Los grandes fondos sitúan la banca como ganadora del plan de recuperación europeo
  1. Mercados
MEJORES EXPECTATIVAS

Los grandes fondos sitúan la banca como ganadora del plan de recuperación europeo

Las entidades trabajan contrarreloj en llegar a septiembre listas para participar en el despliegue de los fondos. Los inversores miran ahora con mejores ojos al sector

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los inversores institucionales llevan años poniendo la banca en cuarentena, como refleja la destrucción de valor de las entidades en bolsa, que algunas veces se traduce en disminuciones puntuales de los bonus de los banqueros y, a menudo, en grandes recortes de empleo. Sin embargo, el repunte de la inflación y de los tipos de interés, además de los fondos europeos, ha mejorado la perspectiva hacia la banca.

La encuesta mensual de Bank of America entre grandes fondos ha situado en abril la banca como el sector hacia el que tienen mayor sobreponderación por primera vez desde mayo de 2018. En aquel momento, también hubo un repunte de las perspectivas de inflación, aunque rápidamente se truncaron con el castigo bursátil posterior para las entidades, que después encadenaron con el coronavirus en 2020.

Ahora, con los estímulos monetarios manteniendo a flote la economía europea sin colapsar, los 700.000 millones previstos de inversión pública a través de los fondos Next Generation de la Unión Europea suponen un empujón para las expectativas de los inversores. Y sirven para que las previsiones que tienen en torno a los bancos sean ahora mejores que hace unos meses.

Foto: EC.

"Los beneficiarios [de los fondos europeos] obvios son aquellas empresas y sectores que operan tanto en energías verdes, renovables o en transición energética como aquellos que operan en la transición digital. Pero también es probable que los bancos se beneficien indirectamente a través de mejores perspectivas de crecimiento y tasas más altas", opina Kevin Thozet, miembro del comité de inversión de Carmignac.

Los bancos trabajan contrarreloj para estar preparados después del verano. Las entidades ya están creando equipos especializados en conocer las posibilidades que tienen las empresas que son clientes y explicárselas, así como ayudar con la tramitación y, en última instancia, con la operativa.

La Unión Europea ya ha dado algunas pinceladas, incluyendo la figura de intermediarios, que está por definirse, pero a la que se acogerán los bancos. Esta semana, el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, señaló que espera un papel importante para el sector: "Podemos ayudar con nuestra capilaridad. Cobraríamos por el coste que supone este ejercicio más un margen bancario, pero es un elemento secundario, lo importante es que somos los que mejor podemos garantizar la distribución de los fondos, que no va a ser fácil".

Foto: Oficina de CaixaBank en Barcelona. (EFE)

Las entidades evitan hablar en público sobre si recibirán una comisión por su trabajo. Sea como fuere, lo que parece claro es que los fondos beneficiarán a las entidades directa e indirectamente, como apunta Thozet. Directamente, por generar negocio, al poder financiar empresas o colectivos que se vean beneficiados por los fondos europeos, e indirectamente, por la mejoría de la solvencia de sus clientes y las expectativas de crecimiento, ya que sigue siendo un sector bursátil cíclico que sufre cuando hay dudas sobre la economía.

"El secreto de que salga bien la distribución de los fondos europeos es que haya colaboración público-privada. A los bancos les avala el resultado de la distribución de los créditos ICO (más de 100.000 millones)", opina Francisco Uría, socio responsable global de banca de KPMG. "Los bancos pueden ayudar a empresas y grupos de empresas a prepararse para concurrir a los procesos de selección de proyectos con los fondos públicos, y también pueden anticipar estos fondos con financiación, así como colaborar en que se complementen con inversión privada", añade.

"El papel de los bancos al financiar estos proyectos va a ser muy importante", señala en la misma dirección Carlos Ventura, director general de Banco Sabadell. Bajo su cargo, la entidad ha montado un equipo para fondos europeos. El ejecutivo explica que ahora hay apoyo de las entidades a las empresas para pedir ayudas relacionadas con I+D, y que aprovecharán esta experiencia con los fondos europeos. Más allá de los grandes temas como automoción, infraestructuras o 5G, las pymes se podrán beneficiar con ayudas para dar el salto a la venta 'online' e iniciando o acelerando su digitalización.

Sobre el calendario, Ventura indica que la banca trabaja con la premisa de prepararse para conocer los detalles del despliegue de los fondos europeos entre mayo y septiembre y, a partir de entonces, "esto implosionará".

Sectores beneficiados

La clave de esta ayuda es, además, que haya un efecto multiplicador. Es decir, que por cada euro que ponga la Unión Europea haya una inversión final en la economía real mayor, con lo que es "un movimiento multiplicador keynesiano de estilo antiguo destinado a dirigir la proyección de la fuerza a cierta dimensión transformadora de la economía, como la digitalización", defiende Sebastien Galy, responsable de estrategia macro en Nordea AM.

"Por fin los gobiernos parecen haber tomado la batuta del estímulo y uno debería esperar que los gobiernos realmente apunten a que ese efecto multiplicador esté por encima de 1. Este impacto positivo se ve reforzado por el hecho de que el desembolso de fondos depende de alguna manera de las reformas estructurales, lo que aumenta su repercusión económica", arguye Kevin Thozet.

Foto: Pedro Sánchez y Christine Lagarde. (EFE)

Los grandes inversores institucionales coinciden en sus expectativas en que el impacto en la economía se empezará a ver en la segunda mitad de 2021. El FMI ya ha estimado que los multiplicadores asociados al gasto ecológico son entre dos y siete veces mayores que los relacionados con el gasto no ecológico, recuerda Alvise Lennkh, subdirector de Ratings Soberanos de Scope Ratings. Esto es importante, añade, porque "alrededor del 30% de los fondos se destinará a proyectos ecológicos".

Por ello, los gestores se están posicionando. "La innovación será crucial para que Europa pueda hacer la transición hacia una economía digital con bajas emisiones de carbono, de acuerdo con los objetivos del plan de recuperación Next Generation", comenta Paul Griffin, gestor de renta variable de Schroders.

Entre los segmentos más beneficiados, Morgane Delledonne, directora de investigación de Global X ETF, enumera que se acelerarán tecnologías disruptivas como la robótica, la inteligencia artificial, la ciberseguridad o la infraestructura digital. También la digitalización de la atención médica, así como el uso de energías renovables y las tecnologías limpias. En cualquier caso, recuerda que será importante "la alfabetización digital", ya que "según Boston Consulting Group (BCG), dentro de los países desarrollados, el desajuste de habilidades afecta a dos de cada cinco empleados o aproximadamente a 1.300 millones de personas en todo el mundo".

Los inversores institucionales llevan años poniendo la banca en cuarentena, como refleja la destrucción de valor de las entidades en bolsa, que algunas veces se traduce en disminuciones puntuales de los bonus de los banqueros y, a menudo, en grandes recortes de empleo. Sin embargo, el repunte de la inflación y de los tipos de interés, además de los fondos europeos, ha mejorado la perspectiva hacia la banca.

Unión Europea Inversores Inflación Tipos de interés Banca
El redactor recomienda