'Rios persona': la última argucia legal para salvar el Mar Menor
  1. Medioambiente
  2. Agua
Iniciativa Legislativa Popular

'Rios persona': la última argucia legal para salvar el Mar Menor

La Universidad de Murcia apuesta porque la laguna costera del Mar Menor sea declarada sujeto de derecho. De ser así, se convertiría en el primer ecosistema europeo con derechos propios

Foto: El río Ganges cuenta con personalidad jurídica propia (EFE)
El río Ganges cuenta con personalidad jurídica propia (EFE)

¿Estaría mejor conservado el Mar Menor si tuviera los mismos derechos que una persona? Si se le pregunta a Teresa Vicente, profesora de Filosofía del Derecho y directora de la Cátedra de Derechos Humanos y de la Naturaleza de la Universidad de Murcia, la respuesta sería que sí.

La profesora Vicente decidió hace unos meses llevar ante el Congreso de los Diputados una Iniciativa Legislativa Popular que pide dotar al Mar Menor de personalidad jurídica. ¿Qué significa esto? Que de admitirse en el Parlamento, este ecosistema tendría, entre otras cosas, derecho a existir, florecer y evolucionar naturalmente.

“La Declaración de la personalidad jurídica del Mar Menor y su Cuenca permitirá una gobernanza autónoma de la laguna costera, entendida como un ecosistema merecedor de protección en sí mismo”, dice la propuesta. En definitiva, el Mar Menor tendría derechos propios al margen de la acción política.

"Estamos ante el movimiento jurídico más importante del siglo XXI porque nuestro Planeta está colapsando"

“Si tenemos éxito prevalecería siempre, y por encima de todo, lo que necesita la Laguna e indica la ciencia. Se podría denunciar cualquier ley que fuera en contra de los derechos de ese espacio y se evitaría, por ejemplo, que cada Gobierno aprobara sus propias normas”, dice la jurista en declaraciones a Planeta A.

La fórmula elegida, frente a otras posibles como el referendum, “es la más rápida. Nuestro ecosistema está muy enfermo”, matiza Vicente. Como sujeto de derecho, la laguna contaría con tres figuras de representación y gobernanza: una Tutoría y representación legal, que ejercería un representante de las Administraciones Públicas que intervienen en este ámbito y un representante de los ciudadanos de los municipios ribereños.

Foto: Retirada de peces muertos en el Mar Menor. (Reuters)

Además contaría con una Comisión de seguimiento, o los llamados guardianes del Mar Menor y, por último, con un Comité Científico que asistiría a ambos. “Es una buena iniciativa, pero el reconocimiento no lo es todo. ¿Servirá para que se aplique de verdad alguna medida de conservación efectiva?, ¿quién se va a encargar de proteger sus derechos? En teoría la propuesta habla de unos guardianes, pero ¿quiénes serán, científicos?”, matiza Ana Barreira, directora del Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA).

placeholder Cadena humana en defensa del Mar Menor (EFE)
Cadena humana en defensa del Mar Menor (EFE)

Hay algunos ejemplos sobre los llamados 'ríos persona' (es decir, ecosistemas sujetos de derecho) prácticamente en todos los continentes. En Nueva Zelanda, el río Whanganui cuenta con esta protección desde 2017.

La Ley neozelandesa Awa Tupua Act reconoce su personalidad jurídica y le asigna dos representantes: uno del Gobierno y otro de entre los miembros de la tribu Iwi. Otro de los ejemplos icónicos es el del río Atrato en Colombia, considerado como sujeto de derechos por Sentencia de la Corte Constitucional (T 622) en 2016.

El fallo llegó después de una demanda interpuesta por varias comunidades étnicas de El Chocó por el grave impacto de extracciones mineras y explotaciones forestales. Tras esta Sentencia le llegó el turno a la Amazonia colombiana, declarada sujeto de derecho en 2018. En Quebec (Canadá) este mismo año, el río Magpie ha pasado “a ser el primer río persona” del país. El río Turga de Bangladesh y el Yamuna y Ganges de India también cuentan con protecciones parecidas desde hace unos cuatro años.

placeholder Recogida de peces muertos en el Mar Menor (EFE)
Recogida de peces muertos en el Mar Menor (EFE)

El del Mar Menor es el primer caso de este tipo en Europa. Sin embargo, la profesora murciana aclara que lo que está sucediendo aquí está siendo observado atentamente desde el resto del Continente. De hecho, Teresa Vicente forma parte de un grupo informal de trabajo europeo constituido por 23 miembros. Cada uno de ellos valora medidas parecidas para algún ecosistema de gran valor de su país y que se encuentra en mal estado de conservación. Al frente de todos ellos, Marie Toussaint, la representante de Los Verdes en el Parlamento Europeo.

Siguiendo en Europa, y desde finales de 2019 existe una propuesta de Carta de los Derechos Fundamentales de la Naturaleza de la UE. La idea se basa en un estudio llevado a cabo por las Universidades de Salento (en concreto el Centro Euroamericano de Investigación sobre Políticas Constitucionales), la de Siena y la ONG escocesa Nature’s Right.

Foto: Peces muertos a orillas del Mar Menor (Reuters)

El texto es toda una declaración de intenciones: “En una era de emergencia climática, en la que las mismas instituciones internacionales hablan del 'fracaso' del derecho ambiental, se ha tornado necesario y urgente el punto de inflexión para una construcción diferente de normas legales con respecto al medio ambiente.

El estudio tiene como objetivo establecer un marco para el reconocimiento de los derechos de la naturaleza en el ordenamiento jurídico de la UE. "El momento presente ofrece la posibilidad de transformar la forma en que los humanos habitan la Tierra. Somos naturaleza, parte de la red interdependiente de la vida. Cuando la naturaleza prospera, nosotros prosperamos. Cuando la naturaleza muere, morimos”.

placeholder El Ganges, en India, es uno de los mayores 'ríos persona' del mundo (Reuters)
El Ganges, en India, es uno de los mayores 'ríos persona' del mundo (Reuters)

Para Vicente todos estos ejemplos demuestran que “se trata del movimiento jurídico más importante del siglo XXI porque nuestro Planeta está colapsando”. “En la mayoría de casos han sido los tribunales los que han reconocido derechos a estos espacios. Pero ¿hay algún cambio? Hay mucha legislación medioambiental que se ha convertido en papel mojado.Es decir, que todas estas iniciativas están muy bien, pero si se aplican las leyes. El Ganges tiene personalidad jurídica, pero hay que hacer una restauración tan grande en este río, que se tardará años en ver si esta nueva medida es efectiva. Lo mismo puede pasar con el Mar Menor”, opina Barreira.

Foto: Cataratas de Iguazú, en Argentina. (EFE)

En octubre acaba el plazo para la recogida de firmas de esta Iniciativa Legislativa Popular. Se necesitan medio millón para presentarlas ante el Congreso y que este someta a consideración si sigue con el proceso o lo rechaza.No se sabe qué ocurrirá, pero es interesante tener en cuenta lo que decía ya en el año 1972 el profesor de Leyes de California Christopher Stone en su “¿Deberían los árboles tener derechos?”. Este texto, que se considera el germen de todo este movimiento global, plantea que si la historia moderna concedió personalidad jurídica a corporaciones y empresas, ¿por qué los ríos y la Naturaleza, no pueden tener también derechos?

Iniciativa Legislativa Popular (ILP) Naturaleza
El redactor recomienda