otro paso hacia el entendimiento

Otro guiño hacia los presupuestos entre Rajoy y Urkullu salva la ley Municipal Vasca

Ambas instituciones llegan a un pacto para evitar que el Ejecutivo de Rajoy presente el recurso ante el Tribunal Constitucional contra una ley “imprescindible” para Euskadi

Foto: Rajoy y Urkullu en una imagen de archivo. (EFE)
Rajoy y Urkullu en una imagen de archivo. (EFE)

Los gobiernos español y vasco han cerrado el primer acuerdo de calado esta legislatura que abre aún más la puerta a un posible acuerdo presupuestario entre el PP y el PNV en Madrid. El pacto es sustancial para el Ejecutivo de Iñigo Urkullu ya que ha logrado salvar la Ley Municipal Vasca, que no será recurrida finalmente ante el Tribunal Constitucional.

Aún faltan unos flecos pero el acuerdo es un hecho, según ha dado a conocer este martes el portavoz del Gobierno vasco y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, en la tradicional rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno. Los dos ejecutivos han logrado encauzar una “interpretación pactada” de los 12 artículos de la Ley de Instituciones Locales de Euskadi, conocida como Ley Municipal, que el Estado cuestionaba y que aludían a la utilización del euskera en los ayuntamientos y la participación ciudadana a través de consultas populares, y a la organización interna y publicidad activa de los acuerdos municipales.

Para Erkoreka, se da “un paso en la dirección correcta” y se abre más la puerta a un posible entendimiento presupuestario entre PP y PNV

El pacto adquiere una gran relevancia en el terreno político porque disipa de forma definitiva la posibilidad de suspensión y de declaración de inconstitucionalidad de parte del articulado de una ley que es fundamental para el Gobierno de Urkullu. El PNV pactó con EH Bildu el contenido de la Ley Municipal, que fue aprobada el 7 de abril de 2016 en el Parlamento Vasco, lo que permitió a Euskadi “completar la clave de bóveda sobra la que descansa el conjunto del edificio institucional vasco” 35 años después, según puso en valor Erkoreka. El País Vasco era la única comunidad que no contaba con una norma de este tipo.

El acuerdo ha sido cocinado dentro de la comisión bilateral entre ambas instituciones para intentar dirimir las discrepancias competenciales pero el entendimiento terminó de perfilarse en la harina política este lunes en Vitoria entre la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y Erkoreka con motivo de la presencia de la ‘número 2’ del Gobierno de Rajoy en el acto de toma de posesión del nuevo delegado del Gobierno en Euskadi. El pacto, que protege una ley “imprescindible” para Urkullu porque “define y clarifica por primera vez las competencias municipales y procura su adecuada financiación, llega sobre la bocina ya que este sábado expiraba el plazo para la presentación del recurso que había anunciado el Estado.

Uso del euskera en los documentos

Los principales motivos de fricción aludían al uso del euskera en los documentos oficiales de los ayuntamientos y la posible discriminación a los castellanoparlantes que puede derivarse de la ley y al margen de maniobra que se otorga a los ayuntamientos para poder realizar refrendos populares en relación a las materias objeto de consulta y su carácter vinculante. De momento, se desconocen los términos del acuerdo que permitirán clarificar los 12 artículos objeto de controversia y que se publicará en los respectivos boletines oficiales una vez que haya sido suscrito. Curiosamente, el euskera y las consultas populares han motivado muchos de los recursos judiciales que presentó ante actuaciones de las instituciones vascas el anterior delegado del Gobierno, Carlos Urquijo, que ha sido relevado del cargo como un gesto de Rajoy hacia el PNV, que había pedido su cabeza de forma insistente.

“Es un buen acuerdo porque mantiene en vigor una de las leyes fundamentales desde el punto de vista de país y porque despeja de forma definitiva aspectos concretos y relevantes del quehacer ordinario y la organización de la vida municipal”, ha celebrado Erkoreka quien tiene encomendada la tarea de negociar con Madrid avances en el autogobierno vasco. Es el hombre de confianza de Urkullu para esta tarea. Además, Erkoreka y Saénz de Santamaría, quienes deberán tejer los posibles acuerdos en materia territorial, guardan una estrecha relación desde su etapa en el Congreso. Ambos ya dejaron constancia de esta buena sintonía este lunes en Vitoria, donde mantuvieron un encuentro que sirvió para afianzar el clima favorable al entendimiento.

Logros de la Comisión bilateral

Lograr un acuerdo que evitara que la Ley Municipal Vasca entrara en el terreno judicial era la prioridad para el Gobierno vasco dentro de las cuatro normativas vascas recurridas por el Ejecutivo de Rajoy que están siendo abordadas por la comisión bilateral. La primera reunión, que tuvo lugar el pasado 20 de diciembre, se enmarca dentro de la pretensión de ambas administraciones de desatascar las malas relaciones de la pasada legislatura para abrir una vía de diálogo permanente y que podría culminar con el apoyo del PNV a los Presupuesto Generales del Estado. El voto de los cinco miembros ‘jeltzales’ en el Congreso pueden ser vitales para que Rajoy saque adelante las cuentas de 2017 y evite una severa derrota política.

Salvada esta normativa, las urgencias se centran ahora en la Ley de Adicciones y Drogodependencias, aprobada también el pasado 7 de abril por el Parlamento Vasco con el apoyo de PNV, EH Bildu, PSE y PP y la abstención de UPyD, ya que el plazo para la presentación del recurso se agota este viernes. A este respecto, el Gobierno vasco se muestra más pesimista pero no cierra la puerta a un acuerdo de última hora. El Ejecutivo de Madrid mantiene su rechazo a que Euskadi tenga potestad para regular los clubes privados de consumo de cannabis y se ha reafirmado en su decisión de recurrir al Constitucional. No obstante, Erkoreka entiende que “aún hay margen para el acuerdo” a partir de la propuesta que ha remitido el Gobierno de Vitoria para una “interpretación compartida” de los artículos 83 y 84 y que está pendiente de respuesta.

Los otros dos recursos que quedan pendientes afectan a la polémica Ley de Abusos Policiales y a la Iniciativa Legislativa Popular, si bien todavía hay mucho margen de maniobra para llegar a un posible acuerdo ya que el plazo para la presentación de los recursos finaliza en primavera. En todo caso, el Gobierno vasco tiene el punto de mira puesto en el recurso contra la 26 promoción de la Ertzaintza y busca un entendimiento con el gabinete de Rajoy en esta cuestión. De momento, a la espera de ver la respuesta del Gobierno español a las demandas nacionalistas, Urkullu ha logrado que Rajoy dé “un paso en la dirección correcta” con el acuerdo en torno a la Ley Municipal, según ha destacado de forma elocuente Erkoreka.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios