y amenaza con más si hay represalias

Guerra total: Trump anuncia nuevos aranceles del 10%... y China contraataca

El presidente de Estados Unidos avisa: en el caso de que China adopte represalias, sumará impuestos sobre productos por un valor total de 267.000 millones de dólares

Foto: El presidente de EEUU, Donald Trump, junto a una bandera de China (Reuters)
El presidente de EEUU, Donald Trump, junto a una bandera de China (Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no está dispuesto a levantar el pie del acelerador en su guerra comercial contra el mundo, especialmente contra China. Esta madrugada ha ordenado que se impongan aranceles del 10% sobre productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares a partir del próximo lunes. Un gravamen que se elevará al 25% desde el 1 de enero, según anunció la Casa Blanca a través de un comunicado.

Y Trump avisaba: en el caso de que China adopte represalias, sumará impuestos sobre otros 267.000 millones de dólares. Eso sí, quedan fuera algunos productos que EEUU no fabrica de manera interna como puedan ser los relojes de Apple, las sillas de coches y los cascos para correr. Pues bien, la respuesta del gigante asiático no se ha hecho esperar y ya ha anunciado que adoptará "contramedidas para salvaguardar sus intereses legítimos" y espera qur EEUU rectifique a tiempo y que se de cuenta de las "dañinas consecuencias" que está teniendo esta postura.

Esta nueva medida ocurre después de que entraran en vigor aranceles sobre 50.000 millones de dólares en productos Chinos el pasado mes de junio, a lo que el país asiático contraatacó con medidas similares. Por eso, en esta ocasión Trump no se ha andado con tonterías: "Si China toma represalias contra nuestros agricultores u otras industrias, inmediatamente iniciaremos la tercera fase, que consiste en aranceles de aproximadamente 267.000 millones (de dólares) en importaciones adicionales", asegura en el comunicado.

Un golpe que llega en en la antesala de una nueva ronda de negociaciones comerciales previstas para la semana que viene, entre el 27 y el 28 de septiembre, en Washington y que ahora es posible que no se lleguen a producir. No en vano, China es probable que cancele la cumbre a la que iba a mandar a su viceprimer ministro Liu He, según publica hoy el diario asiático South China Morning Post refiriéndose a fuentes del ejecutivo.

Un encuentro que estaba condicionado por que EEUU "mostrara buena voluntad", algo que parece descartado al calor de la nueva ofensiva de Trump en su particular guerra comercial. Y es que el presidente considera que el déficit comercial, que cifra en 376.000 millones de dólares anuales, responde a prácticas de comercio desleal por parte de China y defiende que es "inaceptable" y "tiene que equilibrarse".

Así, el pasado mes de julio, Washington publicó un listado de más de 200 folios en el que detallaba los productos afectados por el paquete de aranceles aprobado hoy, entre los que figuran reactores nucleares, señales de tráfico o componentes para trenes.

Semanas de consultas públicas concluyeron, sin embargo, con ciertas exenciones, algunas de ellas en beneficio del gigante tecnológico Apple, que compra a empresas chinas algunos de los componentes de sus aparatos electrónicos

"Con suerte, este problema comercial se resolverá, en último término, por mí y el presidente chino, Xi Jinping, hacia quien tengo un gran respeto y afecto", afirmó en su comunicado de hoy.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios