Y LOGRA 500.000 NUEVAS CUENTAS

Santander capta 135.000 nóminas de otros bancos en cuatro meses con la Cuenta 1,2,3

La presidenta del primer banco español ha anunciado que desde su puesta en marcha Santander ha logrado 500.000 nuevas cuentas de las cuales 135.000 son nóminas procedentes de otras entidades

Foto: Ana Botin, presidenta del Banco Santander (Reuters)
Ana Botin, presidenta del Banco Santander (Reuters)

Ana Botín se pone de largo ante la comunidad inversora reunida el miércoles y jueves en La City londinense un año después de llegar a la presidencia del Banco Santander y tras haber cambiado prácticamente todo el equipo directivo de la entidad. Y lo hace haciendo balance de una de sus apuestas más importantes, la Cuenta 1,2,3.

Así, desde su puesta en marcha el 25 de mayo, Santander ha logrado 500.000 nuevas cuentas de las cuales 135.000 son nóminas procedentes de otras entidades. Esto supone un ritmo de captación de 1.000 nóminas diarias que acompañan al desarrollo comercial de la cuenta y el objetivo es llegar a los 2 millones de cuentas en 2016 y a los 4 millones en 2018. Además, en sólo cuatro meses se han contratado 250.000 nuevas tarjetas de débito y crédito, y se han alcanzado más de siete domiciliaciones de recibos por cuenta.

De esta manera, Botín da una patada hacia adelante frente a las dudas que la pasada primavera generó el proyecto que se ha convertido en el eje de la estrategia de la primera ejecutiva y que cifraban el coste de las condiciones de la Cuenta 1,2,3 en pérdidas de hasta 500 millones de euros. Y es que la presidenta de Santander llegó dispuesta a imponer su marca personal en la entidad cántabra y lo está consiguiendo.

De hecho, la Cuenta 1,2,3 es precisamente el modelo que ella misma patentó en Reino Unido durante los cuatro años que estuvo al frente de la filial británica del banco y con la que pretende apuntalar la banca tradicional frente al desarrollo de la banca digital.

Aumento del beneficio por acción y el dividendo

José Antonio Alvarez, CEO de Santander (Efe)
José Antonio Alvarez, CEO de Santander (Efe)

El segundo gran anuncio del Investor Day ha sido el compromiso de aumentar tanto el beneficio por acción y el dividendo en los años 2016, 2017 y 2018 a pesar del mal momento que atraviesa la cotización del banco, especialmente por la penalización que está sufriendo la entidad por su negocio en Brasil. Así, Botín abre las puertas a la reducción de la retribución al accionista en especie como se había venido haciendo y que suponía un lastre para el beneficio por acción por las consiguientes ampliaciones de capital. En este sentido, espera que para 2018 el Grupo registre un beneficio por acción de dos dígitos y que el pay out se sitúe entre el 30% y el 40% en efectivo.

Además, precisamente sobre la debilidad que supone Brasil para el banco, la presidenta ha hecho una defensa abierta de las inversiones llevadas a cabo en el país, con una apuesta personal en el nuevo consejero delegado de su filial carioca, Sergio Rial, que este mismo mes ha sustituido a Jesús Zabalza. 

Principales objetivos

En cuanto al resto de objetivos que ha anunciado el banco, el consejero delegado, José Antonio Álvarez, aseguró que "“la prioridad es el crecimiento de los ingresos al tiempo que mantenemos nuestras tradicionales medidas de disciplina en el ámbito de los costes, el riesgo y el capital". En este sentido esperan que los clientes vinculados aumenten en un 15% hasta los 15 millones y los digitales de 15 a 20 millones.

Por otro lado, el año que viene esperan mantener un ratio de eficiencia estable en el 46,9% y mejorar el coste del crédito, mientras que para 2018 el ratio de eficiencia debería situarse por debajo del 45% y el coste medio del crédito en esos tres años en el 1,2%. Además, para entonces anuncian un aumento de la rentabilidad (ROTE) de aproximadamente el 13%.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios