Es noticia
Menú
La Plaza Elíptica se blinda contra la contaminación de Madrid
  1. España
  2. Madrid
a la espera de que los datos lo confirmen

La Plaza Elíptica se blinda contra la contaminación de Madrid

El paso del tiempo y las mediciones de las estaciones de seguimiento de la Calidad del Aire dirán si el miércoles 22 de diciembre les tocó o no la Lotería de Navidad a los vecinos

Foto: Vista general de la plaza de Fernández Ladreda, más conocida como Plaza Elíptica. (EFE)
Vista general de la plaza de Fernández Ladreda, más conocida como Plaza Elíptica. (EFE)

El entorno de la Plaza Elíptica es uno de los históricos “agujeros negros” de la contaminación de la capital y el arco metropolitano de la Comunidad de Madrid. En 2020, en el año de inicio de la pandemia por el covid-19, y después de varios meses con la población confinada en sus hogares, la estación de medición de calidad del aire ubicada en la intersección entre la Avenida de Oporto y Vía Lusitana, la de Plaza Elíptica, fue la única de Madrid que marcó niveles de polución de dióxido de nitrógeno (NO2) por encima de los límites máximos que establece la normativa europea para este compuesto químico relacionado con el tráfico rodado, principalmente de vehículos con motor diésel.

Los soterramientos de la cercana M-30 (en el Paseo de Santa María de la Cabeza) y de la A-42 (la Autovía de Toledo) a su paso por la glorieta, la mejora de los accesos del Intercambiador de Autobuses de Plaza Elíptica y el arbolado de Parque Emperatriz María de Austria no han conseguido minimizar el impacto de los gases contaminantes del tráfico de transporte público y privado de la zona.

El paso del tiempo y las mediciones de las estaciones de seguimiento de la calidad del aire dirán si el miércoles 22 de diciembre de 2021 les tocó o no la Lotería de Navidad a los vecinos de los barrios de Opañel, Moscardó, Zofío, Comillas y Abrantes. Posiblemente sin billetes premiados, pero sí con salud.

La entrada en vigor de la nueva "Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección (Zbedep) de Plaza Elíptica" se suma a la ya famosa “Zbedep de Distrito Centro”, con Madrid Central como emblema. Si los números son agraciados y se cumplen las previsiones del Ayuntamiento de Madrid, el nuevo perímetro de acceso restringido conseguirá el ambicioso objetivo de reducir un 18% el volumen de vehículos que atraviesa este nudo de comunicaciones. Porcentaje que se traduce en 1.472 vehículos menos circulando por las calles de Plaza Elíptica en la hora punta de la mañana.

Perímetro restringido

Según informa el Ayuntamiento de Madrid, el perímetro de la ZBEDEP de Plaza Elíptica queda delimitado por las vías de Faro, avenida de Abrantes, calle Portalegre, avenida de Oporto, travesía de Antonia Lancha, calle Santa Lucrecia, calle Antonio Leyva, calle de Arlanza, lateral paseo de Santa María de la Cabeza en sentido entrada a Madrid hasta puente de los Capuchinos, calle Manuel Noya, calle Cerecinos, calle Fornillos, calle Ricardo Beltrán y Rozpide hasta el número 8, avenida Princesa Juana de Austria en sentido entrada a Madrid, Vía Lusitana intersección con calle Faro cruzando el parque de la Emperatriz María de Austria.

Foto: La línea 11: futura diagonal de Madrid

La circulación por el perímetro es libre para todos los vehículos, indistintamente de la clasificación ambiental de la Dirección General de Tráfico, pero el acceso y circulación a su interior queda restringido, incluyendo el tramo de la autovía A-42, a los vehículos A, es decir, aquellos que no cuentan con etiqueta ambiental por ser altamente contaminantes (diésel matriculados antes del año 2006 o gasolina previos al año 2000).

¿A quién afecta?

La nueva Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección de Plaza Elíptica restringe el acceso y la circulación por el interior de la zona delimitada a todos los vehículos sin distintivo ambiental. Los vehículos con etiqueta ambiental “B”, “C”, “ECO” y “0” podrán entrar, estacionar y circular por la ZBEDEP sin limitaciones. Los residentes de los barrios incluidos en el perímetro con vehículos “A”, adquiridos antes del 1 de abril de 2021 no se ven afectados por las nuevas restricciones hasta el 31 de diciembre de 2024. Los criterios para comerciantes y residentes de Plaza Elíptica se equiparan a los de Madrid Central.

Foto: Varios hombres negocian una jornada de trabajo con el conductor de un vehículo en la plaza Elíptica, Madrid. (David Brunat)

El control de acceso al perímetro protegido se está realizando con un sistema automático de control de cámaras y por agentes de la autoridad, que pueden solicitar la documentación necesaria a los conductores de vehículos que estén dentro del área acotada. Según establece la normativa, será el 22 de febrero, a las 23:59 horas, después de dos meses de prueba, cuando las multas tramitadas por el sistema telemático se procesen como “infracción leve de Tráfico” (90 euros, 45 euros si es por pronto pago). Hasta esa fecha, las comunicaciones serán de caracter informativo, explicando las razones que han motivado la regulación de la ZBEDEP, la fecha prevista para su efectiva operatividad y la cuantía de la sanción.

Sin embargo, si las sanciones son tramitadas por los agentes de la autoridad, sí se harán efectivas. El Área de Medio Ambiente y Movilidad ha organizado un operativo de vigilancia especial aleatorio formado por agentes de movilidad que podrán controlar el cumplimiento de la ordenanza. Más información en www.madrid360.es

El entorno de la Plaza Elíptica es uno de los históricos “agujeros negros” de la contaminación de la capital y el arco metropolitano de la Comunidad de Madrid. En 2020, en el año de inicio de la pandemia por el covid-19, y después de varios meses con la población confinada en sus hogares, la estación de medición de calidad del aire ubicada en la intersección entre la Avenida de Oporto y Vía Lusitana, la de Plaza Elíptica, fue la única de Madrid que marcó niveles de polución de dióxido de nitrógeno (NO2) por encima de los límites máximos que establece la normativa europea para este compuesto químico relacionado con el tráfico rodado, principalmente de vehículos con motor diésel.

Ayuntamiento de Madrid Calidad del aire Transporte Diésel