Es noticia
Menú
Los científicos nos recuerdan que España está en la ‘zona cero’ del cambio climático
  1. Medioambiente
  2. Clima
Reacciones al informe del IPCC

Los científicos nos recuerdan que España está en la ‘zona cero’ del cambio climático

El último informe del Panel Internacional de expertos en Cambio Climático (IPCC) resalta las consecuencias que tendrá para España si no se recortan de manera significativa las emisiones de CO2

Foto: Las sequías serán cada vez más severas y recurrentes (EFE J.Zapata)
Las sequías serán cada vez más severas y recurrentes (EFE J.Zapata)

Si se mantienen los niveles globales de emisiones de gases con efecto invernadero (GEI) España será uno de los países europeos más amenazados por el calor extremo. Según la documentación aportada por los científicos las olas de calor que azotan nuestro país y que ahora sufrimos una vez cada 50 años, pasarían a ser anuales. Como consecuencia, las muertes relacionadas con los episodios de altas temperaturas en España podrían multiplicarse por 40 en los próximos años. Asimismo, la demanda de energía para adaptarse a estas condiciones y climatizar los edificios podría duplicarse en 2035 y triplicarse antes de 2065.

La escasez de agua limitará el regadío y llevará a muchos agricultores a abandonar sus tierras

Otra de las principales consecuencias de la subida de las temperaturas prevista para la región mediterránea es el aumento, en extensión y virulencia, de los incendios forestales. Así, un estudio citado en el informe prevé que la superficie quemada aumentará casi un 200% si las emisiones globales se GEI no logran recortarse de manera significativa en la próxima década.

El calor extremo también supone una gran amenaza para la biodiversidad marina del Mediterráneo. Las plantas y los animales que habitan nuestro mar son más susceptibles al calentamiento ya que no pueden desplazarse hacia el norte para encontrar aguas más frescas. Si las emisiones globales no se reducen rápidamente, las praderas submarinas de posidonia podrían desparecer hacia mitad de este siglo, y con ellas la rica biodiversidad que albergan.

Foto: Paso de la borrasca Gloria por España. Foto: EFE David Arquimbau Sintes

Respecto a las consecuencias del cambio climático para nuestra agricultura, el documento del IPCC recuerda que las pérdidas de cosechas debidas a la sequía y al calor extremo se han triplicado en toda Europa en los últimos 50 años, y esta previsto que aumenten si somos incapaces de reducir las emisiones globales de GEI a los niveles que exige el Acuerdo de París y que ha asumido la UE. La escasez de agua limitará a su vez el regadío en la agricultura, lo que podría aumentar enormemente las pérdidas y llevar a muchos agricultores a abandonar sus tierras.

Pérdida de superfície agrícola

El rendimiento de algunos cultivos como el maíz podría disminuir hasta un 80% en España, mientras las zonas agrícolas más adecuadas para el resto de algunas de nuestras variedades más características, como la vid, se desplazarán hacia el norte. Otro estudio citado en el informe prevé que las pérdidas de producción agrícola provocadas por la sequía en España aumentarán un 250%. Los efectos serán también negativos para la silvicultura y la salud general de nuestros bosques, debido al previsible aumento de los daños provocados por las plagas forestales.

placeholder Campo de girasoles afectados por la sequía (EFE/V.Donev)
Campo de girasoles afectados por la sequía (EFE/V.Donev)

Uno de los capítulos en los que España aparece entre los países más vulnerables a los efectos del cambio climático es el del acceso al agua potable. El aumento de la demanda, combinado con unas condiciones cada vez más desfavorables, podría agotar las reservas, tanto de agua embalsada como subterránea, y sumar siete millones de personas de nuestro país a las que habitan ya zonas de escasez en todo el planeta.

Foto: Inundaciones en Chennai, India. (EFE/EPA/Idrees Mohammmed)

En este capítulo el informe del IPCC señala que la capacidad de adaptación a una reducción tan severa de la disponibilidad de agua será especialmente limitada en el caso de nuestro país, lo que tendrá graves contrapartidas económicas además de medioambientales. Así, en otro de los estudios recogidos en el informe se llega a afirmar que España podría ver disminuir su PIB en un 46% a finales de siglo si no se atajan las emisiones de GEI en las proporciones y los plazos fijados por la UE.

El informe del IPCC revela con toda claridad y crudeza la gravedad de las amenazas a las que nos enfrentamos, y debería servir como llamada a la acción a los países más afectados, entre ellos España. Porque, como se señala en el propio documento, todavía estamos a tiempo de evitar lo peor. En ese sentido, cada fracción de grado de calentamiento que logremos evitar, cada paso hacia la transición energética, puede marcar la diferencia.

Puede consultarse el informe al completo aquí (en inglés)

Si se mantienen los niveles globales de emisiones de gases con efecto invernadero (GEI) España será uno de los países europeos más amenazados por el calor extremo. Según la documentación aportada por los científicos las olas de calor que azotan nuestro país y que ahora sufrimos una vez cada 50 años, pasarían a ser anuales. Como consecuencia, las muertes relacionadas con los episodios de altas temperaturas en España podrían multiplicarse por 40 en los próximos años. Asimismo, la demanda de energía para adaptarse a estas condiciones y climatizar los edificios podría duplicarse en 2035 y triplicarse antes de 2065.

Cambio climático Agricultura Efecto invernadero
El redactor recomienda