CONFERENCIA DE LÓPEZ DE ABETXUKO ESTE MARTES

La universidad vasca apela a "la libertad de expresión" para avalar la charla de un etarra

Ni la UPV-EHU ni la red de apoyo a los presos de ETA Sare atienden las peticiones de suspender el acto en el campus de Vitoria, contra el que se ha convocado una concentración de protesta

Foto: Recibimiento el pasado 5 de julio en Vitoria al etarra José Ramón López de Abetxuko tras cumplir 29 años de condena en la cárcel. (EC)
Recibimiento el pasado 5 de julio en Vitoria al etarra José Ramón López de Abetxuko tras cumplir 29 años de condena en la cárcel. (EC)

El expreso de ETA José Ramón López de Abetxuko ofrecerá este martes la polémica charla en el campus de Vitoria de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) después de que la institución académica y la red de apoyo a los presos de la banda terrorista, Sare, impulsora del acto, hayan rechazado atender las peticiones de suspensión de la conferencia formuladas por colectivos de víctimas, varios partidos y la Delegación del Gobierno en el País Vasco. La protesta por esta “ignominia” se plasmará con una concentración de denuncia convocada junto al recinto universitario en los prolegómenos del evento y a la que se han sumado víctimas y el PP.

La UPV-EHU ha apelado a la “libertad de expresión de todas las ideas y sensibilidades políticas y sociales” y a la “legalidad” de la asociación que promueve el acto para avalar que dé una charla en sus instalaciones López de Abetxuko, que el pasado año salió en libertad tras cumplir la condena de 30 años de cárcel que le impuso la Audiencia Nacional por los asesinatos en 1980 del comandante del Ejército y jefe de la Policía Municipal de Vitoria Eugenio Lázaro Valle y del responsable del cuerpo de Miñones de Álava Jesús Velasco Zuazola.

La UPV alega que "no prejuzga las manifestaciones públicas de otras organizaciones ni de personas", si bien pide a Sare no "herir" a las víctimas en el acto

A través de un comunicado remitido a primera hora de la tarde de este lunes, la universidad pública vasca ha alegado que cursa las peticiones de espacio “siempre que las organizaciones solicitantes sean legales y las personas físicas implicadas no tengan mermados sus derechos civiles en virtud de sentencias judiciales”, y que “no prejuzga las manifestaciones públicas de otras organizaciones ni de personas concretas por más que se vayan a realizar” en sus instalaciones. De este modo, justifica que permita la celebración de la conferencia, aunque, según puntualiza, la admisión de las solicitudes que se le formulan para ocupar sus espacios “no supone apoyarlas, ni compartir las reflexiones o motivaciones que las sustentan”. Además, reclama a Sare que "evite gestos o manifestaciones que puedan herir” a las víctimas durante la charla, en la que se va a abordar la situación de los presos de ETA con enfermedades graves.

Del mismo modo, la red de apoyo a los presos que impulsa el acto ha ratificado este lunes por la mañana la celebración del evento, en el que también participará el abogado de etarras y condenado por integración en el frente de cárceles de la banda terrorista Txema Matanzas. Según ha aseverado, “nadie tiene derecho a coartar” la libertad de expresión de López de Abetxuko, y más aún para hablar de la realidad que sufren los etarras que siguen encarcelados pese a padecer graves enfermedades.

En estos términos se ha manifestado el portavoz de Sare, Joseba Azkarraga, quien fuera consejero de Justicia del Gobierno vasco durante el mandato de Juan José Ibarretxe, en respuesta a las peticiones para la suspensión de la charla y a la convocatoria de una concentración de protesta por parte de la Asociación Esteban de Garibay frente al aulario del campus de Vitoria un cuarto de hora antes de que, a las 12.30 horas, se inicie la charla. “Es indigno, humillante para las víctimas y muy preocupante que se deje blanquear de esta manera la historia. Por eso, contamos contigo. La respuesta que necesita la vergüenza de la charla de este asesino de ETA en la UPV es una concentración de personas decentes denunciando esta ignominia”, sostiene la entidad presidida por el exdelegado del Gobierno en el País Vasco Carlos Urquijo (PP) para responder al acto que se va a celebrar en la universidad vasca.

Azkarraga ha afirmado no entender la polémica que se ha generado por la organización de esta conferencia, que tiene lugar coincidiendo con la celebración del Día de los Derechos Humanos, y que la sitúa dentro de los actos y comparecencias que Sare viene llevando a cabo en “distintas instituciones” del País Vasco para denunciar la situación que atraviesan los presos con enfermedades graves. Además, defiende que López de Abetxuko es la “persona idónea” para hablar de este tema, ya que sufrió en primera persona las consecuencias de no haber podido ser tratado de su enfermedad coronaria en un entorno cercano –fue operado de corazón en 2014–. De hecho, su puesta en libertad ante la “gravedad de su enfermedad” fue reclamada en varias ocasiones en Vitoria, con diferentes actos que sumaron al PNV y a instituciones gobernadas por los ‘jeltzales’ en la reivindicación.

López de Abetxuko salió de prisión el 5 de julio de 2018 tras permanecer 30 años en prisión y sus primeras horas en libertad no estuvieron exentas de polémica por el recibimiento que se le dispensó en Vitoria, donde fue recibido entre vítores y un aurresku en su honor. El homenaje que se le dispensó fue denunciado por el Colectivo de Víctimas del País Vasco, Covite, ante la Audiencia Nacional por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo y de humillación y desprecio a las víctimas, si bien la causa fue archivada. La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 citó a declarar a allegados de las dos víctimas, los hijos Ana Velasco y Eduardo Lázaro, en la que fue la primera vez que un magistrado llamaba a declarar a víctimas directamente afectadas, si bien su comparecencia se canceló y la denuncia finalmente no ha seguido adelante.

Precisamente, estas dos víctimas han denunciado el “escarnio inconcebible en cualquier sociedad decente y digna” que supone que el asesino de sus padres protagonice una charla en la universidad pública vasca ante jóvenes estudiantes. Lo “mínimo”, según censuran, que “se puede exigir en un Estado de Derecho es que se respete y se honre la memoria” de las víctimas por mucho que se respete la libertad de expresión de quien, además, nunca se ha arrepentido de sus acciones terroristas. “Nos sentimos profundamente dolidos, maltratados y avergonzados al comprobar que en España se pueden cometer impunemente agravios tan terribles”, han aseverado en un comunicado Velasco y Lázaro.

Alonso pide por carta a la rectora de la UPV que deje de "mirar hacia otro lado": la universidad "se ha convertido en el principal reducto de radicalización"

La indignación por la conferencia de López de Abetxuko ha llevado al presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, a reclamar por carta a la rectora de la UPV-EHU, Nekane Balluerka, la suspensión de la charla por ser una “ofensa para las víctimas” y “una indignidad para los valores que corresponde transmitir a los jóvenes” en la universidad. La cancelación del acto ya había sido reclamada el fin de semana por el delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, quien había dirigido su petición a Sare. "Que un asesino convicto vaya a dar una charla nos tiene que llevar a la indignación. Es un acto perfectamente legal, pero su presencia es ética, social y políticamente rechazable”, había dejado constancia en la Ser. Loza ha insistido este lunes por la tarde en su petición a Sare, porque "ellos son los responsables de que el acto se pueda llevar a cabo o no", después de que esta entidad haya decidido mantener el evento. "Mi petición sigue siendo a Sare, no tanto a la UPV/EHU. Es una falta de respeto a las víctimas", ha enfatizado.

Por el contrario, el Gobierno vasco no se ha sumado a la petición de cancelación del acto. Eso es algo que le corresponde decidir a Sare, ha argumentado este lunes su portavoz, Josu Erkoreka, quien, al igual que la UPV-EHU, ha apelado a la libertad de expresión del etarra. “Ha saldado su deuda con la sociedad y, por lo tanto, disfruta de todos los derechos y libertades que la Constitución reconoce a todos los ciudadanos, incluida la libertad de expresión”, ha subrayado en Radio Euskadi el ‘número 2’ del Ejecutivo de Vitoria.

Aunque desde el punto de vista moral pueda ser cuestionado –“si algo puede ser considerado como humillante o puede herir a las víctimas, yo lo tomaría en consideración”, ha apuntado–, desde el punto de vista jurídico, según ha remarcado, “resulta muy difícil poner límites y objeciones a la celebración de este acto”. Por ello, ha enfatizado que la decisión final corresponde a Sare. A la red de apoyo a los presos también ha apelado la UPV-EHU, que le ha emplazado a “que tenga en cuenta el sentir de las víctimas de ETA, actúe con sensibilidad y evite gestos o manifestaciones que puedan herirlas” durante el acto.

Una petición directa que, en todo caso, no ha impedido las duras palabras de Alonso, que ha denunciado que la universidad pública vasca “se ha convertido en el principal reducto de radicalización” en el País Vasco. En este campus, un estudiante recibió el pasado año una brutal paliza por intentar crear una asociación en defensa de la unidad de España. “Algo falla por la complicidad, la permisividad o pasividad de la Dirección, que, en lugar de hacer apología de la democracia, de la defensa de la libertad y del pluralismo, ha decidido, en el mejor de los casos, mirar hacia otro lado”, censura en la misiva remitida a la rectora de la UPV-EHU.

El Gobierno vasco no se ha sumado a la petición de cancelación de la charla al ser "muy difícil poner objeciones" al acto desde el punto de vista jurídico

Ante lo que constituye “una vergüenza, una aberración y una indignidad que ofende a las víctimas”, y un acto de “blanqueo” a los terroristas por parte de la universidad pública vasca, los populares vascos se han sumado a la concentración de protesta organizada por la asociación Esteban de Garibay. A la denuncia pública se ha sumado, igualmente, la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, que ha afirmado que “es indigno e inconcebible en un país democrático que se lleve a un asesino y a un colaborador de terroristas de ETA a una universidad pública a que dé una charla”, al tiempo que ha alertado del “peligro de que las nuevas generaciones tengan a sanguinarios terroristas de ETA como modelos a seguir” y “referentes”.

Frente a todas estas protestas, Sortu ha denunciado el “hostigamiento” a López de Abetxuko, y que lo atribuye a un intento de “silenciar determinados sufrimientos que han ocurrido y están ocurriendo”. A este respecto, la formación ‘abertzale’ ha señalado que el delegado del Gobierno en el País Vasco “no tiene ninguna autoridad ética” para impedir la conferencia tras “no haber dicho nada” por la charla que “hace poco dio Sánchez Cobí, el guardia civil condenado por torturar a Kepa Urra y que posteriormente fue condecorado y ascendido”. “¿Qué pretende? ¿Imponer un relato maniqueo de buenos y malos y justificar así la cruel política penitenciaria?”, ha censurado. En similares términos, el portavoz de Sare ha exigido que “se deje de utilizar el dolor de las víctimas de forma partidista”.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios