BBVA reclama más de 50 millones a un exempleado de banca privada por fraude
  1. Mercados
LE IMPUTA TRES DELITOS

BBVA reclama más de 50 millones a un exempleado de banca privada por fraude

La entidad presidida por Carlos Torres demandó a un banquero al que pide la misma cantidad que perdió BBVA al reponer el dinero a sus clientes, que estaban en descubierto

Foto: BBVA reclama más de 50 millones a un exempleado de banca privada por fraude
BBVA reclama más de 50 millones a un exempleado de banca privada por fraude

Mientras el caso Villarejo centra los focos, BBVA ha pasado a la ofensiva contra un exempleado al que acusa de haber generado un agujero de más de 50 millones de euros, cantidad que tuvo que restituir el banco. Las cuentas de tres clientes del servicio de altos patrimonios entraron en descubierto con inversiones que el banco deshizo cuando se enteró. Esta semana, de hecho, hay una vista de testigos, según fuentes conocedoras.

El banquero, J., trabajaba en el equipo de la unidad de altos patrimonios de Madrid, con clientes con más de dos millones de euros disponibles para invertir. BBVA y dos de los tres clientes afectados interpusieron una querella. La entidad le reclama como mínimo la cantidad que tuvo que restituir, que según varias fuentes está entre 50 y 55 millones. Desde BBVA no hay comentarios al respecto. En su momento, admitió a este medio que hubo "un incumplimiento de procedimientos por parte de un empleado" y que fue "una incidencia puntual en la actividad de banca privada".

Foto: Edificio de BBVA en paseo de Recoletos 10 (Madrid). (Wikimedia Commons)

BBVA actuó de forma rápida en este caso. El propio banquero decidió dejar su empleo tras 15 años en el mismo, y el banco le interpuso una querella por tres posibles delitos: falsedad en documentación mercantil, administración desleal y fraude. Asimismo, inició una investigación interna y, tras seis meses, despidió a tres superiores, aunque aseguró a El Confidencial que ni participaron ni tuvieron conocimiento en el quebranto de las cuentas de los clientes. Varias fuentes apuntan a la existencia de un seguro que cubre el daño patrimonial y que exige estos movimientos, punto que negó BBVA en su momento.

La defensa tardó en incorporarse a la demanda, por no llegar la notificación al banquero, y la jueza admitió a finales de 2019 las pruebas de la defensa, que ponen el foco en el argumento de que no había un control interno (‘compliance’) eficaz, que él no tenía por qué conocer que estaban en descubierto, que un ETF es un producto normal y no complejo para la inversión de clientes de banca privada y que el banco conocía la inversión que estaba haciendo. Asimismo, tanto la defensa como la Fiscalía pidieron a la magistrada que declare la causa compleja, lo que podría alargar los plazos.

El asunto se produjo a inicios de 2018, aunque aún colea en la unidad de los más 'vips' dentro de la banca privada de BBVA, que tiene bajo gestión más de 70.000 millones, bajo la dirección general de Jorge Gordo. El descubierto provocó que se percatara un empleado de la oficina en que está uno de estos clientes. A su vez, este trabajador se lo notificó a la unidad de altos patrimonios, en la que en ese momento no estaba J., por estar de baja por un accidente de tráfico.

Foto: BBVA descabeza su unidad para ricos en Madrid por mala praxis de un banquero

Los clientes tenían inversiones que había realizado el banquero en su nombre en un ETF que replica el índice de volatilidad de Chicago (VIX), que a principios de 2018 estaba en mínimos, según fuentes consultadas. La apuesta llevó a sus cuentas a estar en negativo. Es decir, fue una apuesta apalancada sobre su patrimonio.

BBVA decidió deshacer las inversiones con pérdidas y asumirlas frente a los clientes. Menos de un mes después, el 5 de febrero de 2018, Wall Street se desplomó con la mayor caída del Dow Jones desde 2011, mientras que el VIX se disparó hasta máximos también de siete años, con lo que los clientes habrían obtenido rentabilidades positivas importantes si se hubiera mantenido su inversión. O, una vez descubierta la situación, BBVA habría evitado sus pérdidas esperando unas semanas más.

Banca Banca privada Noticias del BBVA
El redactor recomienda