Es noticia
La Asamblea acata su disolución y activa el reloj electoral, pero recurre ante el TSJM
  1. España
  2. Madrid
La Mesa de la Diputación permanente

La Asamblea acata su disolución y activa el reloj electoral, pero recurre ante el TSJM

La Mesa de la Diputación Permanente de la Asamblea de Madrid ha acatado el decreto de disolución firmado por la presidenta y ha dado por válida la disolución. Pero lo recurre

Foto: Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La Asamblea de Madrid queda disuelta. Después de unas horas frenéticas en las que Isabel Díaz Ayuso decretó la convocatoria de elecciones anticipadas para evitar una moción de censura y Más Madrid y PSOE recurrieron a este instrumento para frenar los comicios, por el momento la cámara regional da por buena la versión del PP y acata su disolución, pero del mismo modo ha presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid contra la convocatoria al entender que las dos iniciativas de la izquierda deben prevalecer y, por ende, impedirla.

Los comicios previstos para el próximo 4 de mayo, martes, siguen por tanto en pie, aunque todo dependerá de lo que pasé en el TSJM, que deberá resolver en un máximo de 48 horas después de la presentación del recurso al solicitarse medidas cautelarísimas.

Aunque en la noche de este miércoles la mayoría de los parlamentarios (PSOE, Cs, MM y UP) parecían decantarse por que la cámara madrileña no estaba disuelta y daban por buenas las mociones presentadas, finalmente esta opción ha quedado desechada por ahora a la espera de los tribunales. Con los populares apuntando al presidente de la Mesa, Juan Trinidad (Ciudadanos), como responsable de las acciones que pudieran darse, incluso acusándole de posible prevaricación si no acordaba la disolución, la mañana empezaba favorablemente para los intereses de la presidenta.

Foto: El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, conversa con la portavoz de Podemos, Isa Serra (c) y Mónica García, de Más Madrid. (EFE)

En lugar de convocar a la Mesa de la Asamblea, el órgano al que se llamó a filas este jueves a las 11.00 fue la Diputación Permanente, aquel que debe velar por que se cumplan los derechos y obligaciones del legislativo regional cuando se disuelve la cámara. Fuentes parlamentarias socialistas consultadas ya explicaban a primera hora de la mañana que este matiz auguraba un golpe a sus postulados. Y así terminó siendo.

Estas fuentes socialistas avanzaban antes de que terminara el encuentro de la Diputación Permanente que ya estaban trabajando en las posibles vías jurídicas que podrían emprender para recurrir la disolución de la cámara o la propia publicación del decreto en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, ya que entienden que al haber presentado sus mociones de censura antes de que entrara en vigor la convocatoria electoral, esta ya no tiene validez al quedar frenada por las iniciativas para tumbar a Díaz Ayuso.

El recurso

Más allá de lo que decidan hacer los de Ángel Gabilondo, fuentes de la Asamblea de Madrid confirmaban a las 12,30 que la Mesa de la Diputación Permanente asumía la extinción de la cámara actual después de ver publicada en el BOCM la orden de Díaz Ayuso. Al mismo tiempo, avanzaban que la Mesa ha acordado recurrir al TSJM ese decreto "al entender que hay dos mociones de censura en trámite".

En este órgano tienen mayoría socialistas y naranjas. Los primeros cuentan con dos representantes, así como sus suplentes, mientras que Ciudadanos ostenta la presidencia y una secretaría de la Mesa. Populares y Vox se reparten dos y un puesto, respectivamente.

El nuevo portavoz de la Comunidad de Madrid y sustituto en este cargo de Ignacio Aguado, Enrique Ossorio, ha asegurado que no van a presentar ningún tipo de acción legal por el momento, aunque se reservan cualquier posible recurso. También ha confirmado que acatarán cualquier resolución judicial.

Del recurso presentado por la Mesa de la Diputación Permanente se ocupará la Sección Octava de lo Contencioso-Administrativo del TSJM que, al tratarse de medidas cautelarísimas dispone de dos días para resolver inaudita parte, es decir, sin escuchar a las partes.

Isabel Díaz Ayuso Madrid
El redactor recomienda