Más allá de Gabilondo: la izquierda busca su sitio para frenar a la dupla del PP en Madrid
  1. España
  2. Madrid
DEL PSOE A MÁS MADRID

Más allá de Gabilondo: la izquierda busca su sitio para frenar a la dupla del PP en Madrid

Las formaciones de izquierda aspiran a reorganizarse en los próximos dos años para tratar de sumar en el Ayuntamiento de la capital y en la Asamblea frente a Almeida y Díaz Ayuso

placeholder Foto: Pepu Hernández, Pedro Sánchez y Ángel Gabilondo. (EFE)
Pepu Hernández, Pedro Sánchez y Ángel Gabilondo. (EFE)

La izquierda madrileña no quiere oír hablar aún de 2023. Todavía queda la mitad de la legislatura y en dos años "todo puede cambiar", coinciden desde distintos sectores. Pese a tratar de evitar el asunto, las formaciones del espectro son conscientes de que todo apunta a que habrá muchos movimientos entre sus filas, especialmente en el Ayuntamiento, donde la ausencia de Manuela Carmena ha revolucionado las aspiraciones del PSOE y ha hecho saltar las diferencias entre sus herederos. La salida inminente de Ángel Gabilondo como portavoz socialista en la Asamblea se prevé como el primero de múltiples movimientos.

El salto del que fuera candidato más votado de la Comunidad de Madrid para convertirse en Defensor del Pueblo supondrá el pistoletazo de salida para la recomposición del espectro, donde José Cepeda apunta a convertirse en su sustituto inmediato en la Cámara madrileña, pero está por ver quién se hace con el liderazgo orgánico del PSOE-M y cuál es el elegido para afrontar la candidatura para presidir la región dentro de dos años. Sin embargo, dentro de las filas socialistas no es el único escenario con opciones de cambio que se abre.

Foto: Ángel Gabilondo, en una imagen de archivo, en la Asamblea de Madrid. (EFE)

En el Ayuntamiento de Madrid el partido ve que, como a nivel regional, todo está por hacer y casi ninguna opción se descarta por ahora. La llegada de Pepu Hernández para competir en 2019 no supuso el revulsivo esperado, al menos a nivel electoral, al no poder captar las fugas sufridas por Carmena y en un contexto en el que IU concurrió por su cuenta y sin obtener representación. Los socialistas perdieron entonces un edil, igual que la entonces alcaldesa, para dejar a la izquierda sin opciones de seguir al frente del consistorio.

La continuidad del exseleccionador como alcaldable está aún por definir. Fuentes del entorno socialista en la capital inciden en que será una decisión que deberá tomar el partido cuando llegue el momento, aunque señalan que Hernández está contento como portavoz del PSOE en Cibeles y estaría encantado de volver a intentar ser regidor. También apuntan que él estará a disposición de la dirección y que, si llegado el momento la formación apuesta por otra persona para tumbar a José Luis Martínez-Almeida, lo asumiría y no creen que se cerrara a dar un paso al lado.

La sensación, insisten, es que todo está en el aire en la capital. Fuentes de la formación en Madrid ven al portavoz cada vez más adaptado a su papel de oposición y le vislumbran en buena disposición para seguir otros cuatro años en la jefatura, pese a que "queda mucho y hay que centrarse en la oposición a Almeida". Esta opinión, sin embargo, no es homogénea.

placeholder Pepu Hernández y Rita Maestre en una imagen de archivo. (EFE)
Pepu Hernández y Rita Maestre en una imagen de archivo. (EFE)

Pepu, como se le conocía coloquialmente cuando entrenaba a los Gasol y compañía, llegó como independiente para tratar de arañar votos a un referente electoral como Carmena. La jugada no salió bien y hay quienes creen que los objetivos para 2023 no pueden pasar por su figura. Fuentes de la organización en Madrid creen que si los próximos años van ligados al ahora líder en el consistorio el futuro será "muy oscuro" para sus intereses.

"Teníamos una muy buena oportunidad esta legislatura con la alcaldesa fuera del ayuntamiento y no la estamos aprovechando", hacen hincapié estas fuentes, que admiten que el problema "no es una sola cosa, pero él sí es un problema". Entienden que el exseleccionador de baloncesto no ha sido capaz de hacerse al cargo y dicen no tener ni idea de qué pasará en los dos próximos años. Auguran, eso sí, que los deseos del propio Hernández tendrán "mucho peso" en lo que finalmente decida Ferraz. "Si quiere seguir, probablemente seguirá".

Enfatizan, sin embargo, que antes de que se decida quién es el próximo candidato la organización tendrá que elegir a su secretario general en Madrid a finales de año y José Manuel Franco sigue en las quinielas para repetir, aunque muchos creen que les estaría lastrando al tener que compaginar el cargo con su labor institucional en la Delegación del Gobierno.

Foto: Ángel Garrido e Ignacio Aguado, en una imagen de archivo. (EFE)

El PSOE no se hace con la alcaldía capitalina desde que en 1987 lo consiguiera Juan Barranco. En las últimas fechas, entre las filas socialistas se debate sobre si sería posible o no la exportación del modelo utilizado en Cataluña con Salvador Illa: lanzar a una persona con amplia proyección mediática y que pueda tener cabida en la urbe o en la propia comunidad. Fuentes de la formación rechazan recurrir a esta fórmula como ya se hizo en el pasado: "¿Implantar el modelo Illa en Madrid? Llevamos intentando aplicarlo por lo menos 30 años. No sería noticia que pasase. Sería más noticia que intentáramos consolidar un liderazgo".

Y si en la bancada socialista está el camino por hacer, a su izquierda las dudas se multiplican. El adiós de Carmena en 2019 supuso un punto de inflexión en Más Madrid: el faro que había arrebatado a la derecha el consistorio se apagaba y llegaba el momento de repensar cuál sería la ruta desde ese punto. Entonces comenzaron a distinguirse dos vertientes, la liderada por Rita Maestre para consolidar una plataforma que tuviera continuidad en el tiempo en la ciudad y por otro lado la de los autodenominados 'carmenistas', ediles considerados cercanos a la exjueza y que abogan por defender una candidatura que aúne a las distintas corrientes de izquierda bajo su paraguas.

Ambas facciones creen que será muy difícil que vuelvan a ir juntas a unas elecciones, más aún cuando Podemos e IU quieren encontrar la fórmula de volver a tener representación municipal. Fuentes del entorno carmenista, vertiente que representa a cuatro de los 19 concejales del grupo local, reconocen contactos con UP de cara a buscar un camino común para 2023, aunque ponen el foco en que el proceso está en un estado muy incipiente y que habrá que aguardar aún.

El factor UP

Estas fuentes aseguran que las divergencias con la jefatura de Más Madrid son cada vez mayores dentro del propio grupo y creen que si Maestre no converge para sumar fuerzas con los morados terminará convirtiéndose en la "Inés Arrimadas de la izquierda en Madrid".

En las últimas fechas, el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, dejó la puerta abierta a presentarse en 2023, aunque enfatizó que él se sentía cómodo trabajando sin afanes de representación institucional. No parece que la figura del ex alto cargo del partido vaya a generar consensos en el espectro. Fuentes moradas en la capital explican que antes de centrarse en la candidatura que pueda llegar al pleno madrileño están inmersos en reconstruir las estructuras orgánicas y asociativas tras un 2019 que fue muy convulso a nivel interno para ellos después de que Carmena e Íñigo Errejón se lanzaran a sus espaldas para formar un tándem electoral.

Fuentes de la dirección municipal de Más Madrid inciden en que su línea de trabajo está teniendo buena acogida y subrayan la importancia de construir el proyecto estando arraigados en el territorio. "No creemos que la política madrileña se deba dirigir desde fuera. Madrid no es un tablero".

Más Madrid Partido Popular (PP) Madrid PSOE
El redactor recomienda