Es noticia
Menú
El ciclo del agua de la Tierra se está alterando más de lo previsto
  1. Medioambiente
  2. Agua
Cambio Climático

El ciclo del agua de la Tierra se está alterando más de lo previsto

Un estudio publicado en 'Nature' alerta de las consecuencias negativas que pueden tener los cambios ahora descubiertos, tanto para los ecosistemas naturales como para la sociedad

Foto: Las sequías se intensifican en todo el planeta (EFE/M.Sierra)
Las sequías se intensifican en todo el planeta (EFE/M.Sierra)

El ciclo del agua consta del agua almacenada en la Tierra en todos sus estados, junto con el agua en movimiento por el sistema climático del planeta. Este ciclo ha ido fluctuando a lo largo de la historia, sin embargo cuantificar su cambio histórico es difícil debido a la escasez de observaciones directas, dado que entre el 77 % y el 85 % de la precipitación y la evaporación globales tiene lugar en los océanos.

Hacia finales del siglo XXI se prevén importantes y graves cambios ajenos a los causados por la variabilidad natural

Debido a ello se hace especialmente dificultoso determinar los patrones que rigen la circulación del agua dulce en el planeta. Sin embargo, un estudio llevado a cabo por la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW), en Sidney (Australia), ha logrado estimar la cantidad de agua dulce oceánica que se ha desplazado del ecuador a los polos en los últimos cincuenta años gracias al estudio de la salinidad de los océanos.

Foto: Foto: Unsplash/@storybylindsay.

Los flujos de agua dulce entre la atmosfera y el mar dejan su testimonio en el océano mediante el nivel de sal. Así, la salinidad media es más baja en las partes más cálidas y en las más frías de los océanos, y es más alta allí donde se mantienen unas temperaturas intermedias. Un equilibrio que se estaría viendo afectado por el calentamiento global derivado del reforzamiento del efecto invernadero.

Comparando esos parámetros de salinidad, los autores del estudio, cuyas conclusiones se recogen en un artículo publicado en la revista Nature, han logrado establecer que en el período de tiempo analizado (1970-2014) el transporte de agua dulce oceánica desde la región ecuatorial hacia los polos fue en realidad entre dos y cuatro veces mayor de lo que recogen los actuales modelos climáticos.

placeholder Carretera inundada por el desbordamiento del río Ter (EFE David Borrat)
Carretera inundada por el desbordamiento del río Ter (EFE David Borrat)

Dado que el desplazamiento desde las zonas cálidas a las regiones frías provoca la mayor parte del transporte de agua dulce en el planeta, el trabajo de estos investigadores vendría a dar cuenta de los grandes cambios que se están produciendo en el ciclo global del agua como consecuencia del calentamiento global y daría respuesta a la tendencia hacia los extremos que están mostrando los patrones de precipitación: con períodos de escasez de lluvias que dan lugar a sequías cada vez más persistentes y severas, seguidos de episodios tormentosos cada vez más intensos y que provocan graves inundaciones.

En ese sentido, hay que recordar que, tal y como señalan los informes del IPCC, a pesar de que el flujo y el almacenamiento de agua en el sistema climático de la Tierra siempre se ha caracterizado por ser altamente variable, hacia finales del siglo XXI se prevén importantes cambios ajenos a los causados por la variabilidad natural y directamente asociados a la crisis climática.

Foto: El lago Piru, en California, completamente seco (EFE)

En un planeta cada vez más caliente se producirá un aumento neto de las lluvias, pero también de la evaporación en superficie y la transpiración de las plantas, algo que no ocurrirá de forma homogénea y repartida. Así, mientras en algunas zonas aumentarán las precipitaciones en otras disminuirán, y en ambos casos sucederá de forma cada vez más contrastada y brusca.

En uno de los apartados del estudio los investigadores alertan que los escenarios que plantean los expertos en cambio climático están subestimando las consecuencias de ese incremento en la transferencia de agua dulce cálida y fría, por lo que las consecuencias estimadas podrían quedarse cortas.

El ciclo del agua consta del agua almacenada en la Tierra en todos sus estados, junto con el agua en movimiento por el sistema climático del planeta. Este ciclo ha ido fluctuando a lo largo de la historia, sin embargo cuantificar su cambio histórico es difícil debido a la escasez de observaciones directas, dado que entre el 77 % y el 85 % de la precipitación y la evaporación globales tiene lugar en los océanos.

Cambio climático Agua Mares
El redactor recomienda