté captado y haya disuelto la sociedad. En la primera mitad del año, según datos del Registro Mercantil y de la CNMV, más de cuatro decenas de sicavs han cambiado de banco.

Deutsche Bank se ha llevado varias sicavs de Novo Banco, entidad que luego compró Abanca, tras fichar un equipo de banqueros el año pasado; Bankinter y Santander han pescado en March, Santander también en CaixaBank, pero perdió otra sicav por Bankinter, que también ha quitado una a Mirabaud, entidad que ha cedido la gestión de sus sicavs a Gesiuris; Andbank ha captado sicavs de BBVA, Sabadell y Novo Banco, ha perdido otra por AyG, etc.

Los cambios son multidireccionales, tanto entre entidades españolas como internacionales. Los últimos han sido de Fusopar, que ha pasado de March a CaixaBank, de Caesar Imperator I, que ha cambiado de Sabadell a Andbank, y Maralti Invest, que se ha ido de BBVA a CaixaBank.

El banco que más ha reducido su número de sicavs en lo que va de 2021 es Santander, que tiene 11 menos que en diciembre

Santander sigue siendo el banco con más sicavs, con 417 sociedades que tienen 104.245 accionistas y 4.779 millones bajo gestión. Bankinter tiene 350 sicavs, BBVA 267, CaixaBank 158, tras sumar las 28 de Bankia, Credit Suisse y UBS 140 cada uno, mientras que Sabadell tiene 139. Ya por debajo de 100 están Andbank (98) y Banca March (77).

El banco que más ha reducido su número de sicavs en lo que va de 2021, según datos de la patronal Inverco, es Santander, que tiene 11 menos que en diciembre. Sin embargo, aquí se contabilizan disoluciones y cambio de entidad. En segundo lugar está Andbank, con nueve menos, mientras que en CaixaBank y BBVA el descenso es de seis sociedades, y en March y Sabadell, de cinco.

Foto: Ana Botín y Carlos Torres, presidentes de Santander y BBVA. (EFE)

El año pasado hubo un acelerón de cierre de sicavs antes de conocerse la norma definitiva sobre el cambio de régimen y también antes de que aumentara la presión fiscal en rentas del capital superiores a los 200.000 euros, con el nuevo tipo del 26%. Por otro lado, el año que viene se permitirá la reinversión con diferimiento fiscal. Aun así, este año también hay cierres, y entre diciembre y mayo se han disuelto 96 sociedades, hasta las 2.340. Cifra que ya está lejos del pico alcanzado en 2015, con 3.368. Desde entonces, ha cerrado el 30%.

La nueva Ley Antifraude todavía no está en el BOE. En la última redacción conocida de la enmienda socialista, no se fijaban plazos de permanencia en IIC españolas, como había pedido el sector de cara a evitar una fuga de capitales posteriormente a Luxemburgo. Pero, según los juristas, cualquier restricción al respecto atentaría contra el principio de libre circulación de capitales de la Unión Europea.

Por otro lado, hay entidades españolas moviendo ficha para salvar todas las sicavs que puedan. Una de las opciones es fusionar sociedades, para lo que la banca está a la espera de una respuesta que no llega después de más de un año por parte de la Dirección General de Tributos. También hay bancos aprovechando el hachazo a las sicavs como baza comercial al promocionar las posibilidades de inversiones cruzadas con las que cumplir el nuevo requisito.

La competencia en banca privada para quitar sicavs a los rivales se está acelerando este año, a las puertas del histórico cambio de régimen para estos vehículos, usados mayoritariamente por altos patrimonios. Cerca de medio centenar de estas sociedades ha cambiado de banco en lo que va de año.

Sicav Presión fiscal Banca Banca privada
El redactor recomienda