el 12 de julio, posible fecha

Urkullu convoca un Consejo de Gobierno extraordinario para anunciar las elecciones

El lehendakari convoca a su equipo de Gobierno a las 13.00 horas para comunicar la fecha de los comicios vascos, suspendidos por el Covid-19, y dos horas después comparecerá ante los medios

Foto: El lehendakari Iñigo Urkullu en un reciente acto. (EFE)
El lehendakari Iñigo Urkullu en un reciente acto. (EFE)

El lehendakari Iñigo Urkullu ha convocado un Consejo de Gobierno extraordinario a las 13.00 horas de hoy para comunicar su decisión de celebrar los comicios electorales antes del verano. Con posterioridad, a las 15.00 horas, comparecerá ante los medios de comunicación para anunciar la fecha de los comicios, que –todo indica– serán el 12 de julio, la primera fecha hábil a día de hoy. Dado que tienen que transcurrir 54 días para la cita con las urnas desde la convocatoria de las elecciones, el presidente vasco tenía hasta mañana a más tardar para dar este paso de cara a poder celebrar los comicios el 12 de julio, como era su deseo desde hace varias semanas.

Que las elecciones se iban a desarrollar en julio, coincidiendo con las elecciones gallegas –que seguirá los pasos del País Vasco–, era algo asumido por todas las fuerzas políticas después de las dos reuniones mantenidas con el lehendakari con los partidos con representación en el Parlamento de Vitoria para abordar esta cuestión, y solo faltaba conocer la fecha elegida por el presidente vasco. Urkullu y el PNV han venido insistiendo en las últimas semanas en la idoneidad de celebrar las elecciones antes del verano con el argumento de que a partir de septiembre es previsible un rebrote del coronavirus y para entonces "no habrá una vacuna sin ninguna duda". Para ello, se amparan en informes del Departamento vasco de Salud que sostienen que en julio habrá menos riesgo de transmisión del virus según determinan los expertos sanitarios.

La decisión de celebrar en julio las elecciones autonómicas –previstas en un principio para el 5 de abril, si bien fueron suspendidas por las crisis sanitaria provocada por el coronavirus– cuenta con el rechazo mayoritario de la oposición, que era partidaria de retrasar la fecha hasta después del periodo estival al considerar que no existen a día de hoy las garantías de salud necesarias para la celebración de los comicios y que las prioridades en estos momentos es afrontar las consecuencias de la pandemia para la población. Solo Equo, formación que la pasada legislatura conformaba la coalición integrada por Podemos e Izquierda Unida en el País Vasco y que ahora concurrirá en solitario a las elecciones –ha denunciado el "veto" de la formación de Pablo Iglesias– apoya el planteamiento del lehendakari. Por contra, EH Bildu, Podemos y el PP se han mostrado muy críticos con el lehendakari, a quien han acusado de estar más interesado en las elecciones que en la salud de la ciudadanía vasca.

Urkullu acordará durante el día de hoy el levantamiento de la emergencia sanitaria vigente en el País Vasco desde el 13 de marzo, un día antes de que Pedro Sánchez decretara el estado de alarma, lo que constituye el paso previo necesario a la convocatoria de las elecciones. Para la cita con las urnas, el Gobierno vasco se ha asegurado el respaldo del Ejecutivo español, que facilitará los medios necesarios para la celebración de los comicios en julio, según se recoge en el acuerdo alcanzado con el PNV para posibilitar la última prórroga del estado de alarma. El apoyo del Estado es una cuestión trascendental, ya que el lehendakari pretende incrementar de forma considerable el voto por correo en su plan electoral –es el pilar sobre el que fundamenta su llamamiento a las urnas en julio– y, para ello, ha previsto un incremento sustancial de los servicios que presta Correos y el Instituto Nacional de Estadística (INE) para posibilitar el aumento del voto previo.

De este modo, las elecciones se celebrarán recién finalice el plan de desescalada en cuatro fases diseñado por el Gobierno español para el regreso a la "nueva normalidad", y que llegará a finales de junio si la evolución de la pandemia no altera el calendario establecido por Sánchez. En todo caso, el acuerdo alcanzado por el PNV para la prórroga del estado de alarma contempla que la posible vigencia de la emergencia sanitaria por la pandemia no sea un impedimento para la celebración de los comicios vascos. De hecho, los partidos de la oposición han denunciado el "paripé" de las dos reuniones celebradas por Urkullu para abordar la convocatoria de las elecciones con el máximo consenso posible –la última, el pasado jueves–, ya que sostienen que el lehendakari tiene entre "ceja y ceja" convocar los comicios en julio pase lo que pase.

La convocatoria de elecciones es una prerrogativa exclusiva del lehendakari, si bien la normativa vasca establece que el responsable del Ejecutivo debe actuar previa deliberación del Consejo de Gobierno, integrado por nueve representantes del PNV y tres del PSE-EE. Ya por la tarde, a las 17.30 horas, Urkullu ha convocado al consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi en su condición de director único del mismo, y en el que participan los diputados generales de los tres territorios históricos, el delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, o el presidente de la asociación de municipios vascos Eudel, el también alcalde de Vitoria Gorka Urtaran, para levantar la emergencia sanitaria que posibilite la convocatoria electoral.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios