el MIEDO es EL POSIBLE CONTAGIO A españa

El peor escenario para el mercado no es el Grexit: es que la troika ceda ante Syriza

La salida de Grecia del euro está más o menos asumida por el mercado, así que no sería un drama. Pero sí lo sería unas cesiones excesivas para que se quede, que darían alas a los populistas en España

Foto: Alexis Tsipras y Pablo Iglesias en las elecciones griegas de enero. (Reuters)
Alexis Tsipras y Pablo Iglesias en las elecciones griegas de enero. (Reuters)

La escasa caída del mercado este lunes (el 2,22% en el caso del Ibex y del EuroStoxx) sorprendió a muchos porque los analistas esperaban una victoria del 'sí' y el triunfo del 'no' pilló a muchos con el pie cambiado –es decir, invertidos–. Sin embargo, no hubo una huida masiva de dinero, ni ventas a cualquier precio... ni siquiera tuvo que intervenir en el mercado el BCE, a diferencia del lunes anterior, para contener las primas de riesgo de los países periféricos. Ajuste sí, pero nada demasiado grave. Entonces, ¿el 'no' griego no era el peor escenario posible? 

La respuesta es... que no. Hay que tener en cuenta que los analistas han ido elevando las probabilidades que conceden a la salida de Grecia de la Unión Monetaria de forma gradual en los últimos meses: la semana pasada Morgan Stanley le concedía un 60% de posibilidades y el gurú Bill Gross las elevaba hasta el 85%. Después del triunfo del 'no', estos porcentajes han aumentado aún más; pero lo importante es que los inversores no han pasado del 0% al 100% este lunes, sino que ya tenían mucho camino recorrido (y ese riesgo tiene un precio que descuenta el mercado).

El corralito griego seguirá al menos dos días más y Tsakalotos coge el testigo de Varoufakis en la negociación

Además, todo el mundo coincide en que ahora la salida de Grecia sería mucho menos dramática que en 2012 por la recuperación económica en Europa, el QE (aunque el BCE no haya sacado el bazuca, la mera posibilidad de hacerlo asusta... y nadie quiere ir en contra del BCE), el reducido tamaño de la economía griega, la reducción de la deuda en manos de la banca de la zona euro, etc. De hecho, Mirabaud considera que "si hay que elegir un momento para que suceda el Grexit, es ahora".

Por tanto, la victoria del 'no' y el famoso Grexit no es lo que más teme el mercado. ¿Y qué es lo que le da miedo? La respuesta es unánime: España. Los bancos de inversión no lo ponen por escrito en sus informes, pero en el mercado es el comentario generalizado de los últimos días y fue el único de ayer. "Lo que teme el mercado no es la salida de Grecia, es el contagio a España. Grecia es muy pequeño e importa poco, pero un Gobierno populista en España sería dramático y es lo que de verdad asusta", señala una fuente del mercado.

Ceder ante Tsipras daría alas a Podemos

Y para evitar ese escenario, los analistas y gestores están convencidos de que es imprescindible que la troika (Comisión Europea, BCE y FMI) no ceda ante el Ejecutivo de Alexis Tsipras y acepte unas condiciones mejores que las ofrecidas el viernes 26 de junio después de la victoria del 'no': "Si Europa ofrece ahora un acuerdo más laxo a Grecia, estará lanzando un mensaje nefasto de que aquí cualquiera puede hacer lo que le dé la gana (impagar, pedir más fondos, no asumir condiciones ni reformas...) simplemente por contar con el apoyo de la mayoría de sus ciudadanos. Es un riesgo moral claro", señala otra fuente de una importante gestora de patrimonios.

Alexis Tsipras, primer ministro griego. (Reuters)
Alexis Tsipras, primer ministro griego. (Reuters)

La derivada es que ese "mensaje nefasto" "daría alas a los populismos en otros países, sobre todo en España, donde el riesgo de que Podemos tenga una influencia decisiva en el Gobierno que salga de las generales es muy real. Y ese riesgo se dispararía si Tsipras se saliera con la suya y consiguiera que Europa se rindiera ante sus exigencias", añade la primera fuente.

Frente común con Alemania, Portugal e Irlanda

No obstante, este escenario no parece el más probable. Alemania ya ha mostrado su intención de mantenerse firme pese al resultado del referéndum y también secundan esta opción Portuga e Irlanda, los otros dos países rescatados que considerarían un agravio comparativo injustificable que se concedan a Grecia mejores condiciones que a ellos, que han tenido que abordar duras reformas para salir de la crisis. También están en este bando los países que se han opuesto desde el principio a dar un trato de favor al país heleno, como los bálticos y los del Este, todos ellos con rentas per cápita y pensiones inferiores a las griegas.

Y, por supuesto, España, cuya postura explicitó ayer Luis de Guindos. Según fuentes conocedoras de las conversaciones que tuvieron lugar ayer entre los Ministerios de Economía de los diferentes países, nuestro Gobierno está haciendo mucha presión para evitar estas cesiones ante Syriza. El anuncio del BCE de un endurecimiento de las condiciones de financiación de los bancos griegos ayer por la tarde va en esta misma dirección. Los países más proclives a hacer concesiones son Francia e Italia. Pero cuentan con el respaldo de EEUU, que quiere mantener a Grecia en el núcleo de Europa, y de aquellos en Alemania que no quieren sentar un precedente de salida del euro. Si no consiguen imponerse, la única forma de que haya acuerdo con Grecia es que Tsipras acepte contrapartidas a cambio de un nuevo programa de rescate.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios