Efectivos del Ejército de Tierra desinfectan el aeropuerto de Bilbao
  1. España
Un regimiento NBQ en la terminal de Loiu

Efectivos del Ejército de Tierra desinfectan el aeropuerto de Bilbao

La urgencia de control en uno de los territorios más afectados por el contagio ha sido, así, prioritaria y ha favorecido el desembarco de una treintena de efectivos de Balmis

Foto: El Ejército llega al aeropuerto de Loiu. (EFE)
El Ejército llega al aeropuerto de Loiu. (EFE)

Las Fuerzas Armadas han tardado una semana en ampliar su actividad contra el coronavirus a todo el territorio. Después de iniciar labores en Cataluña hace 48 horas, sólo quedaba pendiente que accedieran al País Vasco, donde el Gobierno del PNV se mostraba reticente a permitir la entrada de efectivos militares de la operación Balmis. Este domingo se quebró esa resistencia. Miembros del Ejército de Tierra han accedido al aeropuerto de Bilbao para iniciar labores de desinfección, confirman fuentes de Defensa.

La lucha contra la extensión del coronavirus ha acabado venciendo la desconfianza. La semana se iniciaba con críticas de Quim Torra e Iñigo Urkullu por lo que ambos apreciaban como una suspensión virtual de su autonomía a consecuencia del estado de alarma. Desde el departamento que dirige Margarita Robles siempre se ha defendido que la labor militar no distinguiría territorios pero el Gobierno prefirió no forzar y actuar 'a demanda'.

La urgencia de control en uno de los territorios más afectados por el contagio ha sido, así, prioritaria y ha favorecido el desembarco de una treintena de efectivos del regimiento Nuclear Bactereológico Químico (NBQ) que ya trabajan a estas horas en la terminal de Loiu. Han llegado en dos helicópteros NH-90 desde la Base de Agoncillo. En concreto, 12 especialistas NBQ del Regimiento NBQ 1 de Valencia que han trasladado parte del material. Al llegar para el traslado y transporte les ha apoyado personal del Regimiento de infantería Garellano de Bilbao.

El pasado martes hubo un primer amago frustrado que acabó limitándose a trabajos de limpieza en una base de Araca, en Vitoria. En esa jornada ya se preveía en un inicio el traslado al aeropuerto pero los efectivos acabaron desplazados en otro destino. Han tenido que pasar cinco días para que el Gobierno autonómico accediera finalmente a que se realizaran las labores.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido incidir en sus dos comparecencias consecutivas del fin de semana, en el papel protagonista que comenzarán a adquirir las Fuerzas Armadas de cara a la semana que comienza y que se espera crítica. Las palabras de aviso ante lo que viene -"la ola más dura", repitió este domingo- han ido acompañadas de un papel ampliado de los militares cuya presencia en distintas labores ha ido multiplicándose a lo largo de los últimos siete días y que ahora adoptarán nuevas labores.

El Ejército reforzará así su papel en la lucha contra el coronavirus desde distintos ámbitos. Tratará de contener el riesgo de mortalidad en las residencias de mayores, diezmadas no sólo por la expasión del virus entre los residentes sino también entre el personal, que no puede garantizar ya, en muchos casos, la atención a los ingresados. Cooperará en el traslado tanto de enfermos como de material sanitario. Y acompañará a policía y guarcia civil en sus patrullas, que ahora serán mixtas para garantizar el cumplimiento de las medidas impuestas en el estado de alarma.

Fuentes de Defensa precisan que una de sus principales prioridades es la de garantizar el control de las infraestructuras críticas, como las centrales nucleares dondelas Fuerzas Armadas ya instruyen al personal en medidas de seguridad. El apoyo logístico dará un salto para acelerar así la distribución de material del que dependen las vidas de muchos enfermos. "Ayudaremos donde nos necesiten", repite una y otra vez en sus comparecencias el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general Miguel Villaroya.

El departamento que dirige Margarita Robles quiere potenciar una labor humanitaria que ya se ha convertido en imprescindibles en muchos puntos. Desde hace días efectivos militares colaboran en la instalación de espacios de atención para personas vulnerables en Ifema (Madrid) y en la Fira en Barcelona. También se ha incrementado la línea de actuación en las residencias de mayores.

Entre ayer y hoy se han desinfectado 30 residencias de la tercera edad, solo en la Comunidad de Madrid. "Se está yendo a este tipo de residencias en todas las localidades que nos lo van demandando como medida preventiva y también para valorar la situación de los pacientes y asesorar al personal de las mismas en materias de desinfección y prevención", aclaran fuentes del Ministerio.

Asimismo, las Fuerzas Armadas continuarán manteniendo el esfuerzo en desinfección y en apoyo a la instalación de hospitales de campaña de las comunidades. En los próximos días también está previsto iniciar el patrullas de mixtas con fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tanto en zonas pobladas como en zonas no poblada. Estos equipos conjuntos recorrerán desde zonas turísticas, a fronteras o lugares de especial nivel tránsito o con riesgos de posible aglomeración de personas.

Fuerzas Armadas Bilbao