Esprint de las grandes fortunas para liquidar sicavs antes de la subida de impuestos
  1. Mercados
EN RENTAS DEL CAPITAL

Esprint de las grandes fortunas para liquidar sicavs antes de la subida de impuestos

Los registros oficiales están incorporando un goteo continuo de liquidación de sociedades. Ante la tributación por plusvalías, han evitado el incremento del tipo en rentas del capital

placeholder Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (EFE)
María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (EFE)

“Desde 2004, se lleva con la sensación de un cambio inminente para las sicavs que nunca llega, como el cuento del lobo y las ovejas, pero esta vez es verdad y muchos grandes patrimonios han tenido que correr”, resume un abogado especialista en fiscalidad. El goteo de bajas en los registros oficiales está siendo una constante en los dos últimos meses, ya que muchas sociedades han acordado su liquidación 'in extremis' en 2020 antes de la entrada en vigor de la subida del impuesto a las rentas del capital con los Presupuestos de 2021.

El número de sociedades de inversión de capital variable se situó al cierre del pasado ejercicio en 2.434, tras un descenso de 154 o del 6%, según las cifras de la patronal Inverco, lejos ya de las 3.368 del pico de 2015 (es un 28% menos). Asimismo, hubo reembolsos netos en estos vehículos de 1.238 millones, según datos de Vdos. El patrimonio se redujo en menor medida por el efecto mercado positivo de 318 millones. Aun así, el volumen de activos cayó en 726 millones (6,6%), hasta los 27.914 millones.

Foto: Uno de los leones del Congreso de los Diputados (Efe).

El cierre de sicavs y de reembolsos se aceleró en el cuarto trimestre y especialmente en diciembre, según fuentes jurídicas consultadas. Como va con decalaje, el goteo de bajas se está viendo en las primeras semanas de 2021 en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) y en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Desde la sicav del exfutbolista Álvaro Arbeloa hasta empresarios industriales.

Ante la amenaza sobre el régimen fiscal, en especial por una iniciativa parlamentaria socialista, muchas sociedades han esprintado para darse de baja del registro antes de la entrada en vigor del aumento de las rentas del capital para rendimientos superiores a los 200.000 euros.

Los grandes patrimonios que hayan tenido sicavs con revalorizaciones de la inversión superiores a esta cifra tendrán que pagar un impuesto del 26%

Los grandes patrimonios que hayan tenido sicavs con revalorizaciones de la inversión superiores a esta cifra tendrán que pagar un impuesto del 26% en 2021. Pero si disolvieron la sicav en 2020, entonces es del 23%. Para una ganancia acumulada en 20 años del 100% (rentabilidad anualizada de poco más del 3,5%) sobre un patrimonio invertido inicialmente de 10 millones, esto supone una diferencia en la tributación de 300.000 euros.

Las expectativas de cambio se basan actualmente en una enmienda del Grupo Parlamentario Socialista incorporada al proyecto de Ley de Medidas de Prevención contra el Fraude Fiscal. La enmienda número 189 (para modificar el artículo 29.4 de la ley) consiste en que para aplicar el tipo de gravamen del 1% en el impuesto de sociedades del que disfrutan las instituciones de inversión colectiva (IIC), las sicavs deberán tener al menos 100 accionistas con una participación igual o superior a 2.500 euros. Esto deja fuera a más de la mitad de accionistas que están en estos vehículos, ya que hay una práctica habitual en banca privada por la que se buscan accionistas con los que alcanzar la cifra de 100 (mariachis, en la jerga), pero hay un accionista significativo que cuenta con más del 99% del patrimonio.

Puerta abierta

Sin embargo, la enmienda socialista deja una puerta de salida a las grandes fortunas. “Si se aprueba en los términos actuales, los accionistas de las sicavs tendrán seis meses para reinvertir el dinero en otra u otras IIC (como sicavs que cumplan el requisito de los 100 accionistas con 2.500 euros o fondos de inversión) si quieren neutralidad fiscal y no tributar por las plusvalías”, explica José Luis López-Hermida, responsable de tributación de empresa familiar y cliente privado en KPMG Abogados.

De esta forma, se espera que este año haya más disoluciones de sicavs y salidas de patrimonio hacia otras IIC. Pero quienes tenían dudas o no querían invertir en otras instituciones de inversión colectiva, han tenido prisa por dar de baja la sociedad en 2020. En esencia, las sicavs son IIC que no han calado en el universo de inversores particulares y se han usado como un instrumento de banca privada para la gestión a medida de los grandes patrimonios. La desventaja ha sido su falta de confidencialidad, ya que las inversiones de empresarios como la familia Del Pino o Alicia Koplowitz son públicas. Pero si se van a otras IIC, perderán ese diseño a medida.

Los abogados consultados explican que hay detalles por conocer ante el nuevo régimen fiscal, como el periodo de gracia que tendrán las sociedades para adaptarse. En principio, cuentan con que será a partir del 1 de enero de 2022. “A finales del pasado año, pudimos contemplar cómo se liquidaban decenas de sicavs, fundamentalmente por un esperado cambio de su régimen fiscal, pero también como consecuencia de que para 2021 estaba previsto el incremento de los tipos de gravamen aplicables sobre las rentas a integrar en la base del ahorro del IRPF en tres puntos porcentuales (del 23% al 26%, aplicable a partir de 200.000 euros)”, resume Siro Barro, abogado de Alemany, Escalona & De Fuentes.

Foto: (istock)

El experto recuerda que, para los que aún conservan sus sicavs, la enmienda socialista introduce una disposición transitoria que debería entrar en vigor el 1 de enero de 2022, y que “permitiría liquidar una sicav sin que resultasen gravadas las plusvalías latentes, siempre que, entre otros requisitos, el acuerdo de liquidación se adopte dicho año y el importe obtenido por el socio como consecuencia de la liquidación se reinvierta, mediante transferencia ordenada por la sicav a la entidad depositaria, en la adquisición de acciones o participaciones en otra u otras IIC”, concreta Barro.

El año pasado, BBVA, Banco Santander, UBS y Banca March encabezaron el descenso del número de sicavs gestionadas, en la mayoría de los casos por disoluciones. En 2021, sigue el goteo en los registros por las sociedades que se dieron de baja a finales del pasado año. Por ejemplo, RAM Inversiones, de un empresario valenciano y gestionada por Bankinter, Inversiones Minotauro, heredada por Andbank tras la compra de Degroof España, Famega Investments, de Banco Santander, Delquin Inversiones, de JP Morgan, Dosane Sicav, sociedad del exfutbolista Arbeloa y gestionada por UBS, o Ebesoj Sicav, gestionada por BBVA.

Foto: Uno de los leones del Congreso de los Diputados (Efe).

En este volumen de bajas, también hay ‘robos’. Es decir, cambios de sicav de una entidad a otra aprovechando fichajes de banqueros y la incertidumbre sobre estas sociedades. March ha perdido dos sicavs, We-Ji 2009 (3,1 millones de patrimonio en septiembre, según el último dato en CNMV) hacia Bankinter y Quercus Ilex (46 millones) hacia UBS, mientras que Reboledo Inversiones (4,2 millones) ha cambiado de BBVA a Andbank, y Dinervalor (3,3 millones), de Gesalcalá a Lombard Odier.

En el sector, recuerdan que la norma de los 100 accionistas no es común en todos los países. De hecho, en nuestro entorno, solo se ve también en Portugal. El origen es el reglamento de bolsa de 1987, que se trasladó a las sicavs. En 2015, tanto PSOE como PP, Unidas Podemos y Ciudadanos incluyeron en sus programas electorales un cambio o endurecimiento en el trato de las sicavs. Desde ese momento, se ha dado por hecho su final tal y como se ha conocido a estos vehículos en España.

Sicav CNMV Reembolsos VDOS Fiscalidad
El redactor recomienda