los demás no pueden asumir el coste

La Cuenta 1, 2, 3 le costará hasta 500 millones al Santander, según sus competidores

La Cuenta 1, 2, 3, el eje de la estrategia de Ana Botín, supondrá un coste de cientos de millones al banco, según sus competidores, que no pueden asumir un coste similar. Por eso no han respondido

Foto: Ana Botín, presidenta del Santander. (Reuters)
Ana Botín, presidenta del Santander. (Reuters)

Segun los cálculos realizados por algunas entidades importantes españolas, ofrecer a los clientes actuales del Santander en España las atractivas condiciones de la Cuenta 1, 2, 3 supondrá unas pérdidas para el banco presidido por Ana Botín de hasta 500 millones. Eso, sin contar con los miles de nuevos clientes que sumará el banco con su agresiva campaña publicitaria (en un momento de pérdida de atractivo, además, de ING Direct al tener que pagar por sacar dinero de los cajeros), que también supondrán pérdidas para la entidad.

Un portavoz del Santander declinó ofrecer ninguna cifra y explicó que en el banco "las cosas no se ven así". "No se estima que vaya a haber ninguna pérdida porque el banco pretende crear una vinculación con los clientes con la que conseguirá rentabilizarlos. Habrá una inversión, pero eso no significa en absoluto que se vaya a perder dinero con ella", añade. Una de las entidades consultadas lo califica de "inversión para comprar clientes".

Se califique como coste, inversión o pérdida, lo cierto es que se se trata de cifras muy abultadas que pueden crear un serio problema a las cuentas del Santander en España, donde ya registró caídas de márgenes en el primer trimestre por los bajos tipos de interés y la caída del volumen de crédito. Una situación que se esperaba que mejorase poco a poco gracias a la recuperación económica, pero que ahora queda en entredicho al temer que asumir el fuerte coste que le va a suponer su producto estrella.

Ahora bien, Santander es Santander, y España no supone más que el 15% del resultado del banco. Por tanto, los competidores que han hecho este análisis asumen que podrá compensar sin problemas este coste con los ingresos que obtenga en otras geografías, en especial Reino Unido -de donde Botín ha importado el producto y que pesa un 20% en las cuentas- y Brasil: la estrella del grupo aporta el 21% del beneficio, aunque ahora su evolución está cuestionada por los problemas económicos del país. Ahora bien, hay que recordar que el banco español se ha llevado un regalo de 835 millones en ese país gracias a una sentencia, que incluirá en el beneficio del segundo trimestre.

Esa es la razón por la que los competidores no han respondido a la agresiva estrategia comercial del banco cántabro: "Nosotros no tenemos un Brasil o un Reino Unido que nos compense de estas pérdidas", señala una de las entidades consultadas. Otra añade que "los 500 millones del Santander a lo mejor se traducen en 60 u 80 para nosotros, y no nos podemos permitir perder ese dinero".

BBVA la critica pero responde

El único que tendría capacidad para tratar de hacer frente al Santander con ofertas similares es BBVA. Pero su presidente, Francisco González, criticó duramente la iniciativa la semana pasada en Santander: "Las entidades tenemos que controlar la tentación de expandir el balance a cualquier coste", dijo en referencia a operaciones con márgenes que no cubren los costes operativos y la prima de riesgo, como esta cuenta.

Pese a ello, BBVA ha lanzado un producto que pretende evitar la fuga de clientes hacia el eterno rival. Se trata del llamado depósito Azul 15+, según informó la semana pasada el periódico Cinco Días, que permite igualar la rentabilidad del 3% de la Cuenta 1, 2, 3, pero con unas condiciones mucho más duras que las del Santander: no es una cuenta corriente, sino un depósito a seis meses, y no está al alcance de todos los clientes, sino sólo de los más rentables para el banco.

Santander niega una nueva guerra de depósitos

El director general comercial de Santander España, Rami Aboukhair, negó en la presentación de la Cuenta 1, 2, 3 que este producto suponga una nueva guerra del pasivo como la que inició Emilio Botín en 2010, aunque paga un 3% de interés a partir de 3.000 euros y devuelve diferentes porcentajes (el 1%, el 2% o el 3%) de los recibos, seguros, impuestos y gastos escolares. Este directivo asegura que se trata de una estrategia de vinculación –también regala acciones del banco a los clientes en función de los productos que contraten–, no de una campaña de captación de depósitos; de ahí que no tenga objetivos ni tampoco período de validez de la oferta, sino que va a ser la nueva estrategia del banco "que va a acabar con las campañas".

Además, esta estrategia se diferencia de la habitual en la competencia –no cobrar comisiones y regalar tarjetas– en que la Cuenta 1, 2, 3 sí va a tener coste: 36 euros al año (3 euros al mes), más la tarjeta de crédito que tendrá el mismo precio, aunque el primer año será gratuita.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios