la situación es "significativamente mejor"

Urkullu levanta la alerta sanitaria para votar el 12 de julio: "Se dan todas las condiciones"

Asegura que a día de hoy se dan "todas las garantías" para celebrar las elecciones en julio: "Hemos superado la emergencia sanitaria. Se ha superado el riesgo de colapso del sistema sanitario vasco"

Foto: Urkullu anuncia la celebración de elecciones para el domingo 12 de julio. (Irekia)
Urkullu anuncia la celebración de elecciones para el domingo 12 de julio. (Irekia)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha convocado las elecciones autonómicas vascas para el 12 de julio al sostener que a día de hoy se dan "todas las condiciones para celebrar" los comicios en esa fecha con "plenas garantías". Para ello, el Gobierno vasco ha levantado la situación de "emergencia sanitaria" en vigor en Euskadi desde el pasado 13 de marzo, un día antes de que Pedro Sánchez decretara el decreto de alarma ante la evolución del coronavirus, para dar paso a una nueva fase que denomina de "vigilancia sanitaria y control".

La fecha del 12 de julio la ha comunicado Urkullu a los miembros de su gabinete tras convocar de forma extraordinaria al Consejo de Gobierno a las 13.00 horas de hoy, lo que ha precedido a la comparecencia ante los medios de comunicación que ha tenido lugar dos horas después para justificar a la sociedad vasca la decisión de convocar los comicios en verano. Dado que deben transcurrir 54 días para la cita con las urnas desde la convocatoria de las elecciones, el presidente vasco tenía hasta mañana a más tardar para dar este paso de cara a poder celebrar los comicios el 12 de julio, como era su deseo desde hace varias semanas.

La decisión del lehendakari de convocar elecciones llega cuando a día de hoy sigue vigente el estado de alarma para hacer frente al coronavirus y cuando el País Vasco permanece en la fase 1 del plan de desescalada en cuatro etapas diseñado por el Gobierno español para poder recobrar la "nueva normalidad" a finales de junio. De este modo, las elecciones vascas –y también los comicios en Galicia, que seguirá los pasos del País Vasco y sacará las urnas el 12 de julio– se celebrarán recién finalice el plan de desescalada contemplado por el Ejecutivo español siempre que la evolución de la pandemia no altere el calendario establecido por Sánchez. En todo caso, el acuerdo alcanzado por el PNV con el Gobierno español para la prórroga del estado de alarma contempla que la posible vigencia de la emergencia sanitaria por la pandemia no sea un impedimento para la celebración de los comicios vascos.

A día de hoy, en Euskadi no se pueden celebrar reuniones de hasta diez personas en los domicilios particulares –solo están permitidas en la terraza de un bar o cafetería– dentro de una serie de restricciones impuestas por el Gobierno vasco a la fase 1 de la desescalada, a diferencia de lo que ocurre en otras comunidades que se encuentran en esta etapa. "Quedan 54 días hasta el 12 de julio. No nos situemos como si fuera hoy el 12 de julio. En 54 días pueden suceder muchas cosas", ha replicado Urkullu al ser interpelado por la idoneidad en estos momentos de la convocatoria electoral, que se publicará mañana en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV), con las actuales limitaciones establecidas dentro de este proceso de tránsito a la nueva normalidad. "Insisto en que estamos hablando de aquí a 54 días. Por lo tanto, situémonos dentro de dos meses, teniendo en mente que para entonces, si se cumplen todas las previsiones, el conjunto del Estado estaremos también habiendo superado la fase 4 de la desescalada", ha señalado.

Para justificar la convocatoria de elecciones antes del verano en contra del criterio mayoritario de la oposición –solo Equo respalda el planteamiento del lehendakari–, Urkullu ha apuntado a razones "sanitarias", de "naturaleza jurídica y legal" y de "garantía de participación". En relación a la evolución de la pandemia, ha argumentado que el escenario es "radicalmente diferente" a la situación que existía el 13 de marzo, cuando se decretó la emergencia sanitaria en el País Vasco, o el día 16 de ese mes, momento en el que se suspendieron las elecciones autonómicas previstas inicialmente para el 5 de abril ante la evolución del coronavirus. "La situación es significativamente mejor", ha incidido Urkullu, que ha insistido en su argumento de que a la vuelta del verano, según los expertos epidemiológicos, podría darse un rebrote del coronavirus y para entonces no habrá una vacuna para combatir la patología.

Urkullu convoca elecciones cuando sigue vigente el estado de alarma y Euskadi está en la fase 1 de desescalada: "Aún restan 54 días para el 12 de julio"

"Hoy estamos en el mejor de los días", ha aseverado Urkullu, que ha puesto de relieve que a día de hoy "se ha superado la emergencia sanitaria" y "el riesgo de colapso del sistema sanitario vasco" con los actuales datos de la evolución de la pandemia en Euskadi. El levantamiento de la emergencia sanitaria, y que constituye el necesario paso previo a la convocatoria de elecciones, se ha oficializado a través de un decreto firmado este domingo por el lehendakari, y dado a conocer por la Presidencia vasca este lunes, que disuelve el consejo asesor el Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) que se constituyó el pasado 14 de marzo, un día después de la declaración de emergencia sanitaria.

El decreto "deja sin efecto" la avocación de las facultades de dirección y coordinación del Plan de Protección Civil de Euskadi al lehendakari para liderar la estrategia frente al Covid-19, y que ahora queda en manos de la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia. Urkullu presidirá esta tarde la última reunión del comité asesor de este organismo bajo su mando, y en el que participan los diputados generales de los tres territorios históricos, el delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, o el presidente de la asociación de municipios vascos Eudel, Gorka Urtaran, "sin perjuicio de que la nueva dirección del Plan acuerde designar otro para los fines legalmente previstos", según se refleja en el decreto del lehendakari.

Urkullu firma el decreto de convocatoria de elecciones. (Irekia)
Urkullu firma el decreto de convocatoria de elecciones. (Irekia)

En el mismo, Urkullu justifica la decisión de dejar de asumir la dirección del Plan de Protección Civil de Euskadi en base a que, "transcurridos dos meses de gestión de la pandemia, los indicadores de evolución de la misma ubican la situación actual en una fase de contención y minoración" y porque "el objetivo final es evitar, en primer lugar, el retorno a una situación en que la curva epidemiológica vuelva a mostrar una tendencia ascendente y, en segundo lugar, y con carácter finalista, el avance hacia una situación de normalidad, con medidas preventivas menos invasivas de la libertad individual y colectiva".

"Se da por superada la fase de emergencia sanitaria, cuyo objetivo era evitar el colapso del sistema sanitario y procede iniciar ahora una fase de vigilancia sanitaria mediante la gestión de casos y contactos"

En este contexto, Urkullu pone de relieve que en las últimas fechas la consejera de Salud, Nekane Murga, "ha desactivado ya buena parte del dispositivo normativo que ha venido dictando para evitar la propagación del virus". Además –según refleja– el viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo, dictó una resolución el 14 de mayo que establecía que, "según los actuales indicadores sanitarios, se ha superado la situación epidemiológica que el pasado 13 de marzo aconsejaba adoptar medidas extraordinarias y urgentes para dar respuesta a la situación de emergencia de salud pública que en aquel momento se daba". De este modo, con arreglo a esta resolución "se da por superada la fase de emergencia sanitaria, cuyo objetivo principal era evitar el colapso del sistema sanitario y procede iniciar ahora una fase de vigilancia sanitaria, que tiene por objeto la contención y minoración, mediante la gestión de casos y contactos".

En "lógica coherencia" con todo ello –determina el decreto de Urkullu–, se "adapta" el Plan de Protección Civil de Euskadi a "la fase de vigilancia sanitaria que ahora se inicia". El LABI se mantiene activo porque "aunque hayan desaparecido las razones de emergencia sanitaria que dieron soporte a su activación", el objetivo es "seguir contando con la infraestructura de protección civil que pueda resultar necesaria para responder a la fase de vigilancia sanitaria que ahora se inicia".

Para la cita con las urnas, el Gobierno vasco se ha asegurado el respaldo del Ejecutivo español, que facilitará los medios necesarios para la celebración de los comicios en julio, según se recoge en el acuerdo alcanzado con el PNV para posibilitar la última prórroga del estado de alarma. El apoyo del Estado es una cuestión trascendental, ya que el lehendakari pretende incrementar de forma considerable el voto por correo en su plan electoral –es el pilar sobre el que fundamenta su llamamiento a las urnas en julio– y, para ello, ha previsto un incremento sustancial de los servicios que presta Correos y el Instituto Nacional de Estadística (INE) para posibilitar el aumento del voto previo.

Los partidos de la oposición, a excepción de Equo –esta formación concurrirá a las elecciones vascas en solitario después de integrar la pasada legislatura la coalición formada por Podemos e Izquierda Unida tras ser "vetada" ahora en esta unión política por Pablo Iglesias–, han denunciado el "paripé" de las dos reuniones que ha celebrado Urkullu con las fuerzas políticas con representación en el Parlamento Vasco para abordar la convocatoria de las elecciones con el máximo consenso posible –la última, el pasado jueves–, ya que sostienen que el lehendakari ha tenido entre "ceja y ceja" convocar los comicios en julio pasara la que pasara. A este respecto, EH Bildu, Podemos y el PP han acusado al presidente vasco de estar más interesado en las elecciones que en la salud de la ciudadanía vasca al poner de relieve que a día de hoy no se puede asegurar la celebración de las elecciones con "plenas garantías de salud" para la población.

La fecha "con mayores garantías" es el 12 de julio "teniendo en cuenta la menor incidencia de la pandemia en verano y el mayor riesgo en otoño"

Ante estas acusaciones, el lehendakari ha replicado en su comparecencia de hoy que la "fecha con mayores garantías" es el 12 de julio "teniendo en cuenta la menor incidencia de la pandemia en verano y el mayor riesgo en otoño". A día de hoy, según ha enfatizado, "se dan todas las condiciones para celebrar las elecciones" en la fecha elegida a pesar de que ha admitido que "es cierto que estamos ante la incertidumbre del Covid-19" de cara a las próximas fechas. Pero, pese a ello, ha "trasladado a la sociedad que las elecciones se van a realizar con plenas garantías de seguridad para la salud de las personas".

Entre las razonas sanitarias que justifican la celebración de las elecciones en julio, Urkullu ha apuntado a que el "último informe" del Departamento vasco de Salud ha confirmado "el descenso mantenido de casos positivos en las últimas semanas" y la "caída continua de las personas fallecidas", lo que lleva a concluir que "hemos superado la emergencia sanitaria, cuyo objetivo era contener la expansión de la pandemia y evitar el colapso del sistema de salud". "Nos encontramos en una nueva etapa de vigilancia y control. La tendencia se ha revertido y no hay peligro de colapso en el sistema de atención sanitaria", ha insistido para reiterar las "incertidumbre asociadas al otoño".

"La vigencia del estado de alarma no es obstáculo para los comicios y, de hecho, el Gobierno español coadyuvará a la mejor realización de las elecciones"

Asimismo, ha puesto de manifiesto que el acuerdo alcanzado por el PNV con el Ejecutivo de Sánchez "establece que la vigencia del estado de alarma no es obstáculo para la celebración" de los comicios y, "de hecho, el Gobierno español coadyuvará a la mejor realización de las elecciones". A este respecto, ha asegurado que el Departamento de Seguridad "ha elaborado un plan de seguridad y protección que establece las medidas y mecanismos preventivos para que toda la ciudadanía cuente con todas las garantías en el acceso al voto". "Es importante recordar que convocar las elecciones responde, primero, a un derecho fundamental de la ciudadanía que hay que respetar; y, segundo, es una obligación legal que debo cumplir", ha subrayado.

En estos momentos –ha remarcado–, el mes de julio ofrece "garantías" para la cita con las urnas. No obstante, Urkullu ha expuesto su "compromiso" para "volver a dejar sin efecto" la convocatoria electoral en caso de que "se volvieran a reproducir las circunstancias" que condujeron a anular los comicios del 5 de abril. En ese caso, ha asegurado que "tendríamos una alternativa antes del 25 de octubre", fecha en la que concluía a priori la legislatura antes del adelanto electoral decretado por el lehendakari, si bien el presidente vasco ha admitido a preguntas de los medios que no tiene en mente en estos momentos otra posible fecha para la cita con las urnas en caso de que la evolución de la pandemia diera un giro en la tendencia descendiente y obligara a suspender de nuevo los comicios.

Habría una "alternativa" tras el verano si se anulan los comicios por un rebrote del coronavirus, pero Urkullu admite no tener en mente una nueva fecha

En relación a la posibilidad de que la campaña electoral sea más reducida, Urkullu ha recordado que "hay un precedente" en las últimas elecciones generales, en las que se limitó a una semana, aunque ha afirmado que esta decisión "corresponde a los partidos políticos". Por parte del Gobierno vasco, ha asegurado que su tarea es "ofrecer a la ciudadanía las mayores garantías de acceso al voto". A este respecto, y ante la posibilidad de que se dé una elevada abstención dadas las circunstancias, con las incertidumbres existentes sobre la evolución de la pandemia, ha "contrapuesto esta reflexión" con la posibilidad de que haya una mayor participación. "Quizás cabría una mayor participación dándose todas las garantías que se puedan ofrecer para el acceso al voto", ha replicado. "La ciudadanía es consciente de la importancia de estas elecciones y sabrá valorar si quiere ejercitar el derecho al voto par que Euskadi afronte esta situación con un nuevo Parlamento con capacidad legislativa y un nuevo Gobierno resultante de las elecciones", ha incidido.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios