las defensas piden su absolución

Nuevos testigos exculpan ante el juez a dos de los condenados por la agresión de Alsasua

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó el pasado julio a los ocho acusados de la agresión de Alsasua a penas que oscilan entre los 2 y 13 años de prisión

Foto: La Sala de Apelación de la Audiencia Nacional revisa la sentencia que condenó lo sucedido en Alsasua. (EFE)
La Sala de Apelación de la Audiencia Nacional revisa la sentencia que condenó lo sucedido en Alsasua. (EFE)

La Sala de Apelación de la Audiencia Nacional ha revisado este miércoles la sentencia que condenó a los ocho jóvenes de Alsasua a entre 2 y 13 años por la agresión a dos guardias civiles y sus respectivas parejas el 15 de octubre de 2016 en un bar de la localidad, una sesión en la que han comparecido seis nuevos testigos que estuvieron ese día en el local y han exculpado a dos de los condenados: Jon Ander Cob y Julen Goikoetxea.

La Fiscalía, la Abogacía del Estado y las acusaciones populares y particulares, sin embargo, han insistido en que los investigados sean condenados por terrorismo, lo que podría elevar sus penas a 50 años de prisión, criticando además que "todavía hay quien le llama a esto una pelea de bar". Los abogados de los acusados, por su parte, han pedido que sean absueltos, para lo que han alegado que su condena "únicamente se basa en las testificales de los denunciantes", que no coinciden con lo descrito este miércoles por los nuevos testigos.

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó el pasado julio a los ocho acusados de la agresión de Alsasua a penas que oscilan entre los 2 y 13 años de prisión por atentado a los guardias civiles, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. El tribunal descartó así el delito de terrorismo que reclaman tanto las acusaciones como la Fiscalía, pues considera que no ha quedado acreditada esta supuesta finalidad ni tampoco vínculo alguno de los investigados con organizaciones terroristas. Tanto el ministerio público como las defensas no quedaron conformes con esta sentencia, por lo que recurrieron ante la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional y este miércoles se ha revisado el fallo.

Los seis testigos que han declarado han sido propuestos por las defensas de Julen Goikoetxea y Jon Ander Cob, ambos condenados desde el pasado junio a nueve años de cárcel, y se trata de jóvenes que estuvieron el 15 de octubre de 2016 en el bar de Alsasua en el que se produjeron los hechos. Destaca entre ellos la comparecencia de una mujer a la que los letrados han presentado como "amiga" de María José N.C., la novia del teniente que fue agredido, una testigo que habría enviado incluso un mensaje de apoyo a la propia víctima después del suceso. “Dentro no vi una agresión, solo vasos de chupito volando”, ha asegurado dicha testigo ante el juez, añadiendo además que en ningún momento presenció cómo Julen Goikoetxea insultara o golpeara a nadie. En lo que se refiere a Jon Ander Cob, la joven ha dicho que no le vio esa noche en el bar.

Una vez finalizada su declaración, el abogado de Goikoetxea, Manuel Ollé, ha defendido que "gustará o disgustará la versión que establece, pero ha visto con sus propios ojos lo que allí ocurrió", por lo que ha pedido al tribunal que tenga en cuenta que lo relatado por esta testigo "es exculpatorio para Julen". Una línea similar a la expuesta por la abogada de Cob, Eva Gimbernat, quien ha argumentado que su cliente "no estaba en el bar Koxka y por tanto no pudo participar en ningún tipo de agresión", ante lo que ha dicho que "llama la atención" que ninguna de las acusaciones propusiera a esta testigo cuando presenció en primera persona los hechos. "Hoy podemos entender por qué no la llamaron: porque su versión no coincide con la de los denunciantes", ha sentenciado.

Las acusaciones, sin embargo, consideran que estas declaraciones no deben tenerse en cuenta. "Son testificales que no aportan absolutamente nada sobre los hechos objeto de enjuiciamiento", ha defendido en este sentido la Abogacía del Estado. "Si traemos aquí a testigos tantos meses después entiendo que son declaraciones desnaturalizadas y descontextualizadas", ha argumentado a su vez Rubén Múgica, abogado del Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (COVITE), que ejerce como acusación popular. "Todavía hay quien le llama a esto una pelea de bar", ha criticado en este sentido el abogado, recordando que el teniente de la Guardia Civil sufrió incluso una rotura de tobillo en la agresión.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios