revive el fantasma de la recesión

Apple arrastra a Wall Street a caídas tras el primer profit warning de 'la era iPhone'

La empresa fundada por Steve Jobs, en el podio de las empresas más valiosas de Wall Street, pesa sobre el selectivo tras anunciar que no cumplirá las expectativas de ingresos

Foto: El logo de Apple. (Reuters)
El logo de Apple. (Reuters)

El malestar expresado por sus proveedores a finales del año pasado ya apuntaba a ello pero el miércoles llegó la prueba final: las ventas de Apple se estancan. Tras el 'profit warning' del miércoles por la noche, el valor se dejó un 10% en la sesión bursátil de este jueves (su mayor caída en seis años), en un día en el que los principales índices de Nueva York perdieron un 2,8%.

En un comunicado remitido a los inversores, el CEO de la tecnológica Tim Cook anunció el miércoles que Apple ha revisado sus expectativas de ventas para el primer trimestre fiscal de 2019, el cual terminó el 29 de diciembre: los ingresos serán de alrededor de 84.000 millones de dólares, cerca de un 8% menos de lo esperado en sus anteriores previsiones. Este es el primer 'profit warning' desde 2002 y el único en los más de diez años que Apple lleva comercializando el iPhone.

Entre las razones detrás del mal trimestre, Cook enumera factores ya descontados por la empresa desde principios del año pasado, como las diferencias de fecha en los lanzamientos del iPhone o el impacto en las cuentas de un dólar fortalecido. La empresa también contaba con "ralentización económica en algunos mercados emergentes; sin embargo, esta ha terminado teniendo un mayor impacto de lo esperado", explica el directivo. Cook hace especial mención de China, donde las ventas del iPhone se han visto especialmente resentidas.

"La economía de China empezó a ralentizarse en la segunda mitad de 2018", explica el directivo en el comunicado, poniendo como ejemplo el PIB presentado por el gobierno chino en septiembre, que fue el más bajo en 25 años. "Creemos que el panorama económico en China se ha visto aun más golpeado por las crecientes tensiones comerciales con EEUU —según la creciente incertidumbre lastraba a los mercados financieros, los efectos parecen haber alcanzado a los consumidores también, con el tráfico a nuestras tiendas y nuestros socios en China disminuyendo según avanzaba el trimestre—". Estas declaraciones llegan a apenas una semana de que ambas potencias mundiales reanuden sus negociaciones de política comercial.

En Wall Street, las palabras de Cook parecen haber revivido el fantasma de la recesión que asola a las bolsas neoyorquinas desde finales de año, y los principales índices acumulan en el día unas pérdidas que alcanzan el 2,8%. Y es que, por si fuera poco, los inversores han amanecido con el PMI estadounidense de diciembre en el 54,1% (respecto al 59,3% alcanzado en noviembre) lastrado por unos niveles de demanda y exportaciones que se han visto ralentizados en los últimos meses.

El sector que más cae del día es el de las tecnologías de la información, con gigantes de los semiconductores como Advanced Micro Devices o Skyworks Solutions hundiéndose casi un 7% (algo que ya ha pasado también esta mañana con la europea ASML Holding). También el sector de las industriales cae con fuerza, arrastrado por los recortes de expectativas de Delta Airlines, que ha pesado sobre competidoras como America Airlines (-8%) y Alaska Air Group (5%). Los sectores de materiales y consumo también son de los que más caen del día —de hecho, apenas el sector inmobiliario se salva de la quema en Wall Street—.

Cinco meses tras el billón bursátil

Hace apenas unos meses, Apple se convertía en la primera empresa estadounidense en superar el billón de dólares de capitalización bursátil en bolsa, cotizando constantemente en máximos históricos. ¿Qué ha pasado? Tras el varapalo de la renta variable en octubre, Apple llegó a la baja a la presentación de sus resultados del cuarto trimestre del año fiscal de 2018. Unos resultados que, con todo, no gustaron a los inversores: la cotizada cerró el 1 de noviembre con un retroceso del 6,6% al anunciar unas cuentas que ya reflejaban el estancamiento de las ventas del iPhone y trasladar unas estimaciones de ingresos para la temporada de Navidad menores de las esperadas.

Ya entonces, Bank of America Merrill Lynch rebajó su estimación desde 'comprar' a 'neutral' avisando de que la firma estaba "cada vez más preocupada ante la posibilidad de que no estemos apreciando toda la debilidad en el corto plazo y que probablemente veamos más estimaciones a la baja". Lo mismo hizo Goldman Sachs, que rebajó el precio objetivo dos veces durante ese mes, principalmente por la ralentización de la demanda en China.

Un 'bróker' en la bolsa de Nueva York. (EFE)
Un 'bróker' en la bolsa de Nueva York. (EFE)

"Las tasas de reemplazo (estar sacando productos nuevos) en los mercados saturados tienden a ser extremadamente sensibles a las tendencias de divisas y macro, similar a lo que estamos observando en China y en otros lugares", explicaba la firma en noviembre. El jueves, Goldman volvió a reiterar que "más allá de China, no vemos pruebas contundentes que apunten a un descenso del consumo en 2019, pero avisamos a los inversores de que creemos que las tasas de reemplazo probablemente sean mucho más sensibles al panorama macro ahora que la empresa está alcanzando el tope de penetración del mercado con el iPhone". De hecho, la firma no descarta que Apple tenga que volver a revisar sus perspectivas durante este año fiscal.

Los analistas de Jefferies, a su vez, han rebajado el jueves su recomendación de Apple desde 'comprar' hasta 'mantener'. Según explican en un informe publicado por la firma, "Hacía años que Apple no fallaba en su cumplimiento de expectativas, lo que nos dice que la empresa está entrando en terreno desconocido —nos ponemos al margen y esperamos a que se aclare la situación según crece la incertidumbre en los negocios de 'hardware'—". Jefferies avisa además, que estos resultados ponen en jaque las expectativas de aumentar los precios de Apple y apuntan a que la empresa se pueda encontrar con desafíos similares en otros lugares (según la firma, de hecho, las tensiones comerciales han exaltado el patriotismo de loos chinos, "que puede que hayan percibido la compra de iPhones como anti-China").

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios