sube con fuerza frente al dólar y otras monedas

El euro vuela hasta máximos desde 2014 tras el BCE y el acuerdo Merkel-Schulz

La divisa europea sube un 1,5% en dos sesiones frente al dólar. El euro también se revaloriza frente la libra, el yen y el resto de principales pares.

Foto: Billetes de euros (Efe)
Billetes de euros (Efe)

El euro se consagró como la divisa fuerte de 2017, lejos de las proyecciones de paridad con el dólar que los grandes bancos de inversión predicaron un año antes. En 2018, la moneda de la Eurozona continúa con la misma dinámica: sube ya hasta máximos desde 2014, con lo que vuelve a condicionar el movimiento de los mercados financieros.

Gráfico del euro/dólar (Bloomberg)
Gráfico del euro/dólar (Bloomberg)

El mercado de divisas, el más activo del mundo, comenzó el año tranquilo hasta esta semana, en el que dos detonantes en el corazón de la Zona Euro han vuelto a agitarlo. Primero ha sido el Banco Central Europeo (BCE), que este jueves publicó las actas de la reunión de los días 13 y 14 de diciembre. El documento mostró una mayor confianza en el dinamismo de la actividad económica del área monetaria y, por primera vez en mucho tiempo, en las expectativas de inflación, pese a que sus perspectivas siguen por debajo del objetivo del 2% entre 2018 y 2020. "Ya sabemos que los halcones profesantes como Weidmann y Lautenschläger están en contra de la compra continua de activos. A medida que la economía de la Eurozona crece y el crecimiento salarial comienza a repuntar, es probable que el consejo de gobierno responda a sus puntos de vista y, como tal, se revisará la orientación para reflejar una mayor posibilidad de normalización de las políticas", explica Ranko Berich, analista de Monex Europe.

Pero los inversores necesitan poco para reaccionar ante los mensajes de los bancos centrales en un momento de cambio de ciclo de sus políticas. El organismo presidido por Mario Draghi sugirió la posibilidad de una modificación a principios de este año de su guía de política monetaria o ‘forward guidance’, suficiente para impulsar la divisa por encima de 1,205 dólares.

La contraparte de estas alzas también está en la debilidad del dólar, que se produce después de que esta semana Bloomberg publicó que China se plantea reducir su exposición a la deuda norteamericana ante la presión sobre el apalancamiento de la economía estadounidense con la reforma fiscal de Donald Trump. El Gobierno de Pekín desmintió esta información, pero la mera posibilidad de que se produzca ha provocado una ola de ventas de dólares y de bonos norteamericanos, cuya rentabilidad en los títulos a diez años se ha ido al 2,5%. "Siendo el mayor tenedor de dólares, China podría modificar en el corto plazo la tendencia de los principales pares del dólar debilitándolo", explica Trevor Charsley, analista de Afex.

¿Fumata blanca en Alemania?

Este viernes, el euro se encuentra con un nuevo motivo para subir. Los inversores han vuelto a elevar sus posiciones después de que en Alemania, la locomotora de la Eurozona, se haya confirmado un acuerdo entre los dos grandes bloques políticos para mantener a Angela Merkel como canciller. El pacto su bloque conservador y los socioldemócratas de Martin Schulz ha llegado de madrugada, e incluye las bases sobre las que negociar un gobierno estable en el país germano.

Las negociaciones han culminado en un texto de 28 páginas que servirá como guión para cerrar un acuerdo definitivo en febrero en el que se desarrollen los detalles de esta legislatura, después de tres meses sin gobierno. Todavía queda un camino largo para que los tres partidos involucrados (Unión Cristianodemócrata -CDU-, Unión Socialcristiana -CSU- y el Partido Socialdemócrata -SPD-) para que se materialice un acuerdo definitivo de gobierno, pero el paso adelante ha sido suficiente para otra escalada del euro.

La moneda europea sube respecto al dólar un 1,5% de dos sesiones por encima de 1,21 dólares. El euro ha marcado en la jornada un máximo de 1,2156 dólares desde diciembre de 2014. También sube respecto al resto de sus principales pares, aunque de forma más moderada: se anota más de medio punto porcentual frente al yen japonés, hasta 134,7; un 0,2% sobre la libra, hasta 0,891; y apenas un 0,1% frente al yuan chino, hasta 7,83.

El movimiento al alza del euro durante el último año tiene muchas aristas. En esencia, perjudica a las compañías exportadoras en un momento en el que Europa y abarata las importaciones, como las del petróleo, que se ha disparado en las últimas semanas con el Brent, referencia en Europa, al borde de los 70 dólares. Precisamente, el rally del euro amenaza la senda reciente del bloque europeo, que logró el mayor superávit exterior de su historia en el tercer trimestre.

Sin embargo, las bolsas cotizan prácticamente planas a pesar del acuerdo entre los líderes políticos alemanes y a la escalada del euro. El Ibex 35 ha cerrado con una leve subida del 0,15% hasta los 10.462 puntos, En la semana se revaloriza un 0,4%. El DAX alemán ha protagonizado del 0,3%, igual que el CAC francés. El FTSE británico se ha anotado un 0,2% y el MIB italiano un 0,4%.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios