Fiscalía investiga si Vox comete un delito de odio por el cartel electoral contra los menas
  1. España
  2. Madrid
POLÉMICA RUMBO AL 4-M

Fiscalía investiga si Vox comete un delito de odio por el cartel electoral contra los menas

En él comparan el coste mensual de los menores extranjeros no acompañados ("Un mena 4.700 euros al mes"), con la pensión que reciben los mayores ("Tu abuela 426 euros de pensión/mes")

placeholder Foto: Cartel de Vox. (Twitter)
Cartel de Vox. (Twitter)

La campaña electoral en Madrid está en marcha y la polémica que, ya comenzaba a apuntarse en la precampaña, no hace más que subir. Uno de los lemas escogidos por Vox para este precalentamiento de los comicios autonómicos se encuentra, sin embargo, bajo la sospecha de la Fiscalía que ya estudia si puede constituir delito. El cartel de la formación de Santiago Abascal en el que compara las ayudas para los menores no acompañados y las pensiones de la tercera edad ha provocado la apertura de diligencias de investigación fiscales para comprobar si encaja en la comisión de un delito de odio. La Fiscalía de Madrid ha abierto la investigación de oficio.

El cartel que se ha hecho viral ha sido colocado, al menos, en un punto de la capital: la estación de Renfe de Sol. En él comparan el coste mensual de los menores extranjeros no acompañados ("Un mena 4.700 euros al mes"), con la pensión que reciben los mayores ("Tu abuela 426 euros de pensión/mes"). El departamento que dirige Dolores Delgado estudiará si es delictivo, tal y como ha podido saber El Confidencial a través de fuentes del departamento que dirige.

El Ministerio Público ha decidido analizar la cuestión a la vista del colectivo mencionado en el cartel. Son delitos de odio aquellos que inciten infracciones contra personas por su conexión, simpatía, filiación, apoyo o pertenencia "a un grupo" por su origen nacional o étnico, el lenguaje, el color, la religión, el sexo, la edad, la discapacidad intelectual o física, la orientación sexual u otro factor similar.

Quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra estos colectivos considerados vulnerables, se enfrentan, según establece el Código Penal, a penas de prisión de uno a cuatro años y además con la pena de multa de seis a 12 meses.

Más allá del cartel, la supuesta peligrosidad de los menores no acompañados, bautizados por la formación como menas, se ha convertido en uno de los ejes de la campaña de los de Abascal. La candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, se ha referido a ellos en varias ocasiones destacando que suponen un problema "descomunal".

"Repatriar a esos niños"

Así, en una reciente entrevista en '24 Horas', la candidata de Vox reprochó que, durante la legislatura, la Consejería de Políticas Sociales no ofreciera datos precisos. "Tenemos miles de menas en Madrid, ni la Comunidad de Madrid sabe cuántos menas tiene", criticó Monasterio que resaltó también que hay muchos "exmenas" que están circulando por zonas de Madrid como Casa de Campo. "Tenemos que repatriar a todos estos niños con sus padres, acabar con la inmigración ilegal", defendió.

No es la primera vez que la Fiscalía abre diligencias por motivos similares contra el partido. Durante la anterior campaña autonómica, la catalana, la Fiscalía de Barcelona abrió una investigación por incitación al odio contra comunidad islámica por la campaña '#stopislamización' tras una denuncia de las federaciones de las Comunidades Islámicas de Cataluña, FIC (Federación Islámica de Cataluña), UCIDCAT (Unión de Comunidades Islámicas en España) y FCIC (Federación Consejo Islámico de Cataluña), y la organización Musulmanes contra la Islamofobia. La formación advertía en ella del "peligro de la islamización" de las costumbres de España.

Elecciones Madrid