Es noticia
Ayuso reacciona al aumento de contagios, pero descarta exigir el certificado covid
  1. España
  2. Madrid
Aumento de contagios

Ayuso reacciona al aumento de contagios, pero descarta exigir el certificado covid

La Comunidad de Madrid rediseña su estrategia por la situación epidemiológica con dos pilares fundamentales: continuar con la vacunación y recuperar los test masivos antes de Navidad

Foto: Una sanitaria realiza un test de antígenos a una mujer en la Comunidad de Madrid. (EFE/Fernando Villar)
Una sanitaria realiza un test de antígenos a una mujer en la Comunidad de Madrid. (EFE/Fernando Villar)

La Comunidad de Madrid ha reactivado su estrategia contra el covid-19 ante el auge continuado de los contagios en las últimas semanas. Con una incidencia acumulada de casi 84 casos en los últimos 14 días en la región, casi 10 puntos más que el martes, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso trabaja ya en la recuperación de los test masivos de antígenos de cara a la Navidad, con un rechazo inicial a implantar el certificado de vacunación para acceder a los locales de hostelería u otros comercios. Fuentes regionales señalan a El Confidencial que los dos pilares del plan serán continuar con la vacunación y el cribado a gran escala.

La pretensión es volver a hacer pruebas rápidas de forma masiva para cortar la transmisión del virus, aun cuando el 90% de los madrileños ya ha recibido las dos dosis. El Ejecutivo considera que esta actuación, junto a los cierres perimetrales por zonas básicas de salud, fueron fundamentales para frenar el avance de las olas anteriores y ahora volverá a ser efectiva. Desde la Consejería de Sanidad estudian cómo desarrollar de nuevo esta estrategia, si únicamente a través de la colaboración de empresas, en grandes recintos habilitados como el WiZink Center y el Hospital Isabel Zendal o complementando las dos. "Vamos a pedir ayuda a las empresas para que antes de las cenas y las comidas típicas de Navidad testeen a todo su personal", declaró este miércoles la presidenta regional en una entrevista con A3.

Foto: Un sanitario hace un test de antígenos a una mujer en la Comunidad de Madrid. (EFE/J.P.Gandul)

Madrid marcará de nuevo su propia hoja de ruta contra el coronavirus y, como hace un año, no secundará las medidas que plantean otras comunidades autónomas, habitualmente más restrictivas. El caso más evidente está en la comparación con Euskadi y su solicitud a los tribunales para exigir el certificado covid en locales de ocio nocturno y restauración. Fuentes de la Comunidad de Madrid aseguran a este diario que esta medida está descartada en principio por los problemas que plantea, habida cuenta de que la responsabilidad recaerá en el personal de esos establecimientos. Tampoco prevén a corto plazo imponer limitaciones de aforo o movilidad o suspender determinados eventos. No obstante, detallan que cualquier decisión está supeditada a la evolución de los datos en intervalos de 15 días.

Si bien España presenta en esta ocasión unos datos mejores que en el resto de Europa, diferentes regiones ya se han movilizado para evitar que suceda lo mismo que en la pasada Navidad, que dio paso a la tercera ola y a duras restricciones, como el toque de queda o la prohibición de reunirse en domicilios a no convivientes. Lo mismo ocurre con el caso concreto de la Comunidad de Madrid, que a su vez registra baremos por debajo de la media nacional. El aumento de los contagios, en cualquier caso, es progresivo después del desplome de después del verano, con una incidencia fuera de riesgo.

La Comunidad de Madrid presentaba este miércoles una incidencia de 84 casos, casi 10 puntos más que el día anterior

Según el último balance epidemiológico de la consejería, la Comunidad de Madrid presenta una incidencia acumulada de 83,7 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y de 47,2 en una semana, por detrás de los 96 registrados en toda España. El tramo de edad más problemático en la región es de los menores de 14 años, con una tasa de 95,5 infectados en este tiempo, seguido de los comprendidos entre los 25 y los 44 años, con 81,8 diagnosticados. A la cola están los jóvenes de entre 15 y 24 años, con 41,6 casos a dos semanas, que hasta hace solo unos meses eran el principal foco de contagios.

Las cifras, aunque alcistas, no muestran un escenario preocupante en la presión asistencial. La Comunidad de Madrid notificó este miércoles 688 nuevos casos (577 de las últimas 24 horas), con seis fallecidos (cuatro más que el día anterior) y 331 hospitalizados por covid-19, de los cuales 68 están ingresados en UCI, los mismos que en la jornada precedente. "El 80% que se están contagiando no está vacunado y, dentro de esos contagios, el 80% que no está vacunado enferma mucho o fallece, es decir, la vacuna es la solución siempre", subrayó Ayuso en la misma entrevista.

Foto: Una enfermera realiza una prueba PCR. (Reuters/Stephane Mahe)

Así, el segundo puntal de la estrategia pasa por vacunar a la población que aún no lo ha hecho y comenzar con la dosis de refuerzo. En cuanto a la primera cuestión, fuentes de la Consejería de Sanidad señalan que el sector que más se resiste es el comprendido entre los 30 y los 39 años. Cada fin de semana se continuará con las unidades móviles de Salud Madrid en los lugares con menores porcentajes, como se hace desde mediados de octubre. El departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero, además, evalúa si es beneficioso administrar la vacuna a los niños de menos de cinco años.

En cualquier caso, el plan de vacunación en la región continúa. La Comunidad de Madrid confirmó este miércoles que a partir del sábado se comenzará a administrar la tercera dosis de refuerzo a la población general fue vacunada con Janssen. Serán citados a través de un SMS para acudir al Hospital Enfermera Isabel Zendal y al WiZink Center y se emplearán los sueros de Pfizer o Moderna.

Madrid Ministerio de Sanidad
El redactor recomienda