Ayuso buscará seducir a Vox con una vicepresidencia en la Mesa
  1. España
  2. Madrid
ASAMBLEA DE MADRID

Ayuso buscará seducir a Vox con una vicepresidencia en la Mesa

En el PP, entienden que su amplísima mayoría les permite afrontar con tranquilidad la investidura y los dos años de legislatura, pero apuestan por tender puentes con Monasterio

placeholder Foto: La presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
La presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La victoria de Isabel Díaz Ayuso fue aplastante. Con 65 diputados y sumando más que toda la izquierda junta, en el PP se fueron a la cama el 4 de mayo sabiendo que la aritmética parlamentaria les dejaba en una posición de ventaja casi inmejorable, al necesitar únicamente la abstención de Vox para poder gobernar y legislar con tranquilidad. Pese a esto, entre los populares han abogado desde el primer minuto por tejer una buena relación con los de Rocío Monasterio para llegar a 2023 sin grandes sobresaltos. Es aquí donde las partes tienen pendiente una reunión esta misma semana para abordar las primeras decisiones de la legislatura, que arranca el próximo martes. La presidenta ha abogado por ofrecerles un hueco en la Mesa de la Asamblea y todo apunta a que se les otorgará una vicepresidencia, aunque podría no ser el único premio.

Foto: La presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

En las filas populares, creen que ceder a Vox la presidencia de la Cámara, como llegó a insinuar la propia Díaz Ayuso en una entrevista de televisión, sería un galardón desproporcionado para la penúltima fuerza en la región y ostentando el PP una mayoría tan abrumadora y tan alejada del resto de partidos. Esa cesión se descarta. Con la mayoría en la Mesa asegurada para los populares, sin la opción de que el resto de siglas puedan aliarse para imponer su criterio, como sucedió en la pasada legislatura, creen que dar un puesto a los de Monasterio no tendrá un gran coste para ellos y que puede ayudar a allanar el terreno para las negociaciones clave que están por llegar.

Fuentes populares ven lógico que cuenten con una vicepresidencia, porque es el estatus que han ocupado los dos últimos años, en los que José Ignacio Arias Moreno ha sido vicepresidente tercero. Inciden en que Vox, por sí solo, ni siquiera podría acceder al órgano y que cualquier gesto en este sentido ya sería un favor. Los de Monasterio ya estuvieron sobrerrepresentados gracias a un pacto con PP y Cs en la Mesa en 2019, cuando entraron con 12 escaños y se dejó fuera a Más Madrid, que les superaba con 20. Los de Mónica García recurrieron ante el Tribunal Constitucional y siguen pendientes de un fallo al respecto.

Foto: La expresidenta madrileña Esperanza Aguirre, acompañada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La investidura está más que asegurada después de que Vox garantizara su voto afirmativo desde el mismo 4-M, pero en el PP deberán acelerar el paso para sacar adelante iniciativas parlamentarias de calado, y es aquí donde los de Santiago Abascal serán fundamentales, al menos intentando que no voten en contra. Vox lleva semanas repitiendo que la presidenta tendrá que elegir si gobierna con ellos o con el PSOE, pero entre los populares lo ven al contrario: si no les respaldan, deberán explicar a sus votantes por qué se bloquean sus iniciativas. El gran paso que se atisba en el horizonte cercano es sacar adelante los primeros Presupuestos de la era Ayuso. Tras no conseguirlo para 2020 ni para 2021, han puesto ya la mira en los de 2022. Aquí tratarán de contar con los 13 escaños de Monasterio.

Las comisiones

En el PP, se encuentran a la espera de ver con qué tono llega su socio preferente a las conversaciones, aunque sin la presión de necesitarlos para que la presidenta siga al mando. Más allá del puesto de la Asamblea, podrían entrar a discutir sobre otras cuestiones parlamentarias, en que los populares podrían dejar clara su generosidad. La conformación de las comisiones apunta a ser otro de los platos fuertes en este sentido, pero está por ver dónde pone la mira Vox. En este ámbito, también podría negociarse algún movimiento que beneficiara a la cuarta formación del arco parlamentario con la presidencia de alguna de estas. La relación entre Díaz Ayuso y Monasterio ha sido una montaña rusa de cordialidad en la última legislatura, con momentos de distanciamientos públicos y otros de acercamiento, pero sin fraguar un gran vínculo personal.

Foto: Rocío Monasterio y Santiago Abascal, en un mitin en Fuenlabrada. (EFE)

La intención siempre ha sido 'mimar' a Monasterio, con la que ya estuvo a punto de pactar unos Presupuestos el Ejecutivo de coalición de PP y Cs antes del adelanto electoral el pasado marzo. Las conversaciones deberían llegar de aquí al lunes y fuentes populares señalan que intentarán tenerlo amarrado con tiempo para no estar hasta el último momento al teléfono. La sesión constitutiva de la Asamblea está programada el martes, 8 de junio, y será ese mismo día cuando se voten los miembros de la Mesa, una decisión clave en la que los populares no quieren repetir los pasos dados en 2019, cuando cedieron a Ciudadanos la presidencia de la misma y naranjas y socialistas sumaban mayoría absoluta en el órgano.

Ahora, salvo alianzas en sentido contrario, los populares se harían con cuatro asientos incluyendo la presidencia, uno caería en las manos de Vox, otro en las de Más Madrid y un séptimo sería para el PSOE. Más allá del máximo responsable, se reparten tres vicepresidencias y tres secretarías. Entre las dos formaciones de izquierda, ambas con 24 escaños, fuentes consultadas de las dos filas descartan juegos de alianzas para tratar de dejar fuera al rival: MM alcanzaría una vicepresidencia y los de Hana Jalloul, una secretaría. Los de Mónica García, además, ocuparán previsiblemente los lugares que tradicionalmente han ocupado los socialistas en el Parlamento.

Foto: La sede del PP en la noche electoral madrileña. (EFE)

Distintas fuentes populares consultadas por este medio evitan precisar quién sería el designado para ocupar la presidencia, un puesto de amplio reconocimiento y valor institucional, pero alejado de la batalla política y de la visibilidad mediática. Enfatizan que solo Díaz Ayuso sabe quiénes formarán parte de su Ejecutivo y ocuparán los puestos clave, y que por el momento nadie más tiene claro quién se sentará en cada asiento.

La jefatura de la Asamblea es vista como una opción en caso de que algunos de los consejeros que han formado parte de su gabinete no continuaran. La salida de las responsabilidades de gobierno podría ser compensada o bien con un cargo en la Mesa o con un acta de senador.

A pesar de que en la Puerta del Sol se enfatiza que el nuevo Ejecutivo será continuista, sin grandes modificaciones, hay nombres que están marcados con una interrogación y otros de los que se da por hecho que se sentarán en el Consejo de Gobierno en los dos próximos años. En el primer grupo se encuentran algunos que han estado en una segunda línea de visibilidad, como Eugenia Carballedo y David Pérez, titulares de Presidencia y de Vivienda y Transportes, respectivamente. Entre los que continuarán salvo sorpresa mayúscula, están Enrique López y Javier Fernández Lasquetty, consejeros de Justicia e Interior y de Hacienda.

placeholder Rocío Monasterio (i) e Isabel Díaz Ayuso (d), tras el debate electoral. (EFE)
Rocío Monasterio (i) e Isabel Díaz Ayuso (d), tras el debate electoral. (EFE)

La presidenta ha prometido reducir consejerías respecto a su coalición con Cs, que acumulaba 13 sillones, y reducirlas a 10. Esto supondría la introducción de al menos tres nombres más (ahora son siete de forma interina) y en la terna de candidatos el nombre de Marta Rivera, titular de Cultura con los naranjas, se encuentra entre los que llevan sonando con más fuerza durante los últimos meses. Fuentes gubernamentales sostienen que las incorporaciones serán de perfil de gestión.

Figuras como Alfonso Serrano, portavoz parlamentario y jefe de campaña de Díaz Ayuso, o el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, son algunas de las que existen dudas sobre el papel que tendrán, sobre si estarán dentro o fuera del gabinete. En este último caso, en las filas del PP de Madrid creen que, si Escudero no siguiera al mando del ramo, sería muy difícil de explicar por la importancia de su gestión durante la pandemia.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Isabel Díaz Ayuso Partido Popular (PP) Vox
El redactor recomienda