Es noticia
Menú
Europa, principal destino ‘turístico’ de las especies invasoras: crecerán un 64%
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
La mayor amenaza a la biodiversidad

Europa, principal destino ‘turístico’ de las especies invasoras: crecerán un 64%

La lucha contra esta amenaza para la biodiversidad autóctona de nuestro continente no será nada barata. La globalización y el cambio climático son dos de los factores que más ayudan a su expansión

Foto: Mariquita asiática, una de las especies exóticas invasoras estudiadas. (EFE/Bernardo Segura)
Mariquita asiática, una de las especies exóticas invasoras estudiadas. (EFE/Bernardo Segura)

Las especies exóticas invasoras crecerán un 64% en Europa de aquí a 2050, por lo que la región se ha convertido en el principal destino de plantas y animales ‘bioinvasores’ a consecuencia, entre otros motivos, de la globalización, según concluye un estudio realizado durante años por investigadores de la Universidad de Viena (Austria).

La investigación, dirigida por el biólogo del Departamento de Botánica e Investigación de la Biodiversidad de la Universidad de Viena Franz Essl, ha sido publicada en la revista de Austrian Science Fund (FWF). En ella, el investigador advierte de que en los últimos 20 años se ha experimentado un “rápido aumento de las especies exóticas introducidas por la actividad humana en Europa Central, pero también en la mayoría de las otras partes del mundo”.

En Europa, según esos cálculos, se espera un aumento de especies exóticas invasoras a mitad de siglo que llegue hasta las 2.543

En concreto, pone de ejemplo a la mariquita asiática, que se ha extendido por Europa, donde ya “la mayoría de los escarabajos mariquita son inmigrantes”. Así, afirma que ahora esta especie es “la más común” de los escarabajos que se observa en estas latitudes, frente a las nativas originales que van siendo desplazadas.

Foto: El urogallo es una de las especies más amenazadas (SEO/Birdlife)

Otra de las especies a las que se refiere el estudio es el gusano de la raíz del maíz occidental (Diabrotica virgifera). Se trata de un gusano originario de América Central que se ha convertido en plaga en Norteamérica y en Europa, donde provoca daños “considerables” a la agricultura de estas regiones. La polilla del árbol del boj (Cydalima perspectalis), procede del este de Asia y ha llegado a numerosos jardines de Europa donde sus orugas se comen las hojas del boj.

placeholder Oruga de una polilla del árbol de boj en Alemania. (EFE/Patrick Seeger)
Oruga de una polilla del árbol de boj en Alemania. (EFE/Patrick Seeger)

Aunque el estudio se centra en estas tres especies, la lista de ‘aliens’ es mucho más larga, como la cifra de pérdidas económicas que provocan a nivel mundial. La pasada primavera, una investigación del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia –el equivalente a nuestro CSIC—estimó el coste hasta los 1,28 billones de dólares en los últimos 50 años.

El investigador austriaco destaca que aspecto común de estos tres bio-invasores es el hecho de que son bastante nuevos en Europa, donde se detectaron “en grandes cantidades solo a partir del año 2000 y en adelante” y ya han causado un “impacto considerable”. Essl alerta de que esto es apenas una pequeña parte de la realidad ya que en los últimos 20 años se ha observado un “rápido aumento de las especies exóticas introducidas por la actividad humana en Europa Central, pero también en la mayoría de las otras partes del mundo".

placeholder Dos cotorras argentinas en la rama de un árbol de Madrid. (EFE/Mariscal)
Dos cotorras argentinas en la rama de un árbol de Madrid. (EFE/Mariscal)

El biólogo trabaja en la actualidad en el proyecto de FWF ‘Alien Scenarios’ con un equipo internacional para desarrollar modelo de predicción que permita estimar hasta qué punto el número de especies invasoras se elevará en el mundo en el transcurso del siglo XXI. Los resultados de este estudio buscan servir de base para el futuro ‘Marco de Biodiversidad post-2020’ de Naciones Unidas.

No existen estimaciones cuantificadas certeras sobre los daños que generan tanto en perjuicio a la biodiversidad como en pérdidas económicas, puesto que los investigadores de distintos estudios coinciden en que lo que se conoce es apenas la punta del iceberg. Recientemente un artículo de dos investigadoras españolas, Elena Angulo y Ana Nova, publicado en la revista Neobiota cifró en 13 millones de euros el presupuesto para luchar contra las especies exóticas invasoras en España, entre ellas la avispa asiática, el caracol manzana, el mejillón cebra o el jacinto de agua. En sus cálculos cifran en al menos 28.000 millones de dólares el coste de luchar contra 1.000 especies invasoras en 176 países entre 1997 y 2022.

Cambio climático y modos de transporte

En el crecimiento exponencial de la llegada de bioinvasores ha influido e influye el aumento del tráfico de mercancías y personas, así como los efectos del cambio climático que, entre otras consecuencias, genera un éxodo o traslado de especies a otras latitudes.

"El tráfico de carga ha aumentado enormemente, incluidos los viajes aéreos, lo que permite que muchas más especies sobrevivan al viaje, siendo el gusano de la raíz del maíz un ejemplo. Luego está el cambio climático, que está afectando a los ecosistemas. La propagación de muchas especies nuevas también se ve favorecida por los cambios en el uso de la tierra", enumera Essl.

placeholder Camalotes, una de las especies exóticas invasoras más peligrosas para la biodiversidad en España. (Flickr)
Camalotes, una de las especies exóticas invasoras más peligrosas para la biodiversidad en España. (Flickr)

El investigador ya publicó en la revista ‘Nature Communications’ en 2017, como miembro de un equipo internacional de investigadores, un estudio que estimaba en 1,5 los nuevos avistamientos diarios documentados de especies exóticas invasoras en todo el mundo, por lo que la cifra real que queda sin conocer puede ser previsiblemente mayor.

El trabajo de la Universidad de Viena añade que, aunque hay pronósticos “detallados” para otros factores de cambio ambiental con consecuencias potencialmente de largo alcance, todavía hay una falta de cálculos de modelos correspondientes cuando se trata del desarrollo del número de especies exóticas.

Foto: Momoto yeruvá occidental (Baryphthengus martii)

"Existen escenarios científicamente sólidos para la conservación de la biodiversidad, el uso de la tierra y, por supuesto, el cambio climático. Gracias a los informes del IPCC sobre el calentamiento global, sabemos muy bien que podemos limitar el calentamiento a 1,5 grados centígrados si tomamos medidas ambiciosas", explica Essl.

Sin embargo, admite que para las especies ‘alien’ aún no se han desarrollado tales escenarios a pesar de que el conocimiento de datos ha mejorado notablemente en los últimos años.

placeholder El mapache se ha convertido en una especie exótica invasora en España. (EFE/Peter Foley)
El mapache se ha convertido en una especie exótica invasora en España. (EFE/Peter Foley)

Para ello, propone un modelo que incluya los datos sobre tráfico y los flujos de mercancías, las estructuras económicas o el cambio climático, así como el número de bioinvasores observados anteriormente, y que se combinen para describir su status quo real. "Para crear pronósticos, los parámetros que influyen en el número de especies exóticas son reemplazados en el modelo por valores futuros estimados", señala Essl. "Esto sirve para calcular el número de bioinvasadores que es el resultado de futuros cambios en el clima o en las actividades económicas y de viaje".

Como base de estos cálculos, los investigadores están utilizando la "Alien Species First Record Database", una base de datos mundial de avistamientos de especies exóticas con más de 50.000 entradas hasta la fecha, en la que también colabora Essl. Estos modelos aspiran a lograr estimaciones precisas sobre cómo ser desarrollará el número de bioinvasores de aquí a 2050 y a 2100. Uno de los cálculos iniciales, divulgado en la revista ‘Global Change Biology’, Essl y sus compañeros demostraron que el número de especies exóticas crecerá a nivel mundial un 36% entre 2005 y 2050 y, en esa subida destaca Europa.

Foto: La pérdida de ecosistemas es una de las principales causas de la reducción de la biodiversidad. Foto: Unsplash

Este continente, según esos cálculos, espera un aumento del 64 por ciento de exóticas invasoras a mitad de siglo, hasta las 2.543 especies. Tras Europa, la segunda receptora de ‘aliens’ será Asia, con un 50% de ellas (1.391 especies) y, en tercer lugar, América del Norte, con un 23 por ciento que equivale a 1.484 especies.
El único territorio donde se pronostica que se aplanará la curva de crecimiento será Australia, donde el trabajo calcula que acogerá un 16 por ciento de invasoras (1.286 especies).

“Dadas las altas tasas de crecimiento, todavía esperamos repercusiones ecológicas y económicas considerables”, explica Essl, que expone que “solo” algunos de estos invasores provocan daños económicos, aunque todas alteran el nuevo hábitat donde se instalan.

Las especies exóticas invasoras crecerán un 64% en Europa de aquí a 2050, por lo que la región se ha convertido en el principal destino de plantas y animales ‘bioinvasores’ a consecuencia, entre otros motivos, de la globalización, según concluye un estudio realizado durante años por investigadores de la Universidad de Viena (Austria).

Cambio climático Animales
El redactor recomienda