Los datos del debate: quién se va por las ramas, los ataques y las interrupciones
  1. España
  2. Madrid
Debate 21-A

Los datos del debate: quién se va por las ramas, los ataques y las interrupciones

Los candidatos han aprovechado la ocasión para lanzar sus mensajes, aunque no siempre tuvieran relación con la temática sobre la que se proponía debatir

placeholder Foto: Isabel Díaz Ayuso, Edmundo Bal y Ángel Gabilondo, tras el debate electoral. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso, Edmundo Bal y Ángel Gabilondo, tras el debate electoral. (EFE)

El debate electoral de Telemadrid de las elecciones autonómicas de Madrid convocadas para el próximo 4 de mayo estaba estructurado en cinco bloques. Aunque la temática de cada uno permitía cierto nivel de flexibilidad, en ocasiones los candidatos han tenido oportunidad de desviar el tema y colocar sus mensajes, que no siempre guardaban relación directa con lo tratado.

Los asuntos eran Madrid en pandemia, reto sanitario, reto social, reactivar Madrid (sobre medidas económicas) y pactos tras los resultados del 4 de mayo. En líneas generales, estos bloques se han respetado, pero ha habido excepciones.

La candidata de Vox, Rocío Monasterio, ha sido la que en más ocasiones ha dedicado segundos a temas más alejados de los planteados por el ente público de la televisión madrileña. Durante más de tres minutos, Monasterio ha hablado de menores extranjeros no acompañados (menas), y de la ocupación o despilfarro en sueldos de altos cargos. Entre sus desviaciones, destacan también los ataques a Ciudadanos para tildarlos de traidores.

Alt de foto

Pablo Iglesias, el candidato de Unidas Podemos, ha aprovechado para hablar del ingreso mínimo vital, una de las medidas aplicadas por el Gobierno de España cuando él era vicepresidente. Además, Iglesias ha dedicado también un minuto de su tiempo a atacar a la formación Vox por sus mensajes racistas. Aunque no había un bloque específico para el tema, el líder de Unidas Podemos también se ha referido al sector de la cultura en una de sus intervenciones, al que ha dedicado aproximadamente 16 segundos.

Por su parte, la candidata del Partido Popular se ha ajustado a las temáticas planteadas, pero durante cerca de 80 segundos sus palabras han ido dirigidas únicamente a la gestión de la pandemia que ha hecho el Gobierno de España, liderado por Pedro Sánchez. Desde el inicio de la pandemia, la presidenta madrileña se ha perfilado como pieza de la oposición al Gobierno central desde la región.

Aunque no se trate estrictamente de una desviación del tema, en el apartado económico la candidata de Más Madrid, Mónica García, ha hecho referencias al clima y la ciencia. El partido se presenta en coalición con Verdes Equo y durante la campaña ha reivindicado la principal medida aplicada por Manuela Carmena, Madrid Central, para paliar la contaminación en la capital.

Monasterio, la que más interrumpe

Alt de foto

Las normas del debate permitían la interrupción entre candidatos y todos han recurrido a ella. Mientras que Pablo Iglesias hablaba, Monasterio ha intervenido para cortarle cuatro veces. La candidata de Vox ha interrumpido el mismo número de veces al candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal.

Mónica García, por su parte, ha intentado parar a Ayuso en tres ocasiones y otra más a Monasterio. El candidato socialista, Ángel Gabilondo, se ha centrado en Ayuso y Bal, mientras que Pablo Iglesias ha interrumpido menos, en líneas generales, a sus compañeros de debate.

El tiempo que cada uno ha podido dedicar estaba asimismo regulado para que el reparto fuera equitativo, cuestión que también se ha cumplido en gran medida. Prácticamente, no ha habido diferencias entre los segundos que cada candidato ha dedicado en cada bloque. Rocío Monasterio, eso sí, ha hablado cerca de un minuto menos que la media del resto de sus compañeros. Mientras que todos se han acercado a los 18 minutos e incluso Bal, Ayuso y Gabilondo los han superado, ella no ha llegado a los 17.

Quién ataca a quién

El debate ha sido un intercambio constante de interpelaciones entre candidatos, la mayor parte de las veces a modo de ataque. Entre los candidatos de partidos del bloque de la izquierda, la mayor parte de los ataques se ha dirigido hacia Ayuso, especialmente por parte de Mónica García.

Gabilondo, por su parte, ha repartido más sus alusiones a otros candidatos y al finalizar, de hecho, se ha dirigido directamente a Más Madrid y a Podemos para instarles a ganar juntos las elecciones.

Alt de foto

En el bloque de los partidos ligados a la derecha, Edmundo Bal ha sido con diferencia quien más se ha referido al resto de sus contrincantes en la batalla electoral, pero sus ataques se han dirigido especialmente a los partidos del bloque de izquierdas: PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos.

Rocío Monasterio ha atacado en primer lugar a Pablo Iglesias, pero su segunda opción ha sido Edmundo Bal, el líder de la formación naranja, con la que se disputa las opciones de ser clave para facilitar un Gobierno con el Partido Popular.

Alt de foto
Elecciones Madrid Rocío Monasterio Pablo Iglesias Pedro Sánchez Ciudadanos Partido Popular (PP)
El redactor recomienda