tras recibir cuatro ofertas vinculantes

ACS ultima la venta de las basuras de Urbaser a un grupo chino por 2.500 millones

La constructora ha recibido cuatro ofertas vinculantes por su filial de recogida de residuos y reciclaje, entre las que destacan tres de grupos asiáticos vinculados al Gobierno de Pekín

Foto: Una barredora de la empresa Urbaser limpia las calles de Lugo. (EFE)
Una barredora de la empresa Urbaser limpia las calles de Lugo. (EFE)

ACS puede recibir buenas noticias en los próximas días para reducir su abultada deuda. Según fuentes próximas a la operación, la constructora ya ha recibido las cuatro ofertas finales para vender Urbaser, el primer grupo español de recogida y tratamiento de residuos. Los compradores son los fondos chinos Fosun y Beijing Enterprises Holding, la firma de capital riesgo escandinava EQT y la empresa asiática CNTY, el único grupo industrial que se ha colado en la fase final.

[La venta de Urbaser se bloquea por la espantada del socio chino de Florentino]

Las mismas fuentes señalan que las ofertas rondan los 2.500 millones de euros e incluirían todo el negocio, tanto la recogida de basura como las plantas de incineración. ACS recibió cerca de 12 ofertas no vinculantes por Urbaser los días previos a Semana Santa, por lo que estas indicaciones de interés ya fueron analizadas en el consejo de administración que celebró la compañía el 17 de marzo. Posteriormente, la constructora, asesorada por Société Générale y BBVA, se ha dedicado a 'peinar' estas propuestas iniciales para reducir a cerca de seis la lista de potenciales compradores, entre los que sobresalen los tres grupos inversores chinos.

El presidente de ACS, Florentino Pérez. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez. (EFE)

Uno de ellos es Fosun, fondo que en España invirtió una cantidad no revelada en la compra del 20% del Grupo Osborne. Se trata del primer conglomerado industrial privado de China, que también ha tomado importantes posiciones en el negocio de los seguros en Portugal y en los cosméticos en Israel. 

Otro de los finalistas es Beijing Enterprises Holding, que el pasado mes de febrero cerró la adquisición de la alemana Energy From Waste (EWW) por 1.600 millones de euros al fondo EQT. Curiosamente, la firma de 'private equity' del norte de Europa, que en España es socio financiero de Mutua Madrileña en su división de aparcamientos (Parkia, ahora en venta), ha pujado también por Urbaser.

Asimismo, por la filial de ACS se han interesado Cheung Kong Infraestructure, que cotiza en bolsa con una capitalización de 22.600 millones de euros y que el año pasado intentó la compra de una empresa de Hong Kong por más de 11.000 millones de dólares, así como los fondos Apollo y Brookfields. Estos inversores querían comprar realmente las plantas de tratamientos y no la recogida de basuras, debido a los problemas con los ayuntamientos y los conflictos con las plantillas.

No obstante, desde ACS siempre se ha asegurado que los candidatos con más opciones son los chinos, ya que el Gobierno del Partido Comunista tiene entre sus obsesiones hacerse con la tecnología de las empresas europeas para poder aplicarla en su país y reducir su gran problema de polución. En los últimos tres años, fondos chinos han comprado compañías extranjeras del sector por 16.000 millones de dólares, una cantidad que se multiplicaría por tres si ChemChina cierra la adquisición de Syngenta por 43.000 millones.

Urbaser facturó 1.600 millones en 2015 y obtuvo un beneficio bruto de explotación o ebitda próximo a los 250 millones. ACS espera ingresar unos 2.500 millones por esta venta, dinero que iría a reducir su deuda, el gran objetivo de Florentino Pérez para conseguir 'rating' de una vez por todas. Es decir, un nivel de solvencia con el que poder financiarse en los mercados como una empresa con un sello de calidad y seguridad para los inversores. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios