aniversario del asesinato del exjefe de la policía de andoain

Carta de la madre del teniente agredido en Alsasua a Pagaza: "Me sangra el corazón"

Inmaculada Fuentes remite una misiva al buzón de Joseba para compartir su experiencia dos años después de la paliza a los dos guardias civiles: "¿Son humanos? ¿Son una manada?"

Foto: La viuda de Joseba, Estíbaliz Garmendia, deposita una carta en el buzón instalado en su memoria en Andoain ante la presencia de Maite Pagazaurtundua. (EFE)
La viuda de Joseba, Estíbaliz Garmendia, deposita una carta en el buzón instalado en su memoria en Andoain ante la presencia de Maite Pagazaurtundua. (EFE)

En un bar, el Daytona de Andoain, tres tiros en la cabeza con la firma de un pistolero de ETA acabaron en 2003 con la vida del que fuera jefe de la Policía Municipal, Joseba Pagazaurtundua, despojando a su familia de la valentía y el coraje de un luchador por las libertades. En 2016, en el interior y exterior de otro bar, el Koxka de Alsasua, la paliza que propinó un grupo de jóvenes de este municipio navarro a dos guardias civiles y sus parejas no le arrancó a Inmaculada Fuentes la vida de su hijo, el teniente Óscar Arenas, pero sí le arrebató a nivel personal buena parte de su vida.

Han pasado más de dos años y a Fuentes aún le “sangra el corazón”, todavía se le “retuercen las entrañas”, no solo por lo ocurrido aquella madrugada del 15 de octubre de 2016 sino también por los acontecimientos posteriores, por el constante apoyo que reciben los agresores de diferentes ámbitos. Se le han secado los ojos de “tanto llorar”. Son “muchas las sensaciones y los sentimientos” que se agolpan a día de hoy en su cabeza y su corazón, y tiene que “apartarlos a manotazos para no perder la cordura ni la sensatez, y mantener la calma”. Aunque lo “intenta de veras”, sigue sin "conseguir entender qué tienen algunos individuos en su interior” para que “no puedan controlar los instintos más primitivos que aún permanecen en su ADN” y que les hacen comportarse de una manera para la que no encuentra calificativo, “pues hasta las bestias tienen razones vitales para serlo”.

No consigo entender qué tienen algunos individuos en su interior. No pueden controlar los instintos más primitivos que aún permanecen en su ADN

Pagazaurtundua sabría de qué habla Fuentes por su propia experiencia. No en vano, había presagiado su asesinato por la intolerancia y la presión radical que reinaba en su municipio. “Pronto estaré muerto”, testimonió a las puertas de que llegara el vaticinado desenlace en una serie de desgarradores escritos en los que llegó a despedirse en vida de su mujer e hijos. En todo caso, siendo consciente de que todo lo que le cuente no le va a sorprender, la madre del teniente agredido ha decidido “compartir” su experiencia a las puertas de que este viernes 8 de febrero se cumpla el 16 aniversario del asesinato de Pagazaurtundua.

Lo ha hecho a través de una carta remitida al Buzón de Joseba instalado de forma física —junto a la escultura levantada en su memoria en Andoain— y virtual hace ahora cuatro años por su familia para “recoger la memoria cotidiana sobre el terrorismo” a partir de los testimonios de los ciudadanos y, en última instancia, “sacudir las conciencias” de los vecinos de este municipio guipuzcoano en relación a su “silencio cómplice” ante la violencia. “Hola, Joseba. ¡Qué decirte que no sepas por tu propia experiencia! Pero he pensado que no te importaría si comparto contigo la mía”, comienza la misiva.

Sus palabras aluden al “dolor, impotencia, frustración y desamparo” que produce la pérdida de un ser querido, algo que, en todo caso, es “inevitable y forma parte de la vida misma”. Ahora bien, el “problema”, según le traslada, es “cuando no pierdes a esa persona sino que te la arrebatan”. “Y todo, ¿por qué?”, se pregunta. La respuesta llega por su propia boca: “Porque dicha persona tiene honestidad, lealtad, vocación de servicio, entrega y esfuerzo… Principios y valores que hay gente que no sabe ni lo que significan. Si todos estos motivos los enfundamos en un uniforme verde y, además, estás en determinados lugares de nuestro país, ¡ah!, las cosas se te pueden poner muy feas”, refleja.

Por la agresión, y a la espera de que la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional se pronuncie sobre la revisión de la sentencia en respuesta a los recursos presentados, ocho jóvenes fueron condenados a penas de entre dos y 13 años de prisión por los delitos de atentado a los guardias civiles, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. El tribunal eludió castigar a los imputados por el delito de terrorismo que reclamaban la Fiscalía y las acusaciones, al no quedar acreditadas la supuesta finalidad terrorista de la paliza ni la vinculación de los procesados con organización terrorista.

Fuentes detalla en la carta la agresión que sufrió su hijo, que llegó a temerse lo peor ante los continuos golpes que estaba recibiendo. “Un joven de 24 años se encuentra tirado en el suelo debido a los brutales golpes que ha recibido. Sangra, está aturdido por los golpes en la cabeza, le han destrozado un tobillo a patadas, ya no puede oírles, el dolor que siente es extremo, solo piensa en que se va, si termina de perder el conocimiento... se va”, relata. A su lado —prosigue—, se encuentran su novia, que “a duras penas puede proteger su cabeza para que no reciba más patadas, encajándolas ella”, y un compañero de la Guardia Civil y su pareja, quienes “recibieron la misma lluvia de golpes”. “Les insultan de la peor manera, les amenazan y siguen golpeando sin ningún control ni pudor. Son un gran número de atacantes. ¿Qué es alguien que se comporta de esta manera? ¿Son humanos? ¿Son una manada?”, asevera.

"Los de verde seguirán saliendo para que todos los demás (hasta esos primitivos) disfruten de su libertad con la mayor seguridad", asevera

Sus palabras desvelan unos sentimientos que se escriben con la “sangre” que emana del corazón y que dejan constancia del “orgullo” hacia su hijo, quien “está realizando una labor para la que sin duda ha nacido; servir a todos los españoles”. Óscar y su compañero —sargento de la Guardia Civil— se encuentran en otros destinos, donde se “repondrán por completo”, al igual que “esas dos valientes mujeres que no se apartaron de ellos ni por un momento”. Una actitud que, según denuncia Fuentes, no ha contado con el apoyo del ámbito de la mujer, ya que “ninguna feminista se ha pronunciado para defenderlas”. “¿Es que ellas no lo merecen por ser parejas de guardias civiles?”, se pregunta a modo de censura.

La misiva acaba con un mensaje a futuro en defensa de las libertades destinado a Joseba, quien luchó por este derecho tanto con el uniforme de la Policía Municipal o de la Ertzaintza como con el traje de militante del movimiento ciudadano ¡Basta Ya!, surgido para hacer frente en la calle al terrorismo de ETA. “Los de verde seguirán saliendo para que todos los demás (hasta esos primitivos) disfruten de su libertad con la mayor seguridad”, le espeta. “Un saludo y, desde donde te encuentres, sigue luchando”, finaliza.

Carta de la madre del teniente agredido en Alsasua a Pagaza: "Me sangra el corazón"

La de Fuentes es una de las cartas que están llegando al buzón de Joseba ante la cercanía del aniversario de su asesinato. Ante esta fecha, la familia de Pagazaurtundua ha impulsado una campaña en redes sociales para animar a la ciudadanía a depositar en el buzón testimonios con los que contrarrestar la “estrategia de blanqueo del terrorismo” en la que está inmersa la izquierda ‘abertzale’. Para ello, se ha editado un vídeo que muestra cómo el viento parece llevarse fotografías, cartas escritas a Joseba o recortes de periódicos sobre el asesinato —donde Batasuna imputa a la clase política su “responsabilidad” en el atentado, que es “consecuencia del conflicto”— para alertar del riesgo de que se imponga la desmemoria. Incluso una instantánea de Joseba es triturada. “¿Te acuerdas de la persecución, del ‘ETA mátalos’, de la sangre, de las familias humilladas? Quieren borrar la historia. Ayúdanos a reconstruir la memoria. Deja tu testimonio”, refleja el vídeo creado para la campaña, que se va a desarrollar bajo el 'hashtag' #yomeacuerdo.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios