GANAN A LAS BOLSAS

Los fondos de renta fija ganan hasta un 40% en 2019 con los récords de la deuda

Los intereses negativos de la renta fija implican repuntes en precio que, después de años difíciles, disparan la rentabilidad de los fondos de deuda

Foto: (iStock)
(iStock)

Cuando un inversor compra deuda alemana, incorpora a su cartera un título por el que pierde hasta un 0,8% al año en su derecho futuro a recuperar el dinero. Y, sin embargo, en los últimos días se suceden las compras de bonos europeos que llevan sus retornos a mínimos históricos, con el ‘bund’ germano a 10 años en el -0,5% y el de cinco años casi en el -0,8%. Paralelamente, estos movimientos implican aumentos en el precio —por su relación inversa— que están disparando el valor de las carteras de renta fija a niveles sin precedentes.

Los fondos de renta fija están consiguiendo este año, de forma generalizada, rentabilidades de dos dígitos, frente a niveles de inflación que apenas superan el 1%, pese a que tradicionalmente esta inversión estaba destinada a proteger las carteras de volatilidad con la meta de no perder poder adquisitivo, aunque cada vez hay más gestores capaces de generar valor en este activo.

Pero ni siquiera los gestores de renta fija más exitosos habrían aspirado antes de 2019 a retornos del 40% en apenas siete meses, como ocurre con un vehículo registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), mientras que otra decena supera o roza el 20%, según datos de Morningstar.

El producto más destacado es el Serendipity Structured Credit de Solventis, un fondo español de inversión libre —como los ‘hedge funds’— que invierte en bonos corporativos europeos. Con más del 20%, hay vehículos de UBS —bonos asiáticos en dólares—, de Vanguard —deuda pública europea— y H2O —renta fija global—, la gestora de Natixis que tuvo problemas de liquidez en uno de sus fondos.

En la categoría de renta fija a largo plazo en euros, tras el Vanguard 20+ Year Euro Treasury Index Fund, destacan el State Street EMU Government Long Bond Index Fund y el Pimco GIS Euro Long Averae Duration Fund, ambos con un 19%. En la categoría de renta fija europea, el líder es el Threadneedle European Bond Fund, con un 8%, un fondo de bonos corporativos y públicos denominado en libras.

En la sección de deuda pública, únicamente el NB FCP Euro Bond, de la gestora portuguesa GNB International Management, consigue un 13%, gracias a sus apuestas por la deuda italiana y alemana, en contra del consenso de analistas de hace unos meses. También tiene un bono comprado de Grecia con un cupón del 4%, cuando ahora se intercambia con un retorno del 2%. Este desplome de la rentabilidad en el mercado secundario conlleva un repunte del precio que explica estas revalorizaciones.

En las categorías anteriores no hay fondos españoles compitiendo, mientras que en esta, de deuda pública, destaca el CaixaBank Smart Money Renta Fija Gobierno, con un 7%. La cartera combina futuros y fondos de renta fija con bonos españoles o italianos, entre otros.

Si el perímetro es el universo de renta fija pero en euros (renta fija flexible EUR), el fondo ganador en lo que va de 2019 es el Carmignac Portfolio Unconstrained Credit, con un 19%. El vehículo de la gestora francesa tiene bonos de empresas como Ferrari o Netflix en cartera, pero también títulos del Tesoro español.

En este segmento de fondos flexibles, el que sobresale entre los españoles es el B&H Renta Fija de Buy & Hold, con un 7,7%. Entre sus mayores apuestas hay deuda subordinada o CoCos de Ibercaja, Cajamar o Abanca, bonos de empresas como Abertis o Pemex, y de Estados como Grecia o Rumanía.

Por último, dentro de las categorías con renta fija europea, en deuda pública a corto plazo lidera el 'ranking' el Bankia Fondtesoro Largo Plazo Universal, con un 3,7%, gracias a inversiones en deuda emitida por Finlandia, Galicia o el Tesoro español.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios