TESIS EN EL IBERIAN VALUE

¿Invertiría Buffett en un club de fútbol? Claves para una inversión de Champions

El Olympique de Lyon es una de las apuestas del Mapfre Behaviour Fund. Sus gestores creen que el fútbol europeo está infravalorado y que el club galo es el mejor ejemplo de gestión

Foto: Fekir, jugador del Olympique Lyonnais. (Reuters)
Fekir, jugador del Olympique Lyonnais. (Reuters)

“Hace falta ser torpe para no ganar dinero con el fútbol”. La cita es del CEO del Olimpique Lyonnaise Groupe, club de la Ligue 1 francesa que jugó la Champions League hasta caer eliminado contra el FC Barcelona en cuartos de final hace un mes. En contra de lo habitual, es una de las apuestas de un gestor especializado en el ‘value investing’.

Este estilo de inversión es el más popular en España, basado en la herencia de Benjamin Graham y modelizado por Warren Buffett, que consiste en encontrar empresas infravaloradas por el mercado. En este caso, el gestor que apuesta por el club francés es Luis García Álvarez, de Mapfre Asset Management, que gestiona junto a Michael Morosi el Mapfre Behavioral Fund, fondo lanzado por la aseguradora que se centra en construir una cartera basándose en la economía del comportamiento.

García Álvarez participó la semana pasada en la tercera edición del Iberian Value, evento que organizan El Confidencial y Finect. “El fútbol es un negocio extraordinario”, aseguró el gestor, que consideró que tiene un coste bajo y una importancia alta para el consumidor. “Es la compañía con la mayor ventaja competitiva (‘moat’, en la jerga) que tenemos, porque el consumidor cambia antes de mujer o de marido que de equipo”, agregó.

Sin embargo, la imagen del fútbol está estigmatizada gracias a personajes clásicos de la industria futbolera como Jesús Gil o Silvio Berlusconi. Pero ahora hay ejecutivos diferentes, como Álex Aranzábal, presidente del Eibar, ejemplo de gestión para el ‘Financial Times’, o el propio Jean-Michel Aulas, que está al mando del club de Lyon. “El fútbol europeo está infravalorado, pero para que aflore el valor se necesita buena gestión, algo que solo hemos encontrado en el Olympique”, defiende el gestor de Mapfre.

El fútbol europeo está infravalorado, pero para que aflore el valor se necesita buena gestión, algo que solo hemos encontrado en el Olympique

El Olympique Lyonnais capitaliza en torno a 170 millones de euros, y “no es el típico equipo que gasta en jugadores el dinero que entra en caja”, sostiene Luis García Álvarez. “La meta es pagar completamente el estadio y tener un balance extremadamente sólido”, aseguró el CEO del club, porque lo que le gusta al gestor de Mapfre es que prima el accionista frente al interés del aficionado a corto plazo. Los cálculos especializados en valorar la plantilla, por otro lado, estiman entre 420 millones y 520 millones los ingresos potenciales por ventas de jugadores con el equipo actual. Es decir, la plantilla valdría más que el club, lo que da un componente ‘value’ a la inversión.

Por otro lado, la tendencia de los ingresos por derechos publicitarios en Europa es “creciente”. “Los clubes han montado el negocio, por eso se está negociando hacer una liga europea, si llegara a hacerse y es algo por lo que no estamos pagando, ya no hablaríamos de competir con otras ligas europeas sino con la NFL, la NBA, etcétera”, asevera el cogestor del fondo Mapfre Behavioral Fund.

Las cotizaciones a corto plazo de los clubes dependen más de los resultados deportivos que empresariales, como han podido comprobar los accionistas del Manchester United, del Ajax y de la Juventus este miércoles tras sus partidos de semifinales de Champions League. “Esto genera situaciones ridículas, como que clubes como el Olympique, con beneficios todos los años, que generan caja, valgan mucho menos que clubes como el Manchester (3.300 millones) o la Juventus (1.400 millones), que tienen pérdidas todos los años”, añade.

El gestor de Mapfre cree que esta brecha “se corregirá por dos factores: el largo plazo, con nuevos acuerdos de televisión y números; y una segunda circunstancia, las transacciones privadas en clubes europeos, por inversores buscando comprar en el fútbol europeo”. Por ejemplo, recientemente, un grupo chino entró en el capital con un 20% y pagó 100 millones de euros, valorando implícitamente el club en 500 millones, el triple de su capitalización actual.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios