Sánchez, a Gabilondo: "Adelante, Ángel". Así preparó el PSOE la moción para evitar el 4M
  1. España
  2. Madrid
SOCIALISTAS Y MÁS PAÍS BUSCAN APEAR A AYUSO

Sánchez, a Gabilondo: "Adelante, Ángel". Así preparó el PSOE la moción para evitar el 4M

La mañana del miércoles, fue de esas que se quedan en la retina por su ritmo frenético y por los múltiples puntos activos en la geografía española y madrileña

Foto: El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo (d). (EFE)
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo (d). (EFE)

El 10 de marzo será recordado en España como el día de las cinco mociones de censura. Dos de ellas llegaron en la Comunidad de Madrid después de que Isabel Díaz Ayuso comunicara a su Consejo de Gobierno que iba a convocar elecciones. A la espera de que la Justicia dirima si deben prevalecer o no las iniciativas para destronar a la presidenta, muchas de las preguntas iban dirigidas hacia quienes habían presentado esas mociones, PSOE y Más Madrid, y cómo lo habían hecho en tan poco tiempo. Distintas fuentes de ambas formaciones tratan de reconstruir para El Confidencial cómo fue esa mañana de vértigo que no olvidarán.

Pasadas las 9:00, la noticia desencadenante de todo lo que vino después comenzaba a saltar a los medios de comunicación: Ciudadanos y PSOE presentarían una moción de censura en la Región de Murcia contra Fernando López Miras. El movimiento era el primero de este calado por parte de los naranjas en los gobiernos que compartían con el PP y automáticamente las miras se giraban hacia la Comunidad de Madrid, donde Díaz Ayuso había amagado en al menos dos ocasiones con adelantar los comicios.

Foto: Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

En pocos minutos, los teléfonos móviles comienzan a vibrar en la clase política madrileña. Primero en la propia Puerta del Sol, donde la presidenta aboga por convocar elecciones, como dos horas después comunicaría a su Ejecutivo. Y luego en la Asamblea de Madrid y en otros puntos de la capital, ya que en esos momentos la mayoría de los diputados están en sus casas teletrabajando. Mónica García, portavoz de Más Madrid, acaba de soltar a sus hijos en el colegio y pone rumbo a la Asamblea para preparar un pleno del día siguiente que luego será anulado.

Ángel Gabilondo, portavoz socialista, y su equipo siguen por la radio los acontecimientos de la política murciana, que poco tienen que ver con la madrileña. No hay ningún tipo de contacto con Ciudadanos en esta línea, insisten. El líder del PSOE mantiene su agenda. Se reúne con asociaciones del taxi por vía telemática. La escena sería luego publicada en sus redes sociales.

Antes de las 10:00, tanto en la dirección de Más Madrid como en la del grupo parlamentario del PSOE empieza a sobrevolar la idea de que la coalición de PP y Cs puede estar en su recta final y comienzan a pensar en qué opciones tienen. Saben que la presidenta ha intentado sin éxito cortar de cuajo la relación y creen que puede dar el paso ahora. Es miércoles. Hay Consejo de Gobierno ordinario, el foro en el que se debe comunicar por ley un adelanto electoral. La moción de censura empieza a atisbarse en el horizonte. A los socialistas les llega el rumor de que vienen elecciones. "Nos pusimos en guardia".

placeholder Mónica García, en una imagen de archivo. (EFE)
Mónica García, en una imagen de archivo. (EFE)

Son pocos los diputados de las dos formaciones de izquierdas que se encuentran en los edificios de la Cámara madrileña. No es día de pleno y solo acuden quienes tienen que participar en comisiones parlamentarias y los primeras espadas de los partidos, así como sus equipos más cercanos.

En las filas de Más Madrid, su grupo de Telegram —en el que están diputados, asesores y el propio Íñigo Errejón— echa humo. Algunos empiezan a abogar decididamente por presentar la moción de censura con la que llevan coqueteando desde septiembre, cuando esperaron a Ciudadanos sin éxito. De hecho, el documento presentado ahora lleva redactado y firmado desde los primeros días de ese mes. Solo hacía falta tocar la fecha y algún detalle más. Ante el polvorín que auguran, creen que es la mejor fórmula para intentar dar a la región una alternativa. Son las 11:00 y el Consejo de Gobierno de la CAM acaba de comenzar.

Poco antes de las 11:30, la dirección de MM, encabezada por Pablo Gómez Perpinyà y la propia Mónica García, confirma a sus compañeros que ya están trabajando en atar los cabos necesarios para llevar al registro una iniciativa para tumbar a la presidenta. Siguen por la televisión la última hora política en todo el país. La euforia contenida comienza a extenderse. Todavía no se sabe si el pacto entre PP y Ciudadanos va a estallar o no.

Foto: Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Según la versión oficial, es a las 11:45 cuando finaliza el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid. Ignacio Aguado y sus consejeros se levantan y abandonan la Real Casa de Correos sabiendo que ya no volverán a sus puestos. La rueda de prensa semanal que se produce en la Puerta del Sol se retrasa y finalmente se informa de que queda cancelada a las 12:15.

Nada más finalizar la reunión del Ejecutivo, al borde del mediodía, a Gabilondo le confirman que habrá comicios anticipados el 4 de mayo. “Es verdad que no habíamos excluido nunca la posibilidad de presentar una moción de censura. Pero también dijimos que mientras hubiera esta situación de pandemia, de profunda crisis social y económica, no nos parecía bien entrar en un proceso electoral, meter a la ciudadanía en una complicación nueva”, defiende Ángel Gabilondo en conversación con El Confidencial. Cree que las circunstancias han cambiado. "Al ver que la presidenta rompía la baraja, decidimos presentar la moción", relata a este medio convencido de que es su responsabilidad como líder de la lista más votada en 2019. "Madrid no puede ir a elecciones. Hay que dar estabilidad".

Llama al secretario general en Madrid, José Manuel Franco, y le plantea la opción de presentar una moción de censura. El máximo responsable orgánico de los socialistas madrileños no termina de dar el sí y cree que hay que consultarlo con el presidente del Gobierno, según relatan fuentes socialistas conocedoras de la secuencia. Comprueban si hay alguna documentación oficial sobre el tema y ven que no es así. Termina llamando a Pedro Sánchez y le cuenta la situación para recoger su aval.

—La presidenta va a convocar elecciones. Creo que debemos ir a por la moción de censura.

—¿Pero ha publicado el decreto?

—No, parece que no. ¿Vamos con la moción? ¿Yo de candidato?

—Sí, sí. Adelante, Ángel. Presentadla. Tú de candidato.

Gabilondo se "fía" de Ciudadanos, que debe alejarse de extremos y centrarse

En aquel momento, en el grupo socialista no todos saben que van a presentar la moción, aunque la opción ha sobrevolado desde primera hora de la mañana. Solo la dirección del grupo tiene clara la jugada. El portavoz pone en marcha la maquinaria y reciclan el modelo que emplearon dos años atrás, en abril de 2018, contra Cristina Cifuentes. "Lo teníamos ya casi perfilado", explican fuentes socialistas. Con autorización de sus diputados para firmar digitalmente este tipo de documentación, los cambios no les toman mucho tiempo.

En aquel momento, la presidenta está firmando el decreto de convocatoria de elecciones. Son las 12:25. En apenas cinco minutos, Aguado confirma ante los medios que Díaz Ayuso los ha cesado a él y al resto de consejeros naranjas y que "va a convocar elecciones".

Foto: El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, conversa con la portavoz de Podemos, Isa Serra (c) y Mónica García, de Más Madrid. (EFE)

Casi de forma paralela, suena el teléfono de Gabilondo. Es Gómez Perpinyà, de Más Madrid, para decirle que están valorando la opción de presentar la moción. "¿Qué vais a hacer vosotros?". En realidad, ya tienen claro que lo van a hacer, pero tantea al líder de los socialistas. Ambos tienen buena relación y el portavoz de MM reconoce admiración por el que fuera ministro de Educación. En unos 15 minutos vuelve a telefonearle, ya desde el pasillo de cristal que comunica el edificio de los despachos con la propia Asamblea.

—Ángel, vamos a presentarla. Vamos ya.

—Vale. Nosotros también estamos en ello.

Poco antes de bajar las escaleras, la dirección del grupo de Más Madrid ha comunicado al resto de sus compañeros que van camino del registro. "Vamos para abajo", escribe uno de los asesores de comunicación en el grupo de Telegram. Son las 12:42. Apenas han pasado dos minutos desde que Aguado terminara su intervención ante las televisiones y la prensa. En el registro entran Perpinyà y Mónica García, que será incluida como candidata en su moción. Antes de entregar el documento, esta se gira ante su compañero: "¿Seguro, no?", le dice entre risas nerviosas.

La Mesa de la Asamblea tramita las mociones contra Ayuso y no da por disuelta la Cámara

Tras unas dudas técnicas expresadas por parte de los funcionarios respecto a la fórmula presencial empleada por el grupo, la moción queda registrada a las 13:03. Antes incluso de que esto pase, el que fuera candidato del partido en 2019 y ahora diputado del Congreso, Íñigo Errejón, informa del movimiento en su cuenta de Twitter: "Hay alternativa".

A las 13:07 queda confirmada también la moción de los socialistas, que llega al registro por vía telemática, a pesar de que Gabilondo y la dirección se encuentran en la Asamblea. En esos momentos, se traslada a todos los diputados socialistas que la moción ha sido presentada y se debate sobre el asunto en una videoconferencia convocada a las 13:00 por el presidente del grupo, Modesto Nolla. La bancada del PSOE se pone al máximo de su capacidad y comienzan a enviar mensajes para defender su tesis: "Las mociones de censura anulan convocatoria electoral no publicada en el BOCM".

Pese al corto intervalo de tiempo entre las dos iniciativas, las dos partes coinciden en que no se trataba de ver quién llegaba antes, sino de presentarlas. Saben que para echar a Díaz Ayuso necesitarán hablar entre ellos y con Ciudadanos. Las dos mociones serían luego calificadas por la Mesa de la Asamblea y admitidas a trámite abriendo la puerta a una batalla judicial aún por definir. Aunque este jueves la Mesa de la Diputación Permanente acató la disolución de la Cámara, también acordó recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y pedir medidas cautelarísimas que deberán resolverse en las 48 horas posteriores a la solicitud.

El 10 de marzo será recordado en España como el día de las cinco mociones de censura. Dos de ellas llegaron en la Comunidad de Madrid después de que Isabel Díaz Ayuso comunicara a su Consejo de Gobierno que iba a convocar elecciones. A la espera de que la Justicia dirima si deben prevalecer o no las iniciativas para destronar a la presidenta, muchas de las preguntas iban dirigidas hacia quienes habían presentado esas mociones, PSOE y Más Madrid, y cómo lo habían hecho en tan poco tiempo. Distintas fuentes de ambas formaciones tratan de reconstruir para El Confidencial cómo fue esa mañana de vértigo que no olvidarán.

PSOE Más Madrid Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda