gana 751 millones, un 3,5% más

ACS incumple su objetivo de ganar 1.000 millones en 2016: se queda un 25% por debajo

La compañía se ha quedado un 25% por debajo del plan a dos años que anunció en 2015, pero ha logrado rebajar a menos de la mitad la deuda y ponerse a punto para lograr el 'rating'

Foto: Florentino Pérez, presidente de ACS, en una imagen de archivo
Florentino Pérez, presidente de ACS, en una imagen de archivo

ACS ha incumplido su objetivo de alcanzar un beneficio de 1.000 millones de euros al cierre de 2016. La compañía presidida por Florentino Pérez marcó esta referencia en febrero 2015, y volvió a refrendarla pocos meses después, en la Junta General de Accionistas de ese año. Sin embargo, al final se ha quedado un 25% por debajo, al haber cerrado el pasado ejercicio con una ganancia de 751 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,5%.

A pesar de haberse quedado muy lejos del objetivo marcado hace dos años, el grupo ha conseguido salvar la última línea de la línea de la cuenta de resultados respecto al ejercicio anterior por el negocio internacional y las plusvalías contabilizadas por la venta de activos, fundamentalmente la filial de servicios Urbaser, según informó la compañía.

El grupo que preside Florentino Pérez se anotó plusvalías de 357 millones de euros por la desinversión de esta filial, que no obstante, amortiguaron las provisiones realizadas ante deterioro del valor de activos financieros y los impactos fiscales relacionados con el aumento del Impuesto de Sociedades aprobado el pasado año en España.

La venta de Urbaser y la de otros activos y participaciones cerradas el pasado año contribuyeron a la estrategia de reducción de deuda de la empresa. Así, ACS logró recortar su pasivo a más de la mitad (un 53,7%) durante el pasado año, hasta situarlo en 1.214 millones de euros. Gracias a este saneamiento, ACS cuenta con una deuda de apenas 0,6 veces el Ebitda, una comparativa óptima de cara a los planes del grupo de lograr 'rating' crediticio.

En el plano operativo, ACS redujo un 4% sus ingresos el pasado año, hasta los 31.975 millones de euros, por los efectos de la reestructuración en su filial australiana Cimic y la caída del negocio en España. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) también se contrajo, un 5,5%, hasta los 2.023 millones.

El peso de España cae al 13%

La compañía de construcción, servicios y concesiones logró en el exterior el 86,6% del total de sus ingresos del pasado año. Norteamérica genera casi la mitad de su facturación (un 46%), mientras España sólo representa el 13,4% de su negocio, tras reducir su actividad un 12,8%.

Por áreas de negocio, la tradicional actividad constructora cayó un 4,4% en 2016, hasta generar 24.217 millones, por el referido efecto de la reestructuración de Cimic y el descenso del negocio en el mercado doméstico (-12,7%). Al cierre de año, el grupo contaba con una cartera de proyectos 55.769 millones de euros, un 14,1% más y un 95% en el exterior.

La rama industrial también descendió, un 3,8%, en este caso por la segregación un año antes de los activos de renovables, mientras que la división de servicios es la única que crece, un 2,2%, hasta generar 1.538 millones, a pesar de la venta de Urbaser.

Nueva consejera independiente

El grupo de construcción y servicios ha nombrado a Carmen Fernández Rozado nueva consejera independiente para cubrir una de las vacantes provocadas en su por la renuncia de los vocales de Corporación Financiera Alba y Miguel Fluxa.

La nueva vocal, doctora en Ciencias Económicas y Empresariales está considerada con una experta en el sector de la energía. En su trayectoria profesional ha ocupado distintos puestos relacionados con este ámbito, como el de vocal de la extinta Comisión Nacional de la Energía (CNE), y ha asesorado en la materia a varios países latinoamericanos.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios