Es noticia
Menú
El Foro Económico Mundial pide no dejar de lado la lucha contra el cambio climático
  1. Medioambiente
  2. Clima
CUMBRE DE DAVOS

El Foro Económico Mundial pide no dejar de lado la lucha contra el cambio climático

Siete de los diez principales riesgos globales a los que deberemos hacer frente en la próxima década están relacionados con la crisis climática y de biodiversidad

Foto: El presidente del Foro Económico Mundial, Borge Brende (EFE/L.Gillieron)
El presidente del Foro Económico Mundial, Borge Brende (EFE/L.Gillieron)

Este miércoles el Secretario General de la ONU aprovechaba su intervención en la reunión anual del Foro Económico Mundial (WEF por su sigla en inglés) que se celebra en la ciudad suiza de Davos para alertar sobre la mayor emergencia a la que nos enfrentamos como sociedad, que subyace y va más allá de las graves consecuencias de la guerra de Ucrania en la economía global.

Tras destacar el "impacto dramático y devastador" del conflicto, y pese a reconocer que no cree que se resuelva en el corto plazo, Antonio Guterres no dudó en afirmar que "habrá un final" a la guerra, algo que, en cambio, no parece atisbarse en el caso de la crisis climática, a la que el exmandatario portugués volvió a calificar como "la mayor amenaza para el futuro de la humanidad".

placeholder António Guterres en el Foro de Davos. (Reuters/A.Wiegmann)
António Guterres en el Foro de Davos. (Reuters/A.Wiegmann)

"Cada semana nos llega una nueva historia de horror climático desde diferentes lugares del mundo", afirmó el máximo responsable de la ONU. En cambio, "las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) están en niveles récord y no paran de crecer", por lo que "el compromiso internacional para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados está a punto de esfumarse".

Ante los principales líderes mundiales de la política y empresariales, Guterres volvió a insistir en que si seguimos sin adoptar las medidas de descarbonización "que todos ustedes conocen y han asumido" nos veremos abocados a un aumento de 2,8 grados de la temperatura media de la Tierra, lo que nos abocaría a los peores escenarios climáticos. Para evitarlo les reclamó que se atengan a seguir las directrices para alcanzar las cero emisiones netas de carbono respaldadas por la ONU y que dejen de aprovechar la coyuntura actual para atender otros intereses "dudosos o turbios".

Foto: La ONU reclama frenar ya la producción de combustibles fósiles (Reuters)

Un discurso que, pese a los golpes de efecto dialéctico a los que nos tiene acostumbrados el jefe de la ONU, no hace sino seguir la misma línea argumental que el propio WEF recoge en su Informe de Riesgos Globales 2023 presentado días antes del arranque de la cumbre de Davos y ampliamente analizado por distintos expertos a lo largo de esta semana.

El cambio climático: la mayor amenaza

El informe deja claro que, más allá de las graves consecuencias para la economía y la seguridad mundial derivadas de la invasión rusa de Ucrania, el mundo vive una situación de emergencia climática. Así, 7 de los 10 principales riesgos mundiales a los que deberemos hacer frente en los próximos diez años están directamente relacionados con el clima y el medio ambiente. Sin embargo, son para los que estamos menos preparados.

Entre ellos se destacan la falta de acción para mitigar el avance de la crisis climática, la falta de ayudas para la adaptación y compensación de daños, el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos, la pérdida de biodiversidad y el deterioro de los ecosistemas, el incremento de los desplazados por causas climáticas, el agotamiento de los recursos naturales y los daños medioambientales a gran escala.

placeholder Desplazados por las graves inundaciones de Pakistán. (EFE/S.Akber)
Desplazados por las graves inundaciones de Pakistán. (EFE/S.Akber)

Como destaca el informe, en estos últimos años la falta de un verdadero compromiso internacional hacia la consecución de los objetivos climáticos, recogidos y admitidos en el Acuerdo de París, ha puesto de manifiesto la gran divergencia existente entre lo que es científicamente necesario y lo que para una amplia mayoría de mandatarios resulta políticamente admisible.

Una nueva llamada a la acción

Para los analistas del WEF la creciente demanda de recursos energéticos fósiles para atender la crisis derivada de la guerra en Ucrania está poniendo en peligro los escasos avances en acción climática conseguidos hasta la fecha, y reducirá tanto la velocidad como la escala de los esfuerzos de mitigación durante los próximos años. De manera que, en la medida en que la resolución de los conflictos actuales desvíen la atención sobre los riesgos climáticos, la carga sobre los ecosistemas naturales aumentará debido a su papel aún infravalorado en el retroceso de la economía a escala global y la escasez de los recursos más básicos, como el agua, en amplias regiones del planeta.

placeholder Embalse reseco en Portugal. (EFE/N.Veiga)
Embalse reseco en Portugal. (EFE/N.Veiga)

Como se reconoce en el informe, la pérdida de naturaleza y el avance del cambio climático están intrínsecamente interrelacionados, de manera que un fallo en una esfera repercute automáticamente en la otra. Por ello, sin una reacción urgente para impulsar la acción climática y un aumento significativo de las inversiones en adaptación, la interacción entre los impactos del cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la seguridad alimentaria y el consumo de recursos naturales acelerará el colapso de los ecosistemas, amenazará el suministro de alimentos y los medios de subsistencia en las economías más vulnerables, amplificará los impactos de los desastres naturales y limitará el progreso de la humanidad.

Foto: Manifestación contra el cambio climático en Berlín. (EFE)

De hecho en uno de los apartados del texto se señala que si con un aumento de la temperatura media de 1,2 grados el efecto agravante del cambio climático se está multiplicando en todo el planeta, un aumento de casi tres grados nos abocaría a un avance tanto en la recurrencia como en la intensidad de los desastres naturales y fenómenos meteorológicos extremos, circunstancia que ya se vislumbra como el mayor riesgo que deberemos afrontar en los próximos años, con consecuencias que afectarán de manera desproporcionada a los países menos desarrollados.

Puede consultarse el informe completo del Foro Económico Mundial aquí (PDF en inglés).

Este miércoles el Secretario General de la ONU aprovechaba su intervención en la reunión anual del Foro Económico Mundial (WEF por su sigla en inglés) que se celebra en la ciudad suiza de Davos para alertar sobre la mayor emergencia a la que nos enfrentamos como sociedad, que subyace y va más allá de las graves consecuencias de la guerra de Ucrania en la economía global.

Cambio climático Macroeconomía ONU
El redactor recomienda