ESTA TARDE DEBE LLEGAR EL PRIMER AVIÓN

Shanghai Jinxuan, la empresa china que Madrid tanteó para comprar respiradores

El Gobierno regional se planteó una adquisición de respiradores y ventiladores de más de un millón de euros a una empresa china que finalmente no llevó a cabo

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. (EFE)

La Comunidad de Madrid se planteó hacer una compra millonaria de respiradores y ventiladores a una empresa china llamada Shanghai Jinxuan Marine Industry CO —cuya actividad está fundamentalmente ligada a la construcción naval y a la industria marítima, aunque desde 2018 también tiene licencia para fabricar equipos médicos—. En concreto, la dirección general de infraestructuras sanitarias que depende de la Consejería de Sanidad abordó la adquisición de 110 unidades de respiradores de tipo PA700B y otros 100 ventiladores VG70 el pasado 24 de marzo, según un documento oficial al que ha tenido acceso este diario. Es decir, dos días después de que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, anunciara que había decidido fletar dos aviones con material sanitario de los que hasta este jueves no había ninguna noticia. El primero de esos aviones llegará previsiblemente esta tarde a Barajas.

Fuentes del Ejecutivo madrileño aseguran que finalmente “no se llegó a contratar nada” con Shanghai Jinxuan Marine Industry y que el documento únicamente servía para que el fabricante pudiera comprobar que el mediador (figura necesaria para hacer las compras con el gigante asiático) estaba autorizado para hacer una oferta.

Fragmento del documento de la Consejería de Sanidad.
Fragmento del documento de la Consejería de Sanidad.

A pesar de que el pedido no se llegó a aprobar, insisten fuentes del Gobierno regional, el documento detallaba los equipos seleccionados “con la disponibilidad y previsión de entregas que se ha comunicado telefónicamente” (dando a entender que el primer contacto se llevó a cabo por teléfono) y cuya entrega se debía hacer el miércoles 25 de marzo en el aeropuerto de Shanghái. El pago quedaría liberado “a las 48 horas”, una vez hubiera llegado la mercancía. Solo el precio de los respiradores supera los 10.500 euros cada uno, por lo que la operación habría superado ampliamente el millón de euros.

Otro fragmento del documento de la dirección general de infraestructuras sanitarias.
Otro fragmento del documento de la dirección general de infraestructuras sanitarias.

Desde hace días las compras de material sanitario que la presidenta avanzó entre críticas al Gobierno central por no atender las necesidades de la Comunidad madrileña están en el foco. Nadie explica por ahora el motivo del retraso que acumulan esas compras, especialmente la de los aviones anunciados el día 22. El vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, aseguró este miércoles que los aviones "no habían llegado todavía a suelo español" y que "cuando lo hagan, se informará y se contará el material que se ha comprado". Finalmente, la presidenta regional anunció en Twitter que el primero de ello llegará en la tarde del jueves a Barajas procedente de Shanghái.

En realidad, el primer lote de material sanitario comprado por Madrid tomó tierra el martes en Zaragoza. Se trataba de un pedido previo al de estos dos aviones, con una importante cantidad de mascarillas y otro tipo de material que se llevó a cabo a través de un importador valenciano. Hasta el momento ha sido la única compra de la Comunidad procedente de China que ha conseguido llegar a España y no ha estado exenta de su propio enredo.

Tras el fiasco que vivió el Gobierno central hace días con un lote de test fallidos, las especulaciones sobre posibles timos no han cesado. Pero la administración que dirigen PP y Ciudadanos en coalición no ha dado señales de que haya ocurrido algo similar. "Ha habido varios imprevistos. Desde un mercado global que ahora mismo está tensionado, a la compra tan distinta que se hace en China a pie de fábrica, que ha retrasado todo", explicó Aguado en su comparecencia del miércoles.

Fue la semana pasada cuando saltó la noticia de que el Ministerio de Sanidad había comprado unos test defectuosos a la empresa Shenzhen Bioeasy Biotechnology, que además no figuraba entre los vendedores oficiales del Gobierno chino. A pesar de que desde el Ejecutivo insistieron en que los test “contaban con la homologación europea”, siempre se escudaron en que la compra se había hecho “a través de un proveedor nacional” sin desvelar el nombre del mismo.

La alerta de posibles estafas lleva encendida un tiempo también en otros países vecinos como Italia. De hecho, el presidente de Lombardía (región italiana cuya capital es Milán) reconoció en una entrevista con el diario ‘El País’ que intentaron “estafarles al comprar material sanitario”, advirtiendo de que el mercado “está lleno de bandidos”.

Estos casos, también las dificultades que está teniendo Madrid, chocan con el éxito logrado en otras comunidades como la valenciana que dirige Ximo Puig. El martes 24 de marzo aterrizaba en Zaragoza un Boeing 777 de la compañía estatal China Cargo, que la Comunidad Valenciana, Castilla y León y Navarra compartieron con Inditex para traer material sanitario. No es el único. Puig ya ha gestionado la llegada de otros aviones estos días.

23,8 millones y los dos aviones

El 22 de marzo la presidenta de la Comunidad anunció que fletaría dos aviones con material sanitario ante la inacción del Ejecutivo central. “Madrid no puede esperar más y necesitamos los aviones que hemos fletado desde China”, explicaba Díaz Ayuso en una carta escrita al presidente del Gobierno, a quien le pedía además “no retener el material adquirido que ya está viniendo de otras partes del mundo”.

Tal y como detalló la presidenta regional, en el primer avión —“que llegará en las próximas 48 horas”, según dijo—, vendrían 300 ventiladores y respiradores para las UCI madrileñas, así como “mascarillas, batas y pruebas”, cifrando en 140.000 los elementos que llegarían en esa primera tanda.

Más de una semana después el paradero de los aviones seguía sin estar claro. En una entrevista reciente con este diario Díaz Ayuso aseguró que cuando los aviones estén por fin en la capital —“que vendrán dentro de poco”— explicará “todo lo que ha pasado”. Según dijo la propia presidente este jueves, será por la tarde cuando llegue el primero de los aviones a Barajas.

El 25 de marzo, cuando supuestamente el primer avión debía haber aterrizado, la presidenta comparecía en rueda de prensa junto al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, para volver a cargar contra el Gobierno central por el “cuello de botella” que impedía que el material llegara. “Hemos salido a los mercados internacionales a comprar porque no nos vamos a quedar con los brazos cruzados”, insistía Ayuso después de que el consejo de gobierno de la comunidad hubiera confirmado la autorización de un gasto de 23,8 millones de euros para la adquisición de todo el material.

Fuentes del Gobierno regional aseguran, ante la pregunta sobre los contactos con la empresa Shanghai Jinxuan Marine Industry, que la dirección general de infraestructuras “no ha realizado ningún pedido de respiradores por el momento a China”.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios