El PSOE busca un liderazgo fuerte que aglutine a la izquierda y supere a Ayuso
  1. España
  2. Madrid
REORGANIZACIÓN DEL MARCO POLÍTICO DE MADRID

El PSOE busca un liderazgo fuerte que aglutine a la izquierda y supere a Ayuso

Se busca un Salvador Illa para Madrid, que aglutine el voto del centroizquierda, con vistas a seducir a los antiguos votantes de un Ciudadanos en fuerte retroceso según las encuestas

placeholder Foto: El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, conversa con la portavoz de Podemos, Isa Serra (c) y Mónica García, de Más Madrid. (EFE)
El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, conversa con la portavoz de Podemos, Isa Serra (c) y Mónica García, de Más Madrid. (EFE)

La decisión de Isabel Díaz Ayuso de convocar elecciones o bien la posible formalización de una moción de censura si lo ratifican los tribunales son opciones que redefinen el escenario político en Madrid. Sea cual sea, la izquierda lo afrontará sin un liderazgo claro. En el PSOE, Ángel Gabilondo estaba de salida, a la espera de ser nombrado como Defensor del Pueblo, y los socialistas se han visto obligados a acelerar la operación de relevo, sin poder producirse antes el debate orgánico del congreso previsto para otoño. Una operación que pilotará Pedro Sánchez, partidario de mirar más al centro sociológico después de que "el PP haya unido su destino a la ultraderecha" y de perfiles de proyección estatal vinculados a Madrid.

Se busca un Salvador Illa para Madrid, que aglutine el voto del centroizquierda, con vistas a seducir a los antiguos votantes de un Ciudadanos que en las pasadas elecciones obtuvo 26 escaños y que ahora algunas encuestas los sitúan al borde de alcanzar la barrera del 5%, el mínimo para obtener representación parlamentaria. La anticipación de Ayuso apretando el botón de la convocatoria electoral, como respuesta de autodefensa al terremoto con epicentro en la moción de censura de Murcia de PSOE y Ciudadanos contra el PP, no entraba supuestamente en los cálculos de Ferraz y Moncloa.

Foto: La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (EFE)

Ahora se aferran a la moción de censura, pero Moncloa no descarta ninguna posibilidad y, si realmente no previó la reacción de Ayuso, deberá improvisar soluciones junto a la dirección madrileña. José Luis Ábalos como secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán como responsable de la relación entre el Gobierno y el partido y Félix Bolaños, secretario general de la Moncloa, fueron las tres personas que capitanearon la operación. Este miércoles se sucedieron las reuniones en Ferraz junto al secretario general del PSOE en Madrid, José Manuel Franco, para buscar salidas ante los escenarios abiertos que denota que no todo estaba bajo control. La conclusión de que la primera opción pasa por una moción de censura da buena cuenta de ello.

Se busca un Salvador Illa para Madrid, que aglutine el voto del centroizquierda

Si bien los socialistas están centrados en que prospere la moción, de forma paralela se prepara un golpe de efecto en el caso de elecciones, buscando un liderazgo fuerte y un perfil moderado que ocupe la "centralidad", lo que se enfoca a buscar votos en el caladero electoral de Ciudadanos. Dirigentes socialistas quieren que Margarita Robles, ministra de Defensa, sea la candidata socialista a las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid si es que se celebran finalmente en mayo. Otra opción sería la de Pilar Llop, presidenta del Senado y exparlamentaria autonómica de Madrid. "Hay muchos", zanjan.

La titular de Defensa ya fue sondeada en 2019 para que fuera candidata en el Ayuntamiento de Madrid, pero rechazó esta posibilidad que vuelve ahora para la comunidad. Se trataría de buscar una candidata fuerte, con relaciones con el centro y buena imagen, en una operación parecida a la de Salvador Illa en Cataluña.

Fragmentación

En Podemos no quieren ni oír hablar de elecciones y defienden que la moción de censura saldrá adelante, mientras que en Más País, con más dudas sobre si los tribunales tumbarán la decisión de la Mesa de la Asamblea de tramitar las mociones de censura, se ven hegemónicos en el espacio a la izquierda del PSOE y con posibilidades de hacer presidenta a su líder, Mónica García. A pesar de ello, y de la traumática escisión de Podemos que lideró Íñigo Errejón, desde Izquierda Unida se han marcado el objetivo de volver a unificar al espacio a la izquierda del PSOE si se producen nuevas elecciones.

Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE)

"Las fuerzas a la izquierda del PSOE debemos encontrarnos y ofrecer una solución efectiva, sea a través de la moción de censura o en el adelanto electoral pretendido por Ayuso, que aúne la pluralidad de sectores políticos y la oriente hacia un programa de mínimos, democráticos y sociales", defienden desde la dirección madrileña del partido liderado por Alberto Garzón. Conscientes de las diferencias, defienden que "la emergencia social y democrática nos imponen poner de lado esas diferencias y anteponer lo que nos une". Y concluyen que "esta situación extraordinaria requiere de soluciones extraordinarias" porque "a la pandemia se le une el auge de la derecha más extrema, la corrupción del Partido Popular, y la destrucción constante de lo público en nuestra región".

Cambio de alianzas

El llamamiento de IU ha sido recibido por sus destinatarios con una total frialdad y hace presagiar según las fuentes consultas que la izquierda vuelva a presentarse de forma fragmentada y a medir en las urnas el peso de cada organización. En las pasadas elecciones, la alianza entre IU y Podemos estuvo a punto de no superar la barrera del 5% y se reconoció entonces que "la división de la izquierda no ha ampliado el campo político".

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante su anuncio de convocatoria electoral. (EFE)

Si finalmente no se producen elecciones, la intención de la izquierda, desde PSOE a Unidas Podemos, pasando por Más Madrid, es negociar una moción de censura con Ciudadanos. Desde el entorno de Íñigo Errejón se avanzaba ya este miércoles que su intención es negociar con PSOE y Cs quién sería "la presidenta o el presidente". Unidas Podemos, por su parte, facilitará con sus votos la moción, pero su intención no pasa por formar parte de un Ejecutivo en el que esté presente Ciudadanos. Se seguiría así la misma línea que con la moción del Ayuntamiento de Murcia, donde los morados unirán sus votos a socialistas y naranjas para que prospere la iniciativa, pero sin entrar en el Gobierno local.

Unidas Podemos PSOE Más Madrid Izquierda Unida Más País Íñigo Errejón