ola de ventas

La rentabilidad de la deuda de EEUU toca el 3% por primera vez desde 2014

Las ventas de bonos provocan una caída del precio e incremento del retorno hasta el nivel más alto en cuatro años. Las valoraciones de Wall Street se vuelven más exigentes

Foto: Tensión en Wall Street. (Reuters)
Tensión en Wall Street. (Reuters)

Era uno de los hitos que esperaba Wall Street. El bono estadounidense a diez años a tocado la rentabilidad del 3% este martes por primera vez desde principios de 2014. Es decir, las ventas provocan pérdidas a los bonistas y vuelven más exigentes las valoraciones.

La normalización de la política monetaria por parte de la Reserva Federal (Fed) y las expectativas inflacionistas apoyan este movimiento, ya que se produjo a finales del año pasado e inicios de 2018. De hecho, hubo un repunte de la rentabilidad antes del pánico que se desató en el mercado en febrero, con un aumento de la volatilidad y la mayor caída del Dow Jones en seis años.

La Fed está reduciendo el balance, lo que presiona al alza la oferta. Por ahora, la repatriación de beneficios por parte de las multinacionales estadounidenses con la reforma fiscal de Donald Trump no ha sido suficiente para un aumento de la demanda que compense a la oferta en el mercado secundario. Además, el banco central presidido por Jerome Powell prevé tres subidas de tipos en 2018 y llevar los tipos de interés hasta el 3% en 2020.

Aprieta las valoraciones

De esta forma, se extreman las valoraciones de Wall Street, que están cerca de máximos si se mira el PER de Shiller, que compara el beneficio normalizado por acción frente al precio de las acciones. También está cerca del récord alcanzado en el año 2000, antes de la burbuja tecnológica, la ratio entre la capitalización de las cotizadas norteamericanas y el Producto Interior Bruto (PIB).

El precio del bono y la rentabilidad tienen una relación inversa. Es decir, las subidas del retorno implican caídas del precio, con lo que los tenedores de bonos de largo plazo están sufriendo pérdidas, como por ejemplo fondos de deuda a largo plazo o planes de pensiones que invierten parte del patrimonio en este activo.

La ola de ventas se ha producido en mayor medida en el tramo largo de la curva de tipos, con lo que aumenta el diferencial entre la rentabilidad del bono a 2 y 10 años por encima de los 50 puntos básicos, después de caer a mínimos desde 2008. Las siete últimas recesiones en Estados Unidos vinieron acompañadas del fenómeno inusual de curva invertida.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios