La reducción de las ventajas fiscales ya golpea a los planes de pensiones… Y falta lo peor
  1. Mercados

La reducción de las ventajas fiscales ya golpea a los planes de pensiones… Y falta lo peor

Las aportaciones de los primeros 5 meses caen más de un 30% respecto a 2020

Foto:  La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero  (EFE)
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero (EFE)

Aunque la jubilación preocupa cada vez más a los españoles, uno de los productos destinados a este ahorro de largo plazo vive sus horas más bajas. Desde que en enero entró en vigor la reducción de sus ventajas fiscales, no ha habido ni un sólo mes que los ahorradores hayan metido más dinero en planes de pensiones del que han retirado.

Desde enero, tan sólo se ha aportado a planes de pensiones 932 millones de euros, frente a las prestaciones superiores a los 1.150 millones de euros. En neto, habrían abandonado estos productos más de 200 millones de euros, según la suma de los cinco primeros meses de las estadísticas de Inverco, la asociación del sector.

Foto: José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social y Migraciones. (Efe)

La anomalía entre la necesidad de ahorrar para la jubilación y el desapego hacia uno de los principales productos para este fin se explica por la castración fiscal que aprobó el Gobierno a finales del año pasado. Hasta el 31 de diciembre de 2020 los inversores podían aportar a planes de pensiones individuales hasta 8.000 euros, y así mejorar considerablemente su resultado en la cita anual con Hacienda, pero esta cantidad se rebajó hasta 2.000 euros a partir de 2021.

La justificación: que sólo las rentas más altas aprovechaban realmente el incentivo tributario a estos productos. Algo que negaban desde Inverco, alegando que se trata de uno de los métodos de ahorro más populares y el principal producto de previsión social complementaria, con cerca de 7,5 millones de partícipes.

Caída del 30% en las aportaciones

Si comparamos con las cifras de 2020, se confirma la relevancia del impacto. La suma de las aportaciones de los primeros 5 meses de hace un año fue de casi 1.400 millones, por lo que la caída de 2021 superaría el 30%. Y la foto global no es peor porque los ahorradores que ya tenían planes están retirando menos dinero que en el mismo periodo de 2020.

Los asesores financieros se han visto obligados a ajustar las estrategias de ahorro. “Hemos tenido que reestructurar la cartera patrimonial de algunos clientes para seguir ahorrando esa cantidad que ellos querían destinar a la jubilación”, explica Rubén Santín, de Mapfre Gestión Patrimonial. “Hemos redirigido ese dinero (que ahora se queda sin desgravación) a otros productos para cubrir este objetivo”. ¿A cuáles?

Además de a fondos de inversión, que sí están viendo entradas de dinero en el año en España (cerca de 10.000 millones de euros), también a otros productos con ventajas fiscales específicas, pero mucho menos conocidos que los planes de pensiones: “Alternativas a los planes de pensiones como los Pias, los Sialp, los Unit Linked…”, explica José Manuel Marín, de la asesoría Fortuna. “Tenemos un gran trabajo para explicar a los clientes estos productos y qué hacer ahora”.

Foto: Foto: Pixabay.

De momento, el cambio ha afectado sobre todo a quienes hacían los deberes y ahorraban periódicamente. Es decir, a quienes todos los meses aportaban una cantidad fija a estos productos, para que en el conjunto del año se acercara a los 8.000 euros. Pero lo peor está por llegar desde el punto de vista de flujos.

Hay que tener en cuenta que cerca del 60% de las aportaciones a planes de pensiones se hacían hasta ahora en el último trimestre del año y precisamente para aprovechar la ventaja fiscal con el dinero que las familias habían conseguido ahorrar. Por lo tanto, debería ser a final de año, en comparación con el ejercicio previo, cuando realmente se note la reducción.

Los planes de empleo no convencen

Cuando el Gobierno anunció la pérdida de la reducción fiscal de los planes individuales, comunicó que lo compensaría con otras dos medidas. Por un lado, lanzando un megaplan de empleo público, que todavía no ha visto la luz ni en el sector esperan que lo haga este 2021. Y, por otro, aumentando hasta 10.000 euros la cantidad que se podría aportar a planes de pensiones de empleo. ¿Ha funcionado esta medida?

No. De momento, sólo tenemos los datos de cierre del primer trimestre que no fueron precisamente positivos. A pesar de aumentar el límite, los partícipes sólo aportaron 273 millones de euros, muy por debajo de los 334 millones de euros del año previo. Pero es que además retiraron 350 millones de euros en esos 3 primeros meses. Es decir, unas salidas netas de casi 80 millones de euros en los planes de empleo.

El patrimonio invertido ha aumentado. En el caso de los planes de pensiones individuales, en más de 3.000 millones

No ha sido precisamente una sorpresa para las gestoras de planes de pensiones, que ya comunicaban resignadas que la medida resultaría del todo infructuosa. Sólo las mayores empresas ofrecen planes de empleo a sus trabajadores y sólo los directivos y empleados mejor remunerados se acercaban ya antes al límite anterior de 8.000 euros.

Paradójicamente, el patrimonio en estos productos ha seguido aumentando a lo largo de 2021. En el caso de los planes de pensiones individuales, en más de 3.000 millones de euros desde enero. Pero este incremento se explica exclusivamente por el comportamiento de los mercados financieros, que ha revalorizado el patrimonio ya invertido.

¿Sabes cuánto tendrás de pensión cuando te jubiles?

Planes de pensiones Inverco Inversores