La libra cae por debajo de los 1,16 euros

¿Cambiar dinero para pasar sus vacaciones en el Reino Unido? Ahora es el momento

El pequeño rebote de la moneda británica después del profundo hundimiento que sufrió tras el Brexit ya ha desaparecido, justo después de la intervención del Banco de Inglaterra

Foto: Vista de un billete de cinco libras en Londres. (EFE)
Vista de un billete de cinco libras en Londres. (EFE)

El Brexit fue agua de mayo, o en este caso de junio, para todos aquellos que hayan decidido pasar unos días en el Reino Unido. Tras el referéndum, la divisa de las islas registró su particular descenso a los infiernos, con una caída que la dejó en niveles de 1985. El abaratamiento de la libra contra el euro y sobre todo contra el dólar provocó que aquellos que tuvieran que cambiar su moneda y convertirla en libras ganaran poder adquisitivo, lo que ha resultado ventajoso para los españoles que hayan decidido pasar sus vacaciones allí.

Sin embargo, el 'shock' que produjo el Brexit en la cotización de la libra no iba a venir sólo. Desde entonces y hasta la semana pasada, la moneda fue recuperando terreno, dado por un lado el rebote tras la fuerte corrección vivida y por otro que el Banco de Inglaterra, al que todos miraban tras el Brexit, no intervino con medidas de estímulo en su primera reunión celebrada después de la salida del Reino Unido de la Unión Europea

Sería un mes después, ya en agosto, cuando Marc Carney, máxima autoridad en política monetaria británica, decidiera sacar toda la artillería pesada e intervenir para frenar el deterioro que ya estaba mostrando la economía de Gran Bretaña. 

Evolución de la libra con respecto al euro en el último año. (Bloomberg)
Evolución de la libra con respecto al euro en el último año. (Bloomberg)

Entre el arsenal que soltó el pasado jueves, estuvo la bajada de los tipos de interés un cuarto de punto porcentual y la compra de bonos soberanos y corporativos. En concreto, el Banco de Inglaterra comprará 60.000 millones de libras en bonos mensuales durante seis meses y 10.000 más en bonos de empresas por un periodo de año y medio. 

[Lea aquí: El Banco de Inglaterra lanza su artillería: Baja tipos un 0,25% y comprará deuda]

Con esto, el Banco de Inglaterra ampliará su balance en 435.000 millones de libras. Las medidas han tenido una reacción clara en los mercados, principalmente en la cotización de la libra. La moneda, tal y como dijo el estratega de mercados Daniel Pingarrón, de IG, es el activo que más ha descontado el escenario de Brexit y quien es más sensible a estos movimientos. De ahí que durante la última semana haya regresado a niveles de 1985 y varios analistas consideren que su caída aún irá a más.

Fernando Cid, director en España de la firma especializada en cobertura de divisas Afex, señala que posibles nuevas intervenciones del Banco de Inglaterra si la economía sigue estancada y la incertidumbre hasta que se materialice el Brexit "podrían implicar una vulnerabilidad sostenida de la libra esterlina en el medio plazo". Así, su devaluación "se acentuaría una vez se ejerza el artículo 50 (si se hace) para oficializar su salida de Europa", concluye.

Durante la última semana, la libra esterlina ha regresado a niveles de 1985 y varios analistas consideren que su caída aún irá a más

En las últimas horas, la libra ha llegado a estar por debajo de los 1,16 euros, un nivel que poco tiene que ver con los más de 1,30 en los que cotizaba a principios de año o los 1,40 de doce meses antes. La rebaja supone una mayor capacidad adquisitiva para aquellos que hayan estado en las islas durante sus vacaciones, y lo será aún más para lo que tengan en mente aprovechar la segunda mitad del verano en Reino Unido.

Si el margen que ha recuperado el euro contra la libra es grande, contra el dólar lo es aún más. Las políticas monetarias de los dos bancos centrales más grandes del mundo van en sentido contrario. La caída de la libra frente al euro se produce mientras Mario Draghi continúa con un agresivo plan de estímulos al frente del Banco Central Europeo que, además, aún podría ir a más, como señalan algunos analistas.

La libra ha caído hasta los 1,29 dólares y la bajada podría incrementarse de consumarse la subida de tipos de interés en Estados Unidos. Los últimos datos del mercado laboral americano, mejores de lo esperado, llevan a muchos expertos a pensar que la Reserva Federal podría acelerar la subida de tipos que ya inicio a finales de 2015. La situación del mercado laboral, que mejora a pesar del moderado crecimiento, es una de las guías que sigue la institución dirigida por Janet Yellen para decidir su política monetaria. 

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios