crecen las suscripciones en renta fija

¡Cuidado con cantos de sirena! Qué debe saber antes de contratar un garantizado

En los últimos dos meses se han registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores siete nuevos productos por parte de los bancos

Foto: Gestor de fondos
Gestor de fondos

Hay dos características inherentes al español medio: cree que puede conseguir duros a pesetas y sigue confiando ciegamente en el farmacéutico, el cuñado, el cura… y el director de la oficina bancaria. Si a esto se le añade las últimas sacudidas de los mercados y la escasa formación financiera que tiene la sociedad en general, se obtiene un caldo de cultivo perfecto para que los bancos resuciten uno de sus productos favoritos: los fondos garantizados.

Prueba de ello es que en los últimos dos meses se han registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores siete nuevos nombres de los que ninguno pertenece a una gestora independiente. La promesa siempre es la misma: su dinero va a estar seguro, es casi como un depósito, tendrá una renta trimestral, puede ganar hasta un 1,5% TAE a vencimiento… Pero la letra pequeña que no se resalta son las penalizaciones por salir antes de vencimiento, las comisiones de gestión y de deposito y que, aunque el patrimonio inicial esté garantizado, un dinero que no se mueve en tres, cinco o incluso en algunos casos en nueve años, está perdiendo por el simple aumento de la inflación.

Por este motivo, lo primero que debe saber el cliente de una entidad cuando le ponen este producto encima de la mesa es que los fondos garantizados aseguran que en una determinada fecha contarán con la inversión inicial como si ese dinero lo hubieran metido debajo del colchón, pero solo si han mantenido la inversión hasta la fecha de vencimiento. Si han tenido que disponer de ese dinero antes, a la penalización que puede alcanzar hasta el 5%, hay que sumarle la posibilidad de que en ese momento haya podido sufrir pérdidas en el capital inicial.

Algunos de estos garantizados, no obstante, ofrecen ventanas de liquidez en fechas determinadas en las que el partícipe podrá sacar su dinero o parte del mismo sin comisiones de reembolso. Pero en estos casos también está expuesto a las posibles pérdidas sobre el capital inicial.

¿Qué tipos de garantizados hay?

Y como todo fondo, hay dos tipos de garantizados: renta fija, que en la fecha de vencimiento aseguran una rentabilidad fija y predeterminada que figura en el folleto como TAE, en tanto que invierten en bonos; y los de renta variable, que solo aseguran la inversión inicial y que la rentabilidad depende de la maestría de la gestora.

En este sentido, cabe destacar que de los 237 fondos garantizados que hay en el mercado español en estos momentos, solo uno alcanza el 1% de rentabilidad en el año —el Fondespaña Duero Garantizado RF que tiene el 31% invertido en deuda española y el 15% en el ICO— y apenas una veintena ofrece algo de rentabilidad positiva.

En cuanto a la rentabilidad anualizada a tres años, la foto no es mucho mejor. Salvo el Bankinter Bolsa Americana Garantizado, que vence en 2023, que acumula un 4,2%, solo 9 fondos superan el 1% de ganancia y ninguno de ellos pasa del 1,5%, cuando la inflación en 2017 por ejemplo fue del 1,1% y en 2018 ya se sitúa por encima del 2% interanual.

A pesar de ello, las suscripciones de garantizados de renta fija —que son los únicos que aseguran una determinada rentabilidad a priori— han subido con fuerza este año. Tanto es así que, si en diciembre de 2017 estas alcanzaron un total de 379,094, a cierre de septiembre de 2018 estas se situaban ya en 417,658 según los datos de Inverco.

Y siguen saliendo productos nuevos. En septiembre y en octubre se han empezado a comercializar el Abanca Garantizado Rentas Euro, el Bankia Garantizado Rentas Crecientes, Bankinter Índice España 2027 Garantizado, el Kutxabank Garantizado Bolsa, el Laboral Kutxa Renta Fija Garantizado, el Rural 2027 Garantía y el Rural Bolsa 2027 Garantía.

Por todo ello, la propia CNMV da una serie de recomendaciones:

- No aseguran la inversión en todo momento.
- No todos aseguran la obtención de rendimientos.
- Invierta durante el periodo de comercialización y reembolse tras el plazo de vencimiento.
- Suelen cobrar elevadas comisiones por suscripciones y reembolsos fuera del periodo de garantía para restringir la entrada y salida de partícipes.
- Los reembolsos en una ventana de liquidez no se benefician de la garantía sobre el patrimonio.
- Consulte habitualmente el folleto para conocer fechas, periodos, rentabilidades, preavisos…
- Y tenga presente la fecha de vencimiento y revise con atención las comunicaciones de la entidad.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios