Es noticia
Menú
En busca de un décimo escondido de Lotería de Navidad: cómo un lotero de Lugo emulará el anuncio
  1. Lotería de Navidad
número 01181

En busca de un décimo escondido de Lotería de Navidad: cómo un lotero de Lugo emulará el anuncio

En el barrio de San Antonio, se abre la veda a partir de este miércoles para buscar, en "edificios, árboles o bancos", décimos escondidos por las calles. Hay 25 pistas para encontrarlos

Foto: Un décimo de la Lotería de Navidad escondido en el anuncio (Loterías y Apuestas del Estado)
Un décimo de la Lotería de Navidad escondido en el anuncio (Loterías y Apuestas del Estado)

Por segundo año consecutivo y para que sirva de precedente en una situación como la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, en el barrio de San Antonio, en Lugo (Galicia), se esconderán décimos de la suerte por las calles para preparar el camino del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. "Está de moda el tema de la lotería y por qué no regalada", explica en una entrevista con El Confidencial el creador de la iniciativa, Fernando Toubes, lotero de la Librería Galicia. Para repetir el hito de convocatoria y expectativas que se creó en 2020 y con el objetivo de seguir brindando ilusión a quienes se topen con los boletos, el propietario del establecimiento ha decidido esconder números de la Lotería de Navidad en diferentes lugares del barrio de San Antonio: en total, se han puesto en juego entre los vecinos 25 décimos del número 01181, una fecha "muy especial" que guarda relación con los 40 años que ha cumplido la Librería Galicia este año, aunando en la combinación el año y el mes en el que se inauguró el negocio.

El juego, al que se dará el pistoletazo de salida este miércoles 15 de diciembre a partir de las 10:00 horas y se desarrollará hasta el día 21 de diciembre, el día previo a la fecha de celebración del sorteo, se fundamenta en una lista de 25 pistas que dan información de los lugares en los que permanecen ocultos los décimos. Esa información se podrá consultar en persona en la librería de Toubes y se colgará "en distintos medios para que todo el mundo pueda participar". Algunas frases como "estaré allí cuando me vengas a buscar, con la mochila llena de libros para estudiar", "el rojo es mi color y, por alguna razón, me llaman pruno" o "castaño soy, jugaron mucho conmigo y estoy solo en mi patio" orientarán a los sabuesos hasta los escondites de boletos con la esperanza de que toque premio en el sorteo de la Lotería de Navidad.

Foto: Imagen: Irene de Pablo.

"Las pistas te van a dirigir de alguna manera porque aquí en el barrio, como pasa en todas las ciudades, en distintas calles hay varios tipos de árboles, por ejemplo, y hay uno al que llaman el árbol del amor. No hay mucha gente que sepa eso, pero es cuestión de identificar la imagen con lo que puede ser el décimo en sí. Están metidos en un plástico y no se van a mojar ni deteriorar", explica Fernando Toubes sobre la mecánica del juego tras el que se esconden, en sobres, un total de 25 décimos del sorteo. "Nosotros no canjeamos, es decir, que la persona que encuentra el décimo en la calle se lo mete al bolsillo y participa el día 22. Cuál fue nuestra sorpresa en 2020 que, a pesar de estar confinados en casa, desilusionados y con la moral baja, esto incentivó de tal manera al barrio que lo único que hacían los vecinos era agradecernos la iniciativa de llevar este juego a la calle y jugaba todo el mundo", rememora el lotero sobre los orígenes de este particular escondite en la ciudad, que nació como "un aliciente" para animar a la gente local, "que estaban un poco decaídos con la pandemia".

"En aquel momento era bastante complicado salir a la calle por el toque de queda, entonces lo que queríamos era incentivar a nuestro barrio y buscábamos un juego que les hiciera salir de casa. Lo que hicimos fue, todos los días y durante cinco días seguidos, esconder cinco décimos al día y que la gente tuviera que venir a buscar las pistas a nuestro comercio. A primera hora de la mañana, a las 7:00, ya había gente esperando para saber cuál era la pista y empezar a buscar los décimos que estaban en la calle", señala a la par sobre la iniciativa. Sin perder la esencia de ser una acción atractiva para los ciudadanos, este año el juego ha cambiado un tanto pues ya no se colocarán cinco décimos al día, sino que los 25 boletos ya estaban dispuestos por las vías de San Antonio desde este martes, "tanto en edificios abandonados con acceso al público como en árboles, bancos, aceras...". Hasta que se acaben los boletos se mantendrá vivo el juego, aunque habrá que darse prisa porque algunos de ellos ya están en manos de alguien.

Si hay algún décimo que no se encuentre, lo llevaremos a varias organizaciones sin ánimo de lucro deslizándoselo por debajo de sus puertas

Además, en esta ocasión, no son números distintos como el año pasado y es el mismo para todos: el 01181, acabado en una de las terminaciones más buscadas este 2021. "Supongo que se pondrá de moda el número que regalamos", bromea Toubes al respecto. La otra novedad de la nueva organización del juego está relacionada con donar aquellos boletos que tengan la mala fortuna de no ser encontrados, emulando la cadena de décimos que sirve de hilo conductor al anuncio de la Lotería de Navidad. "El año pasado hubo tres que eran bastante complicados de conseguir porque estaban escondidos de una manera un poco especial y lo que hicimos fue hacer una emisión en televisión en directo para que en el mismo momento en el que se emitía la gente fuera a buscarlo. Este año, si de esos 25 décimos hay alguno que no encuentren, lo que vamos a hacer automáticamente es llevarlo a varias organizaciones sin ánimo de lucro deslizándoselo por debajo de sus puertas justo antes de que empiece el sorteo y lo dejaremos dentro de sus oficinas para que puedan jugar ese número para el sorteo de Navidad", cuenta el lotero de Lugo.

De acuerdo con el documento de instrucciones para encontrar los boletos, el número de la suerte 01181 se puede encontrar "en cualquier sitio público de la parroquia". Esta es la lista completa de pistas que ha proporcionado el lotero a los vecinos:

  • Escalera viva, escalera sola
  • En una placita dos magnolios me vigilan
  • En el campanario no estoy, aunque cerquita me encuentro
  • El rojo es mi color y me llaman pruno por alguna razón
  • Castaño soy y jugaron mucho conmigo. Estoy solito en un pradito
  • Allí estaré cuando me vengas a buscar, con una bolsa de libros para estudiar
  • No aparques... no puedes, ello sí
  • La flecha se parece a la del camino
  • Tres nacionalidades juntas y al final se quedó en nuestro barrio
  • Qué penita da el niño que no puede escapar
  • En dieciséis metros me encuentras en la Gañidoira
  • Qué labor hacen por la cabeza que no para
  • El magnolio respira, aunque esté en obras
  • ¡¡Resistencia!! Y qué bien sabe
  • Llegar no llegaría, si no fuera por ellos
  • Qué bonitos eran los móviles con cables
  • Nunca aparqué en la calle Asorey
  • ¿A quién no le gusta la romería?
  • Dados punto cero...
  • Se come en Navidad y no pagas ahora
  • Baja del monte Pena rubia y para
  • Cuando veas la "I", espera y me encontrarás
  • La primera casa, el pájaro canta
  • La calle no tiene salida y su nombre de santo es
  • ¡¡Recicla!! Y no dejes cristales fuera

"Algún compañero decía después de ver el anuncio de la lotería: 'Oye, Fernando, esto me recuerda mucho a tu juego del año pasado'. Y se trata un poco de eso, ¿no? De que la ilusión que nos falta a todos se transmita a la gente que lo pasa mal. En nuestro barrio, como en muchos sitios, hay gente que tiene sus propias historias y no han pasado un año muy alegre", justifica Toubes. "No tenemos ninguna expectativa de secretismo", añade en relación con las pistas que forman parte también de la iniciativa. "El año pasado me dio lástima una pareja que estuvo desde el primer día buscando y estaban todos los días en la librería preguntando cuál era el nivel de dificultad a la hora de encontrar los décimos, si quedaban o no... Venían todos los días y desgraciadamente no pudieron llevarse uno para casa. A los clientes que vayan a entrar a nuestro establecimiento les daremos una hoja con las 25 pistas, pero después las colgaremos en distintos medios para que todo el mundo pueda participar. Nuestra idea principal es que esté abierto a todo el mundo", sentencia.

Por segundo año consecutivo y para que sirva de precedente en una situación como la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, en el barrio de San Antonio, en Lugo (Galicia), se esconderán décimos de la suerte por las calles para preparar el camino del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. "Está de moda el tema de la lotería y por qué no regalada", explica en una entrevista con El Confidencial el creador de la iniciativa, Fernando Toubes, lotero de la Librería Galicia. Para repetir el hito de convocatoria y expectativas que se creó en 2020 y con el objetivo de seguir brindando ilusión a quienes se topen con los boletos, el propietario del establecimiento ha decidido esconder números de la Lotería de Navidad en diferentes lugares del barrio de San Antonio: en total, se han puesto en juego entre los vecinos 25 décimos del número 01181, una fecha "muy especial" que guarda relación con los 40 años que ha cumplido la Librería Galicia este año, aunando en la combinación el año y el mes en el que se inauguró el negocio.

Lotería de Navidad 2021
El redactor recomienda