Es noticia
Tensa Navidad en el PP: el 'tour' de Ayuso por los municipios de Madrid inquieta a Génova
  1. España
  2. Madrid
Lucha por el partido en Madrid

Tensa Navidad en el PP: el 'tour' de Ayuso por los municipios de Madrid inquieta a Génova

La dirección nacional advierte una especie de precampaña de cara al congreso regional. En la cúpula están molestos porque la presidenta cierra las citas a sus espaldas, aunque en Sol aseguran que van con invitación

Foto: García-Escudero, Casado, Ayuso y Almeida, en el último acto de Navidad del PP de Madrid, en 2019. (EFE/Fernando Alvarado)
García-Escudero, Casado, Ayuso y Almeida, en el último acto de Navidad del PP de Madrid, en 2019. (EFE/Fernando Alvarado)

La Navidad tampoco traerá la paz al PP. El 'tour' de Isabel Díaz Ayuso por las sedes municipales dista de la imagen de armonía y tranquilidad que proyectan las fotos que comparten en las redes sociales. No por el ambiente o la relación con los afiliados y dirigentes populares, que son buenos, sino por la guerra fría que subyace tras estos eventos. La misma que ha resquebrajado el partido en Madrid. Mientras que la presidenta y su equipo actúan por libre, en ocasiones a espaldas de la dirección regional, en Génova hay cierto malestar e inquietud porque creen que han iniciado una campaña de cara al congreso que los divide, todavía sin fecha.

El reencuentro de Ayuso y Casado este miércoles, durante la presentación del libro de Mariano Rajoy, solo fue la visión de las navidades pasadas. La imagen, envuelta en una enorme polémica, no ha sido más que la escenificación momentánea de la tregua. La realidad es que el pulso soterrado continúa y cualquier escenario ahonda en la brecha. También algo tan aparentemente inocente como los actos de celebración por las fiestas.

Foto: García-Escudero, Casado, Díaz Ayuso y Martínez-Almeida, en el acto de Navidad de 2019. (EFE/Fernando Alvarado)

Ayuso ha acudido durante las últimas semanas a actos en Getafe, Parla o Leganés; este mismo jueves estuvo en San Sebastián de los Reyes y la semana que viene hará lo propio en San Agustín de Guadalix y el distrito de Latina, una vez que empiecen los eventos en las agrupaciones de la ciudad de Madrid. "Tratará de ir a todos los que su agenda le permita", apuntan desde su entorno. El problema, sin embargo, reside en que la dirección regional, controlada por Génova, no es informada de estas visitas por el equipo de la presidenta, lo que es considerado una maniobra para evitarlos. "Las cosas no se hacen así", subrayan.

Ayuso y Casado: crónica de un reencuentro

Baños de masas

Fuentes cercanas a algunas de estas sedes municipales reconocen a El Confidencial que al menos en su caso es cierto que estas visitas se han concertado directamente desde Sol, acaso aprovechando una visita institucional, aunque matizan que es un detalle "sin importancia" y que se ha aceptado inmediatamente. "La recibimos encantados. La prueba está en la reacción de los afiliados", explican desde una de estas agrupaciones, en alusión a los baños de masas que se da la presidenta de la Comunidad de Madrid allá donde va desde hace meses. Quizás ese éxito generalizado en estas copas y cenas de Navidad es lo que más inquieta a Génova y por ello la presencia de los responsables del PP de Madrid, Pío García-Escudero y Ana Camins, no ha sido pareja a la de Ayuso.

Ayuso ha visitado ya Getafe, Parla, Leganés o San Sebastián de los Reyes, y la semana que viene continuará en Guadalix y distritos de la capital

Desde la dirección regional, no obstante, niegan que estas ausencias respondan a un vacío premeditado y se limitan a decir que no van a entrar en la supuesta campaña que ha iniciado la presidenta de la Comunidad de Madrid, aunque aseguran que sí prevén participar en futuros eventos. "Parece que por la vía de los hechos quiere confirmar que ya es la presidenta del PP de Madrid", critica a este diario una voz del partido, en torno a la teoría de que Ayuso ha comenzado una ofensiva para ganarse el favor de los municipios de cara al congreso regional. Si bien el mensaje que trasladan es el de rebajar la tensión y evitar que estas visitas se conviertan en un circo, a nadie se le escapa que la fuerza de Sol está precisamente en estas agrupaciones. Su entorno insiste en que los encuentros no son forzados.

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, asisten a la presentación del libro del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy. (EFE)

El equilibrio es complicado. Los propios presidentes de las sedes municipales confiesan encontrarse entre la espada y la pared, ajenos en parte a la lucha fratricida en el partido y, la verdad, encantados de que Ayuso dedique un hueco para sus afiliados. "Arrasa, en serio, la gente ve que siempre ha estado con ellos", apunta otra fuente cercana a una gran agrupación. Aún más delicado será el horizonte que se plantea en las sedes de los 21 distritos de Madrid, donde la rivalidad por el protagonismo será con José Luis Martínez-Almeida, líder indiscutible de la capital y considerado el tercero en discordia en el pulso con Génova.

La paz tampoco llegará en la tradicional comida de Navidad del PP de Madrid, descartada casi con total seguridad por el miedo al aumento de los contagios de covid. Un celo que no se da, por ejemplo, en la cena del PP de Álava, donde Ayuso irá como invitada y que se celebrará a pesar de que la incidencia acumulada en este territorio es mucho mayor que en la Comunidad de Madrid. Tampoco para el Gobierno madrileño, que de momento descarta cualquier tipo de restricción.

Madrid PP de Madrid
El redactor recomienda