La previsible salida de Gabilondo permite al PSOE rearmarse ante Ayuso
  1. España
  2. Madrid
TODO POR HACER PARA 2023

La previsible salida de Gabilondo permite al PSOE rearmarse ante Ayuso

Los socialistas se preparan para dos años clave y con todo por hacer en la Comunidad de Madrid. La salida del ahora portavoz se da por hecha y las miras apuntan ya a 2023

Foto: Ángel Gabilondo, en una imagen de archivo, en la Asamblea de Madrid. (EFE)
Ángel Gabilondo, en una imagen de archivo, en la Asamblea de Madrid. (EFE)

"Cuando lleguemos a ese río, cruzaremos ese puente". Esta es la frase que más se ha repetido entre los socialistas madrileños en las últimas fechas cuando se les preguntaba por el futuro del partido a nivel regional y por el de Ángel Gabilondo en particular. La presencia de este como principal candidato para defensor del pueblo lleva meses en todas las quinielas a la espera de que cristalice con un acuerdo en el marco de las renovaciones institucionales. Tanto es así que en la federación muchos arribaron ya al puente hace tiempo y lo tienen todo listo para cruzar. El pacto es inminente.

La salida del exministro de Educación, prevista desde hace meses, abrirá ahora la puerta a la reconstrucción de la alternativa con la que frenar a Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid. Los socialistas deberán afrontar desde este momento la redefinición de la estrategia a nivel regional y de las personas que la encarnarán. Por un lado, con la elección de quien será el líder en la Asamblea en la mitad de la legislatura restante. Luego llegará el turno de la Secretaría General autonómica a finales de este curso, donde el nombre de José Manuel Franco sigue en la palestra para la reelección. Y en tercer lugar se deberá escoger un candidato que compita para poder hacer frente al PP en el campo electoral, aunque la batalla no será hasta 2023.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, conversa con el portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo. (EFE)

Se abren dos vías: abogar por una figura de largo recorrido que tenga acta en Madrid o bien decantarse por alguien que pueda cumplir en la oposición, pero que no haga sombra a una apuesta de relumbrón. El mejor situado apunta a ser José Cepeda, al que Ferraz ascendió el pasado verano como portavoz adjunto cuando PP y PSOE debatían a nivel nacional los 'pactos de Estado' entre los que se encontraba el puesto al que ahora se aproxima Gabilondo. Durante este tiempo, ha ido acaparando protagonismo con un perfil mucho más político y de partido que su hasta ahora jefe de filas.

Las críticas al tipo de oposición que ha interpretado Ángel Gabilondo desde 2019 han llovido tanto desde dentro del PSOE-M como desde el resto de formaciones de la izquierda madrileña. Al veterano político sin carné se le ha acusado de ser poco contundente ante una figura tan mediática como la actual presidenta, aunque el filósofo donostiarra ha apostado en todo momento por la acción parlamentaria como la fórmula que les llevaría al éxito. Así lo aseguraba a finales de enero a El Confidencial y así lo ha demostrado desde su llegada, haciendo gala de un perfil más técnico e institucional y alejado del fango y de la vorágine mediática.

Foto: El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, el pasado 4 de junio en la Puerta del Sol. (EFE)

Con esta renovación forzada por las circunstancias, en sus filas hay quienes ven una oportunidad para cambiar la táctica empleada hasta el momento. "Se presenta ahora la opción de buscar una alternativa que sea más incisiva", explican fuentes socialistas consultadas por este medio. Creen que Gabilondo tiene un perfil que está marcado por su moderación y su talante y que en estos momentos hace falta conjugar mejor el parlamentarismo con la acción mediática.

"Él ha sido así desde 2015, cuando sirvió para hacer oposición a un Gobierno como el de Cifuentes. Pero en 2019 llega otra presidenta, con otras formas y con la extrema derecha, que es un detonante. (...) Él no ha variado, han cambiado las circunstancias", concluyen estas fuentes, que creen que "lo que es una pérdida se tiene que convertir en un revulsivo". "Había ganas de que hubiera un cambio".

De Cepeda a Llop

Otros cargos socialistas ven en la salida del exministro un daño casi irreparable. "A Ángel lo vamos a echar de menos, nos vamos a resentir, aunque ahora muchos parece que están deseando que se vaya", insisten otras fuentes de la formación, que recuerdan que fue él quien consiguió reflotar las siglas del PSOE-M en la comunidad hasta convertirle en primera fuerza, aunque finalmente PP, Cs y Vox sumaran por encima de la mayoría absoluta en los últimos comicios. "Superar este registro va a ser difícil. No hay alguien que le pueda sustituir al mismo nivel".

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con la cúpula del PSC. (EFE)

Han sido varios los nombres que en la rumorología política se han manejado para sustituir a Gabilondo. La duda está en estos momentos en apostar por un perfil que sirva para los dos próximos años y buscar un candidato diferente para 2023 o modelar una candidatura a partir de quien se elija como portavoz ahora y dar continuidad a esa figura. El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, o la titular de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, son algunos de los nombres que aparecen en las conversaciones con estas fuentes socialistas, pero son otros los que lo hacen con más fuerza: el propio Cepeda y Pilar Llop.

El éxito de la fórmula elegida para lanzar a Salvador Illa como candidato en Cataluña ha desatado las elucubraciones sobre la posibilidad de exportarla a otras regiones, aunque otras fuentes enfatizan que eso ya se probó en Madrid en otros momentos "y ya se vio el éxito que tuvo", citando los casos de Miguel Sebastián y Trinidad Jiménez. "Madrid no es Cataluña", inciden otras fuentes del partido. "Los grandes candidatos de los que se hablan necesitan antes una solidez parlamentaria primero", explican desde otros sectores.

placeholder Isabel Díaz Ayuso y Ángel Gabilondo. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso y Ángel Gabilondo. (EFE)

Pero si ha habido un nombre que ha ganado peso, ese ha sido el de Cepeda. Algunas de las fuentes socialistas preguntadas apuntan a que él mismo tiene claro desde hace tiempo que sería el elegido para liderar la oposición ahora, mientras que otras le arrogan un papel que permitiría ese cambio de tono y la proyección mediática que creen necesarias para ser portavoz el resto de la legislatura. "¿Candidato en 2023? Habrá que probar qué tal va en la Asamblea primero".

El propio Cepeda, que pide "prudencia" de cara al futuro en declaraciones a este medio, asegura que estaría dispuesto a liderar el grupo en la cámara, que es un hombre de partido y se reconoce en las voces que apuntan a su persona como exponente de una retórica más afilada y una mayor presencia en los medios, pero ensalza la labor del líder saliente. "Estaría dispuesto. Yo y cualquiera". "Si Gabilondo da un paso para ser lo que sea... Gabilondo puede ser lo que quiera", enfatiza.

Las fuentes socialistas que destacan la pérdida que supondrá el adiós de su hasta ahora líder creen que la elección de Cepeda implicaría que se buscaría a otra persona para los comicios de 2023. "No se le ve como candidato". "¿Se quiere a alguien que dé una oposición más dura? ¿Y quién va a ser? ¿Cepeda? Lleva ya meses. Venía a morder, y de morder... poquito". Asimismo, apuntan a que el problema de "agresividad" en los últimos tiempos no ha sido solo en el liderazgo de la Asamblea, sino en el conjunto de la federación, con José Manuel Franco coartado por compaginar la Secretaría General con la Delegación del Gobierno. "Estamos huérfanos", lamentan estas fuentes.

Foto: Ángel Garrido e Ignacio Aguado, en una imagen de archivo. (EFE)

Las voces que no terminan de ver la llegada de Cepeda como un plan de "futuro" entienden que ejercer la oposición desde fuera del parlamento regional "es muy complicado, y más con Ayuso". Estas consideran que si hay alguien que reúne la condición de diputada en la cámara madrileña y cierta proyección mediática y potencial, esa es Pilar Llop, la presidenta del Senado, de la que dicen que "ya la están preparando". Todo movimiento dependerá finalmente de la voluntad de Pedro Sánchez, así lo dan por hecho las fuentes consultadas, aunque algunas preferirían algo de debate previo.

Y si ahora el melón por abrir será el del jefe de filas en la Asamblea para esta legislatura —quién sabe si también el de la candidatura—, a finales de año será el turno de las direcciones autonómicas. Las fuentes socialistas cuestionadas por si Franco repetirá o no, insisten en la respuesta con la que abre este artículo: "Cuando lleguemos a ese río, cruzaremos ese puente".

Ángel Gabilondo PSOE Madrid Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda