Conservar la naturaleza fomentando la economía rural: ese es el gran reto
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
Iniciativas contra el despoblamiento

Conservar la naturaleza fomentando la economía rural: ese es el gran reto

Lejos de lo que se pueda pensar, el abandono de la agricultura tradicional y de la ganadería extensiva en los territorios de montaña son una importante causa de pérdida de biodiversidad

Foto: Un pastor con su rebaño de ovejas. (EFE/M. Bruque)
Un pastor con su rebaño de ovejas. (EFE/M. Bruque)

La gestión de los espacios naturales es perfectamente compatible con una población rural activa y una economía basada en actividades sostenibles y respetuosas con el entorno. Por eso es necesario promover estrategias locales de empleo que aporten futuro a nuestras comarcas de montaña.

Uno de los mejores ejemplos es el proyecto 'Pastores conservadores de la biodiversidad en Natura 2000: del problema a la oportunidad' vinculado a la Marca de Garantía 'Pro-Biodiversidad' de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ): una iniciativa de éxito que demuestra cómo el desarrollo rural y la conservación de una especie en vías de extinción como el quebrantahuesos son dos objetivos que pueden afrontarse a la vez.

El reto demográfico y la conservación de la naturaleza deben afrontarse de manera conjunta, puesto que van de la mano

Tanto es así que, el año pasado, este proyecto, que aúna protección del patrimonio natural y desarrollo local, fue premiado por la Comisión Europea "por representar una acción singular y de gran proyección que aporta soluciones innovadoras y proyecta mensajes positivos acerca del trabajo de las personas que viven en los territorios de la Red Natura 2000, así como por su efecto multiplicador a nivel nacional y europeo".

Foto: Paisaje de dehesa. (EFE) Opinión

El proyecto de la FCQ se creó con la idea de facilitar un modelo de comercialización más justo, beneficioso y rentable para los ganaderos en extensivo de ovino y caprino que operan en el entorno natural de los Picos de Europa, promoviendo la economía local y la fijación de población en el territorio, todo ello en armonía con la conservación de la naturaleza y la protección del quebrantahuesos y el resto de especies con las que comparte territorio.

placeholder Uno de los rebaños que participan en el proyecto. (FCQ)
Uno de los rebaños que participan en el proyecto. (FCQ)

Se trata de un sistema de producción y comercialización basado en la colaboración mutua. Un nuevo modelo que fomenta las alianzas entre los distintos actores del sector (ganaderos, centros de producción, distribuidores, hostelería y comercios) y se suma a la labor que la FCQ viene desarrollando desde hace más de veinticinco años para lograr la reintroducción y conservación del quebrantahuesos y sus hábitats en la cornisa cantábrica, así como en el resto de sus antiguos territorios en la península ibérica.

placeholder Los productos se venden en comercios de proximidad. (FCQ)
Los productos se venden en comercios de proximidad. (FCQ)

Los productos de la marca Pro-Biodiversidad se comercializan con éxito gracias a la implicación en el proyecto de plataformas locales de distribución alimentaria, como Alimerka en Asturias y LUPA en Cantabria, y de los restaurantes de la red de Paradores Nacionales de Turismo de ambas comunidades.

Los ganaderos que se acogen a esta propuesta de colaboración se comprometen a seguir un código de conducta enfocado a la protección de la biodiversidad y el bienestar animal, respetando su ciclo natural, permitiendo que se alimente de pastos de montaña y en convivencia con la fauna silvestre. Un proyecto replicable y escalable que puede contribuir a afrontar el difícil reto demográfico que tiene planteado nuestro país y que, además, supone una amenaza para la conservación de la naturaleza.

Naturaleza
El redactor recomienda