HORQUILLA DEL 2-2,25%

La Reserva Federal recorta los tipos de interés por primera vez desde 2008

En la rueda de prensa, el presidente del banco central estadounidense reconoció que este es un recorte "para asegurarse" frente a la debilidad económica y que era una bajada "a mitad de ciclo"

Foto: El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. (Reuters)
El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. (Reuters)

La Reserva Federal recortó este miércoles los tipos de interés desde el 2,25-2,5% hasta la horquilla del 2-2,25%, en línea con lo esperado por el mercado. Esta es la primera vez que el banco central estadounidense recorta el precio del dinero desde 2008, cuando lo tuvo que bajar al 0-0,25% para capear los efectos de la crisis financiera.

Según explicó el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) en el comunicado oficial, "esta decisión apoya la visión del Comité de que una expansión sostenida de la actividad económica, condiciones del mercado laboral sólidas e inflación cerca del objetivo del 2% son los resultados más probables, pero las incertidumbres persisten respecto a estas perspectivas".

El FOMC dio como razones "las implicaciones de los desarrollos globales de cara a las perspectivas futuras de la economía, así como las tímidas presiones al alza de la inflación". Además, la Reserva Federal también anunció que pondrá punto final a la reducción de su balance en agosto, en vez de en septiembre, como se había previsto inicialmente.

El mercado estadounidense entró en un torbellino de volatilidad tras el comunicado. Tras pasar la mañana cotizando plano, el S&P 500 viró a la baja tras el anuncio y acabó cerrando con un recorte del 1,0%, al igual que el Dow Jones, que perdió un 1,23%. La renta fija cayó ligeramente en rentabilidad tras las palabras del FOMC, pero finalmente viró al alza tras la rueda de prensa del presidente Jerome Powell: el bono a diez años subió hasta un tipo del 2,052% y el título a tres meses quedó plano en un 2,069%.

No todos los miembros del Consejo estuvieron de acuerdo con la decisión tomada. Mientras Powell, John Williams, Michelle Bowman, Lael Brainard, James Bullard, Richard Clarida, Charles Evans y Randal Quarles votaron 'sí' a bajar tipos a esta horquilla, Esther George y Eric Rosengren votaron que preferían mantener el precio del dinero en la horquilla anterior del 2,15-2,5%.

El 67% del consenso del mercado recogido por Bloomberg prevé ahora que el banco central rebaje los tipos de interés en septiembre hasta el 1,75%-2%, frente al 33% que anticipa que se mantengan en los niveles alcanzados tras la decisión de la Reserva Federal y anticipa tres recortes más en el año. El regulador monetario lleva meses reiterando una actitud más acomodaticia frente a su política, aunque los últimos datos de empleo habían sido recibidos por el mercado como un indicio de que a lo mejor la entidad posponía sus planes.

Bajada a mitad de ciclo

En su discurso de política monetaria, Powell explicó que lo que había llevado al banco central a tomar esta decisión habían sido "un crecimiento global mas débil, la incertidumbre de la política comercial y una inflación contenida". El presidente del regulador monetario aseguró que tanto el empleo, como el crecimiento del PIB y el consumo estaban en óptimos niveles pero que la producción industrial y la inversión de las empresas se habían debilitado.

En la rueda de prensa posterior a la decisión monetaria, los periodistas no ocultaron su confusión. Una de las cuestiones que más se plantearon fue si realmente hay necesidad de bajar los tipos de interés. Michael McKee, de Bloomberg, preguntó cómo es que los tipos de interés pueden estimular a la economía si el presidente afirmó en el discurso que no hay un problema de consumo actualmente. "¿Cómo ayuda la bajada de tipos de interés si el coste de capital no parece ser el problema aquí?" insistió McKee. Powell titubeó, respondiendo que "las pruebas frente a mis ojos es que nuestra política [monetaria] mejorará la confianza, la actividad económica, la confianza empresarial y de los hogares...".

Otro periodista, de CNBC, preguntó si la Fed cree que "estamos ante un nuevo régimen". "¿Es este un recorte para asegurarse que no está basado en datos o estamos viviendo una época en la que nos fijamos más en los titulares sobre la guerra comercial que en los números de empleo o inflación?", interrogó el reportero. "Os he dado tres razones [por las que hemos bajado los tipos] y sí, es una gestión del riesgo y un poco para asegurarse", argumentó Powell, matizando además que sí que creía que hay que prestar atención a la guerra comercial: "Sí que está teniendo un impacto en la economía, en la confianza empresarial y producción industrial [...] el problema del comercio es inusual, no tenemos mucha experiencia respondiendo a tensiones globales de comercio, evolucionan de forma distinta".

Otra periodista también preguntó sobre lo que la decisión del miércoles dice del futuro de la política monetaria, ya que el presidente había insistido varias veces durante la rueda de prensa en que había que ver esta medida como parte de una decisión de apoyo a la economía en un plazo más amplio de tiempo, mirando el conjunto de la política monetaria en el año y no como una sola rebaja del precio del dinero. "Has dicho que esta es una política a medio plazo... ¿Cómo nos lo deberíamos tomar esto, qué mensaje estas queriendo mandar?, cuestionó la reportera. "Con eso me refiero a las otras veces que la Fed ha bajado tipos en medio de un ciclo [monetario] en vez de a principios de un largo ciclo de recortes", respondió Powell, matizando que EEUU no está frente a un largo periodo de recortes.

Más adelante en la rueda de prensa, el presidente del Comité tuvo que volver a matizar sus perspectivas de futuro, asegurando que "no es el comienzo de una larga serie de recortes", y añadiendo, sin embargo que "no he dicho que solo sea uno". "[Lo de una larga serie de recortes] se haría si se viese una debilidad económica real y si pensaramos que el tipo de interés se necesitase recortar mucho y eso no es lo que estamos diciendo", insistió Powell.

Mientras tanto, en Twitter, el presidente Donald Trump quiso dejar claro que no había quedado satisfecho: "Lo que el mercado quería oír de Jay Powell y la Reserva Federal es que esta era el principio de un ciclo largo y agresivo de bajadas de tipos que mantener el ritmo frente a China, la Unión Europea y otros países del mundo", afirmó. "Como de costumbre, Powell nos ha decepcionado, pero por lo menos ha terminado con el ajuste cuantitativo, que no tendría que haber empezado ya desde el principio —no hay inflación. De todas formas estamos ganando, pero definitivamente ¡no estoy recibiendo mucha ayuda de la Reserva Federal!".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios