Alaba que Sánchez no ha invadido competencias

Urkullu reitera su recelo a la UME el día que desinfecta Loiu: "Tenemos nuestros recursos"

El lehendakari insiste en no ver necesaria la actuación del Ejército en Euskadi "para determinados servicios" pero evita la confrontación: "No voy a perder ni un segundo en estas disquisiciones"

Foto: Urkullu participar este domingo en compañía de la consejera de Sanidad, Nekane Murga, en la videoconferencia de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez. (Irekia)
Urkullu participar este domingo en compañía de la consejera de Sanidad, Nekane Murga, en la videoconferencia de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez. (Irekia)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido que el País Vasco tiene "sus propios recursos" para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por la expansión del coronavirus, lo que le confiere "capacidad de actuación" en todos los ámbitos, por lo que ha insistido en que no ve necesaria la actuación del Ejército en Euskadi “para determinados servicios” más allá de actuar en las infraestructuras que son titularidad del Estado. En todo caso, ha evitado criticar la presencia de las Fuerzas Armadas, así como polemizar con el Gobierno de Pedro Sánchez por enviar a la Unidad Militar de Emergencias (UME) al País Vasco pese a sus recelos y al rechazo abierto del PNV.

“No voy a perder ni un minuto, ni un segundo diría, en estas disquisiciones”, ha aseverado Urkullu para rehuir la confrontación en una entrevista esta noche en la televisión pública vasca ETB, y que ha tenido lugar apenas unas horas después de que este domingo la UME desembarcara en el aeropuerto de Loiu (Vizcaya) para proceder a las labores de desinfección de estas instalaciones.

La presencia de la UME en el aeropuerto vizcaíno es una decisión que, como ha apuntado el lehendakari, ha adoptado el Gobierno español para llevar a cabo el servicio de desinfección en “las infraestructuras que dependen del Estado”. Urkullu da por hecho que la actuación del Ejército se limitará a las infraestructuras "propias" del Estado y no de Euskadi. No obstante, en previsión de que se puedan dar otros escenarios, ha puesto de relieve que “nosotros estamos con nuestros propios recursos” para hacer frente a la expansión del coronavirus de forma eficaz, y, a este respecto, ha citado al servicio de Bomberos de las tres diputaciones forales, que se “han prestado, dentro de ese espíritu de colaboración, a las labores de desinfección” de las infraestructuras vascas, así como a la red de protección civil.

“Tenemos nuestra capacidad de actuación en Euskadi y otra cosa es que el Gobierno decida otra utilidad para el Ejército”, ha aseverado, para insistir en sus manifestaciones de esta semana de que no ve necesaria la presencia de la UME para, por ejemplo, instalar un hospital de campaña en su base de Araka (Álava), una posibilidad anunciada por la ministra de Defensa, Margarita Robles para reforzar la asistencia sanitaria a la vista de que el hospital de Txagorritxu de Vitoria se encuentra al límite de sus posibilidades. Ante el previsible colapso del que es el centro de referencia para atender a la pandemia, y que se convirtió en uno de los primeros focos de contagio a nivel nacional, ha desvelado que el Gobierno vasco estudia dedicar cinco plantas de consultas externas de este hospital a atención hospitalaria para afectados por la pandemia.

Urkullu celebra que Sánchez "hasta este momento no ha invadido competencias" del País Vasco a pesar de que el estado de alarma le faculta para ello

Urkullu ha recordado que ya esta semana ha afirmado que “no veía la necesidad” de la presencia del Ejército para “determinadas funciones y servicios” y este domingo, en su entrevista en ETB2, ha vuelto a dejar constancia de que la “red de profesionales que tenemos en Euskadi” está capacitada para realizar las tareas que el Gobierno quisiera, en su caso, asignar al Ejército.

No obstante, pese a sus reticencias a la UME, ha negado que se haya producido “discrepancias” con el PSE-EE, su socio en el Gobierno de Vitoria, o con el Ejecutivo español. “No, en absoluto”, ha aseverado. Es más, ha celebrado que Sánchez “hasta este momento no ha invadido competencias” del País Vasco a pesar de que el estado de alarma decretado por el presidente le faculta para ejercer el control de la Ertzaintza o de la Sanidad vasca.

A este respecto, ha recordado que en la primera reunión de Sánchez por videoconferencia con los presidentes autonómicos del pasado domingo ya había advertido al presidente de que “había competencias en virtud del Estatuto de Gernika y de la Constitución que son exclusivas” del País Vasco, por lo que “no veía necesario que se malinterpretara la colaboración y coordinación como una imposición”. “Y creo que así se está respondiendo en este momento”, se ha congratulado Urkullu, quien ha desvelado que ha mantenido “varias conversaciones” con Sánchez en las últimas dos semanas ante la crisis sanitaria y cómo combatir el avance de la pandemia.

“Lo peor está por llegar”, ha advertido esta semana el lehendakari, que hoy ha vuelto a incidir en este mensaje en su entrevista en la televisión pública vasca, que se ha prolongado por espacio de 40 minutos. En todo caso, ha negado que su discurso sea “alarmista” y ha defendido que el Ejecutivo actúa de forma "transparente y veraz" con la información que ofrece con el objetivo de "hacer ver a la sociedad vasca que todavía está por llegar una situación peor que la que hasta ahora estamos soportando y haciendo frente". Por ello, ha defendido que hay que prever cualquier escenario y tomar todas las medidas adecuadas para hacer frente a la evolución del coronavirus, con la curva de la pandemia que no deja de ascender en Euskadi, la tercera comunidad española más afectada por el Covid-19 con 2.097 positivos y cerca de un centenar de fallecidos (97). Se ha mostrado reacio a poner plazos, aunque Urkullu ha confiado en que la curva de la pandemia empezará a bajar en el mes de abril.

Urkullu afirma que Euskadi ya proponía "medidas más restrictivas" para la población, pero rechaza el "confinamiento total" planteado por Torra

Para combatir la pandemia, Urkullu ha precisado que el Gobierno vasco ya planteaba en su declaración de emergencia sanitaria "medidas más restrictivas" para la población que las decretadas por Sánchez con motivo del estado de alarma, y ha citado de forma expresa la distancia de metro y medio a guardar entre los ciudadanos frente al metro establecido por el Gobierno español. "Seguimos con esta recomendación", ha recalcado. En todo caso, ha rechazado la idea de un "confinamiento total" como el planteado para Cataluña por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, como planteamiento genérico. Según ha considerado, no se pueden "emular, sin más ni más", situaciones de otros países u otras realidades diferentes.

En el plano político, y tras confirmarse la suspensión sin nueva fecha de las elecciones vascas del 5 de abril a consecuencia del coronavirus, Urkullu ha asegurado que en estos momentos "mi cabeza no está en las elecciones" y sí en "otras preocupaciones". En todo caso, ha expresado su deseo de que la nueva convocatoria de los comicios se fije para antes del verano ya que "sería un indicador de que se ha superado esa afección del coronavirus". "Supondría que se ha levantado el estado de emergencia y que nos hemos puesto en marcha", ha expuesto.

Rechaza el cierre de todas las empresas

A nivel empresarial, el presidente vasco ha rechazado planteamientos como el cierre de todas las empresas para evitar la propagación del coronavirus, ya que este tipo de medidas conllevaría el "coma económico" del País Vasco. "No vemos esa necesidad del cierre de empresas, no podemos hacer que la economía productiva languidezca y podamos entrar en el 'coma económico", ha replicado a la petición de EH Bildu o de sindicatos nacionalistas. "Es muy fácil decir que se cierren todas las empresas, es muy fácil decir que se cierre toda la actividad económica y no nos damos cuenta de que, a diario, tenemos que echar mano también de los servicios, de los comercios, de centros de alimentación, de farmacias...", ha subrayado.

"No vemos esa necesidad del cierre de empresas, no podemos hacer que la economía productiva languidezca y entremos en el 'coma económico"

Por lo pronto, Urkullu ha alertado de que la economía va a quedar "muy tocada" por las consecuencias de esta crisis sanitaria sin precedentes. "La economía tiene que seguir porque tiene que seguir habiendo productividad porque, si no, vamos a entrar en una situación en la que se cierra la persiana, pero levantarla de cero cuesta mucho", ha remarcado. "El propósito es que no haya apagón económico. No puede haber apagón económico", ha enfatizado el presidente vasco, que ha apuntado que el Gobierno trabaja en un plan de choque "a corto plazo" para mitigar las graves consecuencias que va a provocar la pandemia en el tejido productivo vasco.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios