CONFERENCIA DE LÓPEZ DE ABETXUKO EN VITORIA

Gritos de "asesinos" en la calle y aplausos en la sala: así fue la charla del etarra en la UPV

Un centenar de personas se concentra en protesta por la charla en la universidad vasca del expreso de ETA no arrepentido, que pide excarcelar a los reclusos enfermos "en cumplimiento de la ley"

Foto: López de Abetxuko, a la izquierda, y Txema Matanzas, durante la charla en el campus de Vitoria de la UPV-EHU. (EFE)
López de Abetxuko, a la izquierda, y Txema Matanzas, durante la charla en el campus de Vitoria de la UPV-EHU. (EFE)

Al mismo tiempo que el lendakari, Iñigo Urkullu, hacía entrega del Premio Rene Cassin al ex director general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos, a escasos metros de la Lehendakaritza, en el campus de Vitoria de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), el expreso de ETA con delitos de sangre José Ramón López de Abetxuko ofrecía una conferencia sobre los derechos de los reclusos de la banda terrorista que padecen enfermedades graves.

Los aplausos en reconocimiento al "compromiso social y político por la justicia y la paz" del que fuera ministro de Educación y Ciencia en la sede de la Presidencia vasca contrastaban con los carteles y gritos de “asesinos” dispensados a las puertas del aulario de la universidad pública vasca al etarra no arrepentido y a los responsables de la red de apoyo a los presos de ETA Sare, organizadora de la polémica charla que han ofrecido ante numerosos estudiantes López de Abetxuko y a Txema Matanzas, el abogado de reclusos etarras que fue condenado a más de 10 años de cárcel por integración en el frente de cárceles de la banda terrorista.

Ha habido ruido en el exterior y un intento inicial de silencio en el interior por los organizadores del acto, que han amagado con impedir el acceso a la sala ade los medios de comunicación por, según han esgrimido sus responsables, “razones de seguridad”, dado que el aforo estaba “completo”. En todo caso, los medios han accedido a la pequeña sala de actos, que estaba repleta, con más de un centenar de asistentes, muchos de ellos de pie, para escuchar al etarra, que en julio del pasado año recobró la libertad tras cumplir la condena de 30 años de cárcel que le impuso la Audiencia Nacional por los asesinatos en 1980 del comandante del Ejército y jefe de la Policía Municipal de Vitoria Eugenio Lázaro Valle —fue uno de los ejecutores— y del responsable del cuerpo policial Miñones de Álava Jesús Velasco Zuazola.

La conferencia se ha celebrado después de que ni la UPV-EHU ni Sare hayan atendido las numerosas peticiones de víctimas del terrorismo, varios partidos y la Delegación del Gobierno en el País Vasco de suspender el acto. La red de apoyo a los presos de ETA mantuvo ayer la convocatoria en respuesta a estas solicitudes y hoy ha vuelto a defender la celebración de la charla instantes antes de su inicio. En declaraciones a los medios, uno de sus portavoces, Inaxio Oiarzabal, ha pedido “respeto” por la organización del evento entre los gritos de “asesinos” del centenar de personas que ha respaldado la convocatoria de protesta impulsada por la Asociación Esteban de Garibay, que preside el exdelegado del Gobierno en el País Vasco Carlos Urquijo (PP), y que ha sumado a familiares de las víctimas de López de Abetxuko, a la cúpula de los populares vascos y a dirigentes de Ciudadanos.

Concentración en protesta por la charla de López de Abetxuko a las puertas del aulario de la UPV-EHU.
Concentración en protesta por la charla de López de Abetxuko a las puertas del aulario de la UPV-EHU.

El grito de “asesino” dirigido a López de Abetxuko en los instantes previos a la charla se había hecho visible ya antes con los carteles que portaban algunos de los concentrados a las puertas del aulario del campus de la UPV-EHU, tras una pancarta con el lema 'Ni olvido ni perdón' que incluía fotografías de víctimas de ETA. 'Asesinos, fuera de la universidad', rezaban los carteles. La denuncia por la charla se ha plasmado de forma visual pero también de palabra, con las duras declaraciones de Urquijo, del presidente del PP, Alfonso Alonso, o de familiares de las víctimas de López de Abetxuko por la "ignominia" que supone que la universidad vasca ceda sus instalaciones a un etarra no arrepentido para hablar de los derechos humanos de los presos de ETA, justo además cuando se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos.

En la diana estaba la organización de la conferencia con la presencia de quien nunca ha repudiado sus acciones terroristas, pero, en especial, la actuación de la directora de la UPV-EHU, Nekane Balluerka, por haber permitido esta “indignidad” —la institución académica vasca rechazó suspender el acto en base a la “libertad de expresión”, si bien reclamó “sensibilidad” a Sare para no “herir” a las víctimas durante el acto—. Urquijo ha hecho extensible la “vergüenza por tres actuaciones indignas” a la “mayoría silenciosa de esta ciudad, que asiste indiferente ante esta nueva humillación a las víctimas del terrorismo”.

También ha alzado la voz en nombre de los familiares de las dos víctimas del etarra. Casilda Chico Velasco, nieta del que fuera jefe de los Miñones de Álava, ha denunciado que la charla “jamás” se tendría que haber celebrado. “En unos minutos, les contarán a los estudiantes de esta universidad que ellos no eran malos, pero yo les digo que sí, que por culpa del terrorismo de ETA no he conocido a mi abuelo, que han llenado España de viudas, de padres sin hijos, de hijos sin padres… Esta es una historia de buenos y malos, de víctimas y asesinos. Y así hay que contarla, porque en una sociedad libre y sana, un terrorista no puede ser ejemplo de nada ni referente de nadie” ha censurado con la lectura de un comunicado.

López de Abetxuko aplaude al finalizar la charla. (J. M. A.)
López de Abetxuko aplaude al finalizar la charla. (J. M. A.)

Las protestas en el exterior por la presencia de López de Abetxuko en la universidad pública vasca se han convertido dentro de la sala de actos en aplausos a las palabras del expreso de ETA, que ha exigido la excarcelación de los reclusos con enfermedades graves “en cumplimiento de la ley” durante la conferencia, que se ha prolongado por una hora. Según ha remarcado, la puesta en libertad de estos reclusos no es "ningún trato de favor" ni un "beneficio penitenciario", sino aplicación de la legislación vigente. En su intervención, bastante más corta que la de Matanzas, de apenas un cuarto de hora de duración, ha dado cuenta de forma resumida del "calvario" que viven los presos de ETA con enfermedades graves, a quienes "se les está impidiendo vivir" y se les está condenando a "una muerte segura". A nivel personal, ha relatado la situación que vivió en prisión tras serle diagnosticada una enfermedad coronaria grave de la que tuvo que ser operado en 2014, con la “angustia y el miedo” del diagnóstico y el sufrimiento de permanecer alejado de su familia en esos momentos.

Consciente del interés mediático que rodeaba su intervención, y de que sus manifestaciones iban a ser analizadas con lupa por quienes han repudiado su presencia en ese foro, López de Abetxuko no ha querido traspasar el límite de los "presos enfermos" durante su intervención. Sus palabras no han hecho alusión a sus víctimas ni tampoco a los atentados de la banda terrorista. Tampoco ha manifestado arrepentimiento alguno. Solo ha querido referirse a los derechos de los reclusos con enfermedades graves, para denunciar que se está incumpliendo la ley y advertir de las consecuencias que se derivan del rechazo al "acercamiento" de los reclusos al País Vasco y a que sean tratados de sus enfermedades "en un entorno de confianza médica y familiar".

López de Abetxuko solo se refiere en su charla a los derechos de los presos con enfermedades graves, sin alusiones a sus víctimas o las acciones de ETA

Una hora después del inicio de la charla, cuando el reconocimiento de los presentes al expreso de ETA se ha hecho visible en forma de aplausos a su intervención, la protesta se había apagado en el exterior, con los concentrados ya disueltos. Sí permanecían en la calle varias unidades policiales que se han desplegado en previsión de incidentes en los alrededores del aulario del campus de Vitoria de la UPV-EHU, donde eran visibles varias pancartas de apoyo a los presos de ETA. El fuerte dispositivo de la Ertzaintza alcanzaba el monolito que, a escasos metros, recuerda el lugar donde en el año 2000 fueron asesinados el dirigente socialista Fernando Buesa y su escolta Jorge Díez mediante un coche cargado de explosivos que fue activado por el etarra Asier Karreras con un mando a distancia desde la universidad.

No ha habido incidentes, pero sí se ha caldeado el ambiente a medida que se acercaba el inicio de la charla, que ha comenzado a las 13:00, media hora después del horario previsto. Uno de los manifestantes ha arrancado una de las pancartas colocadas por el entorno de EH Bildu y la respuesta desde el interior de la universidad ha llegado con el grito de "torturadores" proferido por un simpatizante 'abertzale'.

Urquijo, en el centro, porta la pancarta bajo el lema 'Ni olvido ni perdón' con fotos de víctimas de ETA. (EFE)
Urquijo, en el centro, porta la pancarta bajo el lema 'Ni olvido ni perdón' con fotos de víctimas de ETA. (EFE)

La presencia de López de Abetxuko como un "referente" para los estudiantes en la UPV-EHU se suma a la "indignación" que ya existía entre las víctimas por la "impunidad" del homenaje que se dispensó en Vitoria al etarra a su salida de prisión el 5 de julio de 2018, después de que la Justicia archivara la denuncia que interpuso el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Covite, por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo y de humillación y desprecio a las víctimas. La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 citó a declarar a allegados de las dos víctimas, sus hijos Ana Velasco y Eduardo Lázaro, en la que fue la primera vez que un juez llamaba a declarar a víctimas directamente afectadas por un 'ongi etorri' tras la presentación de una denuncia, si bien su comparecencia se canceló y la causa finalmente no ha seguido adelante.

El que fuera delegado del Gobierno en el País Vasco entre 2012 y 2016, hasta que fue 'cortado' por Mariano Rajoy para facilitar el acuerdo presupuestario de 2017 con el PNV, que reclamaba su cabeza, ha sido muy contundente en su denuncia de la actitud de la universidad pública vasca, a quien ha acusado de "un nivel de degradación moral terrible" y de mantener una postura "cómplice y cobarde" ante el terrorismo. "No sorprende, pero vuelve a avergonzarnos la respuesta de la Universidad del País Vasco, que es colaboradora necesaria para que pueda perpetrarse esta indignidad", ha criticado. También ha tenido reproches para esa "mayoría silenciosa" de la sociedad vasca que permanece "narcotizada por el nacionalismo" y que vive "cómoda mirando hacia otro lado". "El País Vasco administra en su conjunto el legado de 50 años de terror. ETA ha conseguido modelar a base de tiros, bombas y extorsiones una sociedad cobarde", ha aseverado.

Urquijo: "Es terrible el nivel de degradación moral de la UPV: vuelve a avergonzarnos al ser colaboradora necesaria para que se perpetre esta indignidad"

La "dignidad" que pedían las víctimas para impedir la charla de López de Abetxuko es vista por Sare como un intento de "boicot" a los "plenos derechos como ciudadano" que le asisten al expreso de ETA, y algo que abre la puerta a posibles "enfrentamientos y confrontaciones" entre la sociedad. Así lo ha manifestado antes de la charla su portavoz, que ha censurado la "vulneración" de los derechos que sufren los presos de ETA. "Es necesario que nos escuchemos los unos a los otros, aceptar el dolor de unos y otros y ser conscientes de que existen sufrimientos y realidades de todo tipo tras años de conflicto", ha expuesto. Por su parte, Sortu ha mostrado su "más firme respaldo y solidaridad" con el etarra ante "el inaceptable intento de censura y acoso del que está siendo objeto por parte de los enemigos de la paz y la libertad".

Videojuego contra el terrorismo

La charla de López de Abetxuko ha marcado "con la sangre de sus asesinatos" la celebración del Día de los Derechos Humanos, que se ha convertido para las víctimas en una jornada de reivindicación de "justicia, memoria y verdad". "Aquí solo tienen libertad para hablar ciertos señores", ha clamado María Mercedes Salazar, sobrina de Eugenio Lázaro, que ha denunciado que en el País Vasco persiste la falta de "libertad". La puerta abierta a "legitimar el terrorismo" que ha dejado la universidad pública vasca durante esta conmemoración contrasta, además, con el 'portazo' que había dado poco más de dos horas antes el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo y la Fundación Fernando Buesa con la presentación del primer videojuego educativo dedicado a la deslegitimación del terrorismo. El videojuego está destinado a estudiantes del 1º y 2º ciclo de ESO —de 12 a 15 años— y sirve como "herramienta didáctica" para los centros educativos y el ámbito familiar de cara a "prevenir la radicalización" y a "profundizar en el conocimiento y la reflexión de los derechos fundamentales de todos los seres humanos".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios