ante la caída del negocio tradicional

La banca se moviliza para arañar comisiones en fondos para sostener sus ingresos

Con el negocio tradicional de las entidades bajo mínimos, no les queda otro remedio que buscar ingresos por otras vías. Y las comisiones de los fondos, las pensiones y las sicav resultan claves

Foto: El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la presentación de la nueva estrategia comercial de Bankia. (EFE)
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la presentación de la nueva estrategia comercial de Bankia. (EFE)
 

Los bancos españoles afrontan el año decididos a luchar por cada euro que puedan captar en productos que generen comisiones con las que sostener sus ingresos. Dadas las dificultades que atraviesa su negocio tradicional, porque los tipos de interés en mínimos históricos restringen sus márgenes y porque el crédito aún fluye de forma conservadora, las entidades necesitan volcarse en la búsqueda de alternativas. Fuentes del sector reconocen que el punto de mira se centrará en los fondos de inversión, fundamentalmente, y que la competencia será enorme tanto entre las propias entidades como con las gestoras extranjeras, con lo que se verán obligadas a subir las revoluciones de su maquinaria comercial. 

La lucha se recrudecerá por lo mucho que ya han corrido las gestoras de los bancos en este terreno en los dos últimos años. Según los datos de Inverco, el patrimonio gestionado por las 10 grandes entidades ha crecido en un 53%, hasta los 169.603,8 millones de euros. Este incremento se ha traducido en que acaparan ya 77,5 cada de 100 euros del patrimonio que gestionan las firmas nacionales, cuando a finales de 2013 esa proporción se limitaba a 72 de cada 100 euros.

Entrada a la sede del Santander. (EFE)
Entrada a la sede del Santander. (EFE)

InverCaixa Gestión (17,9%), Santander AM (15,4%) y BBVA AM (13,7%) son las gestoras que concentran una mayor cuota del mercado nacional. En dinero, las tres son las únicas en superar los 30.000 millones bajo gestión, e incluso InverCaixa roza los 40.000 millones gracias al salto proporcionado por la integración del negocio bancario y la gestora de patrimonios de Barclays en España en el año 2014. Pero es que, además, las gestoras de Sabadell, Bankia, Popular y Kutxa también superan los 10.000 millones, cuando a finales de 2014 ninguna superaba esa barrera. 

El incremento del patrimonio bajo gestión se refleja con claridad en la partida de comisiones. Con los datos facilitados por los propios bancos, las comisiones vinculadas a los fondos de inversión repuntaron un 18% en los nueve primeros meses de 2015 con respecto al mismo periodo de 2014, tres veces por encima del aumento registrado por el total de las comisiones. 

La pretensión de los bancos choca con las gestoras extranjeras, que han encontrado en España un caladero de partícipes ante el malestar de los clientes

El 'rodillo' bancario se impone, por tanto, dentro de las gestoras nacionales, entorno en el que las firmas españolas especializadas se centran menos en el volumen del patrimonio que los bancos. Pero no ocurre lo mismo en el cara a cara con las gestoras extranjeras. En este terreno, las gestoras de CaixaBank, Santander o BBVA pugnan con gigantes como BlackRock, JP Morgan Chase o Deutsche Bank. Según las cifras de Inverco, en noviembre las firmas foráneas gestionaban 111.000 millones de euros, un 70% más que a finales de 2013. A falta de los datos de diciembre, en 2015 ese volumen engordó un 23%, frente al 19% registrado por las gestoras de los bancos. 

Desde la industria explican que las gestoras extranjeras han encontrado en España un importante caladero de partícipes por el malestar existente entre los clientes con las entidades financieras. Por eso, añaden, los bancos se están esforzando en prestar un mejor asesoramiento con el fin de recuperar la confianza perdida e intentar hacer frente a la competencia de estas firmas. Más que nada, porque desde el sector reconocen que no les basta con el terreno ganado en los últimos ejercicios y necesitan captar fondos y engordar el volumen de sus activos bajos gestión -con fondos, principalmente, pero también con pensiones y con sociedades de inversión capital variable (sicav)- para generar más comisiones con las que sostener los ingresos.  

El empuje de las medianas

Aunque la búsqueda de comisiones es común a todo el sector, en el caso de los fondos -y de otros productos como pensiones o seguros- los mayores esfuerzos no corresponden, al menos hasta la fecha, a las entidades más grandes. En el caso del Santander, porque ha focalizado su estrategia en la comercialización de la Cuenta 1,2,3. Tanto la gestora del banco presidido por Ana Botín como la de BBVA son las que registran un menor incremento en el patrimonio y en las comisiones vinculadas a estos productos. Bankinter no se aleja de sus registros, pero en su caso porque ha centrado su punto de mira especialmente en las sicav. Y el crecimiento de CaixaBank se sustenta fundamentalmente en la incorporación del negocio de Barclays. 

Por el contrario, los aumentos, tanto en patrimonio como en comisiones, más evidentes se ven en banca mediana, hasta el punto de que se ha convertido en un eje fundamental en su estrategia comercial. El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, así lo confirmó este lunes durante la presentación de su nueva política comercial. La entidad anunció que elimina las comisiones de los clientes, una decisión que rebajará sus ingresos 40 millones de euros, merma que pretende compensar con el incremento de la vinculación de los clientes y la comercialización de productos de valor añadido, como los fondos de inversión.

Braulio Medel, presidente de Unicaja. (EFE)
Braulio Medel, presidente de Unicaja. (EFE)

Actualmente, Bankia cuenta con una cuota de mercado del 5,4% en fondos de inversión, pero Goirigolzarri aseguró que su pretensión es incrementarla con claridad. "No nos vamos a conformar con crecimientos inferiores al punto porcentual al año durante los tres próximos ejercicios", confesó. En noviembre, los activos bajo gestión de Bankia superaban los 12.000 millones de euros, cuando un año antes no llegaban a los 10.000 millones. 

Sabadell, Ibercaja y Popular también han visto crecer sus activos bajo gestión en fondos más de un 20% durante 2015. Unicaja, que venía de posiciones más retrasadas en este terreno, ha más multiplicado su patrimonio por 2,2 veces, hasta superar los 5.000 millones de euros. Y la tendencia se prolonga a más entidades. Cajamar suscribió en 2014 un acuerdo con la entidad de gestión de activos TREA para potenciar la comercialización de fondos e incrementar su patrimonio, que en el momento de suscribir la alianza se situaba en los 900 millones de euros.  

El hambre con las ganas de comer

En su movilización para generar comisiones por la venta de productos, los bancos contarán a su favor con dos poderosos aliados. El primero, su red de oficinas. Y el segundo, la búsqueda de rentabilidad por parte de unos ahorradores cansados del bajo interés de los depósitos.

Con los tipos oficiales en el 0,05% en la Eurozona y con el rendimiento de los depósitos a 12 meses por debajo del 0,5%, los particulares buscan alternativas más rentables. Se juntan, por tanto, el hambre de las entidades por colocar productos y las ganas de rentabilidad de los ahorradores, con lo que el terreno está abonado para que la migración de los depósitos a los fondos que ya se ha visto en los últimos años se acelere durante 2016. En este sentido, fuentes del mercado matizan que los ahorradores deben tener muy presentes las diferencias existentes entre un depósito y un fondo. En particular, que los primeros cuentan con el respaldo del fondo de garantía de depósitos, que cubre hasta 100.000 euros por titular y cuenta. También aconsejan estudiar la documentación de los fondos antes de contratar un producto que no encaje con su perfil. 

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios